Gasoducto de Vaca Muerta: dejando atrás la polémica, adjudican la provisión de caños con el Grupo Techint

La empresa Energía Argentina firmó contrato con Tenaris por algo más de u$s 500 millones para la provisión de caños. El Gobierno apresura para olvidar la denuncia por supuesto direccionamiento.

Queriendo dar vuelta de página rápidamente, el Gobierno adjudicó este miércoles el contrato para la provisión de caños para el Gasoducto Néstor Kirchner (GNK) y sus obras complementarias, con vistas a poner cuanto antes en marcha una obra estratégica y a la que el oficialismo apuesta a mostrar en 2023 como clave para recuperar la soberanía energética. 

En lo concreto, Energía Argentina (Enarsa, ex IEASA) y la empresa SIAT S.A., del grupo Techint, acordaron la provisión de 582 km de cañerías de 36 pulgadas de diámetro y de 74 km de cañerías de 30 pulgadas, que serán utilizadas para la primera etapa del gasoducto, entre las localidades de Tratayén, en Neuquén, y Saliqueló, en la provincia de Buenos Aires. 

De acuerdo a fuentes del mercado, el contrato sobrepasa los u$s 500 millones, cuando se estimaba que esta parte de la obra se llevaría alrededor de u$s 436 millones

La firma llegó días después de la salida abrupta del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, expulsado del gabinete de Alberto Fernández por sugerir que los responsables de la licitación, funcionarios de Enarsa alineados políticamente con la vicepresidenta Cristina Kirchner, habían direccionado adrede las condiciones de la obra para que solo Techint pudiera ganarla.

La orden de Alberto Fernández: salir del escándalo del avión 'iraní' y activar anuncios económicos

Ya en el llano, Kulfas fue citado a declarar por el juez Daniel Rafecas, al igual que el exasesor de Enarsa, Antonio Pronsato, que negó esta semana irregularidades, y justificó su salida del Gobierno por las demoras en la obra que, ahora, se intenta mostrar a toda marcha. Rafecas, por su parte, continuó esta semana con indagatorias a directivos de empresas del sector energético para dilucidar si acaso hubo irregularidades.

Pronsato formuló declaraciones a los medios en las últimas horas y sostuvo que "la empresa Techint es la única en Argentina que tiene capacidad para realizar los caños que se necesitan para esta obra". Aseguró que "la licitación es transparente", y reiteró que su alejamiento se debió a que "las decisiones comenzaron a hacerse cada vez más lentas". Ahora, toda la plana del Gobierno busca dar la señal contraria.  

Para despejar rumores y mostrar transparencia en el proceso, el Presidente acordó la semana pasada que el ministro de Economía, Martín Guzmán, actúe por medio del secretario de Energía, Darío Martínez, como último veedor del proceso. Un intento de retomar influencia y no perder pisada frente al kirchnerismo en la política energética, que desde 2019 fue loteada y entregada al ala K del Gobierno.

Martín Guzmán busca contrarrestar la influencia kirchnerista en el Gasoducto de Vaca Muerta

Segmentan las tarifas: quiénes tendrán más subas según el nivel de ingresos

Sergio Brusa, de Tenaris, firmó el contrato de provisión de caños con Agustín Gerez.

ampliación de capacidad

En la firma estuvieron presentes el secretario de Energía, Darío Martínez; el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, y presidente de Enarsa, Agustín Gerez, entre otros funcionarios. Por el lado de la empresa adjudicataria, lo hizo Sergio Brusa, director comercial de Tenaris Cono Sur. 

El presidente de la empresa estatal, Agustín Gerez, resaltó que "la firma de este contrato es un hito fundamental para este proyecto transformador, que sin dudas va a marcar el rumbo de la Argentina en los próximos 25 años y nos encamina hacia la soberanía energética", y agregó que "esto refleja el enorme esfuerzo y dedicación que le asignamos al proyecto para que el mismo pueda estar en condiciones operativas conforme al cronograma licitatorio de construcción".   

"El gasoducto Presidente Néstor Kirchner va a hacer posible que sectores residenciales, comerciales e industriales de nuestro país accedan a energía a precios competitivos, que por la coyuntura internacional se convirtió en un insumo crítico, impulsando así el empleo y la producción.", explicó Gerez. 

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural. Además, será fundamental para el desarrollo de la producción en Vaca Muerta, ya que permitirá que ese insumo llegue hacia los grandes centros de consumo del país, mejorando íntegramente el comportamiento del sistema de transporte de gas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios