CLAVE

Guerra Rusia-Ucrania: u$s 4000 millones de presión a las reservas en medio de la puja con el Fondo

Por la suba del GNL, Argentina debería importar por hasta U$S 4400 millones y subir subsidios o aumentar más las tarifas. El Gobierno espera el gasoducto Kirchner para el invierno de 2023.

En esta noticia

Cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el proyecto de Presupuesto 2022 en el Congreso, estimó que un precio de importación de Gas Natural Licuado (GNL) en torno a los 17 dólares por millón de BTU (MMBTU) contribuiría a bajar los subsidios a la energía 0,6 puntos del PBI. Con el precio del gas licuado a casi u$s 30, la cuenta fiscal y la demanda de divisas se agigantan, justo cuando el Gobierno puja con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el alcance del recorte de subsidios y la acumulación de reservas. 

Según especialistas, el aumento del GNL por la invasión de Rusia a Ucrania implicaría destinar hasta u$s 4400 millones para importar ese combustible, tres veces más que el año pasado. Y el déficit de la balanza comercial energética aumentaría 135%, hasta los u$s 4000 millones.

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO | Moscú dice que destruyó 74 instalaciones militares y hay combates cerca de Kiev

Guerra Rusia-Ucrania: Argentina no aplicará sanciones económicas a Moscú pese al reclamo de Ucrania

Gabriela Cerruti: "Argentina mantiene los acuerdos de negocios con Rusia"

Daniel Greizzen, director de Energía en Ecolatina y exsecretario de Planeamiento Energético de la gestión de Javier Iguacel en el Ministerio de Energía, estimó que el déficit de la balanza energética, de u$s 1700 millones en 2021, se elevará, a los precios actuales hasta u$s 4000 millones. "Si se mantienen los mismos volúmenes de importación del año pasado, que no es una locura, y tomamos los precios de hoy, el déficit más que se duplica", dijo. Argentina importa principalmente GNL y gasoil para el agro y para abastecer a las centrales eléctricas. 

Las consultoras PxQ y Economía y Energía, de Emmanuel Álvarez Agis y Nicolás Arceo, estimaron semanas atrás que "las importaciones de gas natural y combustibles líquidos para la generación de energía eléctrica (por la sequía y la bajante del Paraná), se incrementarán en más de u$s 2650 millones respecto de 2021".

El GNL

El secretario de Energía, Darío Martínez, admitió el problema este jueves, en radio Nacional. "Rusia provee el 40% del gas que consume Europa. El conflicto seguramente hará que el precio aumente y Argentina es uno de los países que demanda GNL", explicó. A eso, agregó, se suma el declino de la oferta que abastece Bolivia: "Cada vez nos entrega menos gas", sostuvo.

Julián Rojo, economista del Instituto Mosconi, calculó cuánto le costará a la Argentina este reacomodamiento, en diálogo con El Cronista. "Las estimaciones de la Secretaría de Energía están bastante atrasadas, porque había puesto un precio de 23 dólares por millón de BTU para el invierno argentino y hoy vemos los futuros llegando a los 30 dólares", dijo. "IEASA (Integración Eléctrica Argentina, la empresa estatal que importa el GNL) pagó hace una semana un cargamento a 27 dólares el MMBTU", sostuvo.

Rusia invadió Ucrania: el ejército de Putin avanza sobre Chernobyl y tomó el aeropuerto de Antonov

En diciembre, cuando Guzmán presentó el Presupuesto fallido, estimó que un precio del gas licuado en torno a los 17 dólares para el invierno ayudaría a reducir la factura de importación. Esto tiene un doble impacto. Por un lado, porque se paga en dólares. Por el otro, porque esa diferencia o la absorbe el Estado con más subsidios o la traslada a industrias y consumidores, con más tarifa.

"Esas estimaciones quedaron muy desactualizadas", dijo Rojo. "Con un precio de 27 dólares, el costo de la importación de GNL puede estar en torno a los u$s 4400 millones. Y si llega a los 30, puede ir a u$s 4800 millones", sostuvo.

Drenaje de divisas

Altas fuentes del Ejecutivo admitieron a El Cronista la preocupación por la escalada del precio de la energía en las reservas. Si el Banco Central considera que la suba de los precios de los granos más que compensa la caída de producción por las condiciones climáticas, la columna de egresos de dólares también se agiganta por estos precios internacionales. Pero consideraron que hay que esperar cómo se desenvuelven los acontecimientos, ante la fluctuación del valor del GNL, que tocó u$s 30 por millón de BTU hace un mes, bajó a u$s 23 a comienzos de febrero y ahora repuntó por la guerra.

El FMI alertó por el "riesgo económico significativo al mundo" y anticipó apoyo a los países miembros

Según datos oficiales de Ieasa, en 2021 se importaron 56 buques de GNL por casi u$s 1100 millones, a un precio promedio de 8,3 dólares por millón de BTU. Esa cifra podría triplicarse para cubrir la demanda de este invierno. La Secretaría de Energía estimó en la última audiencia pública de fines de enero que la producción nacional aportará el 84% de la demanda, Bolivia sumará 7% y la importación de GNL, 9%.

La puja por los subsidios

PxQ y Economía y Energía estimaron que la suba de los precios internacionales de energía "implicará un incremento significativo en el nivel de subsidios". La suba del 20% en la factura de gas, concentrada en transporte y distribución, no implica reducción de ayuda estatal.

Se disparan el petróleo, el trigo, el maíz y la soja al máximo histórico por temor a falta de suministro

Para las consultoras de Agis y Arceo, un recorte de subsidios de 0,4 puntos del PBI implicaría subir las tarifas eléctricas y de gas en torno al 80% promedio. Martínez ratificó la fórmula del 20% más segmentación.

Según trascendió de fuentes oficiales, la negociación con el FMI se dilató porque el Gobierno se resiste a convalidar subas en las tarifas del 60% para garantizar un recorte de subsidios de 0,6 puntos del PBI.

El Gobierno espera tener listo el gasoducto Néstor Kirchner para el invierno de 2023. Eso, destacó Martínez, permitirá suplir con producción nacional (por la que hoy se paga 3,5 dólares) buena parte de lo que hoy se importa a casi 10 veces ese precio. "Lo que hoy pagamos a 25 dólares, lo vamos a pagar u$s 3,5, y en pesos", dijo Martínez. La primera etapa, agregó, permitiría ahorrar "más de 1500 millones de dólares" en importación de combustible. La segunda, "más de u$s 3000 millones".

El Gobierno busca que el FMI dé esa ventana para bajar los subsidios sin afectar de manera gravosa el consumo interno, vía ajuste de tarifas mayor. Pero con la meta de déficit de 2,5% del PBI, la frazada es corta: lo que no se ahorre por retirar subsidios a la energía, deberá ahorrarse por otro lado. Y con salarios públicos, jubilaciones y ayudas sociales fuera del radar, la otra puerta para el ajuste es la obra pública.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA GUERRA RUSIA-UCRANIA

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.