Iniciativa oficial

Advierten que el proyecto de Ganancias no rebaja la carga a las empresas

El oficialismo ahora impulsa que las empresas que ganen más de $ 20 M paguen una alícuota de 35%, mientras que para las que ganen menos de esa cifra, pero más de $ 5 M sea de 30% y para el resto, 25%.

El Gobierno planea elevar las escalas del proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias para las empresas con lo que asegura que el 90% de las firmas pagará una alícuota igual o menor que la del año pasado, según proyecciones oficiales a partir de datos de la AFIP

Si bien el Ejecutivo presenta la iniciativa como una reducción de la carga tributaria, en sentido estricto no lo es

Puntualmente, propone que las empresas que tributen 30% lo hagan sobre el excedente de $ 5 millones, más una suma fija de $ 1,25 millones, y las que abonen el 35% lo hagan sobre el excedente sobre $ 20 millones, más una suma fija de $ 5,75 millones. Las que ganen menos de $ 5 millones tributarán el 25%, sin cargo fijo.

Se trata de una suba relevante de los montos respecto a la versión anterior del proyecto, que preveía líneas de ganancias de $ 1,3 millones y $ 2,6 millones, pero sigue representando un aumento de la carga tributaria sobre las firmas con ganancias superiores a los $ 5 millones.

Es que si bien configura una reducción en la escala más baja respecto a la tasa del año pasado, la carga actualmente vigente para este ciclo fiscal es de 25% para todas las empresas, sin importar sus ganancias.

Es que la administración de Alberto Fernández a través de la Ley de Solidaridad suspendió por 2020 la rebaja de la alícuota única para todas las empresas de 30% a 25% que preveía la reforma tributaria del macrismo, por lo que esa reducción quedó postergada hasta el 1° de enero de 2021 y el año pasado quedó en 30%

Sin haber habido prórroga de la suspensión, la alícuota vigente pasó a ser de 25% al comenzar este año, por lo que el proyecto contempla que se mantendrá solamente para las sociedades con ganancias anuales menores a $ 5 millones. 

Es decir, las firmas con ganancias de entre $ 5 millones y $ 20 millones verán que su carga subirá del 25% al 30%, mientras que para las que ganen más de $ 20 millones la tasa trepará a 35%. 

A la actual cotización del dólar contado con liqui, la alícuota de 30% recaerá para todas las empresas que ganen en promedio el equivalente a u$s 2815 mensuales, mientras que pagarán la de 35% los que ganen en promedio u$s 11.261 por mes.

Además, lo que no cambió del proyecto es la carga de 7% sobre la distribución de dividendos para todas las escalas, por lo que la alícuota efectiva podría llegar al 39,55% para las que paguen la tasa más alta.

A pesar de establecer unas escalas mucho más holgadas que las del proyecto anterior, esta iniciativa sigue siendo muy cuestionada por los analistas tributarios que consideran que fomentará la informalidad.

"Estos cambios van a favorecer a algunas micropymes que van a estar alcanzadas por el 25%, pero por otro lado van a incentivar el enanismo fiscal, porque a mayor ganancia mayor es el castigo. Y en un contexto de crisis, pandemia y cierre de empresas esta suba me parece inoportuna", señaló César Litvin.

Sebastián Domínguez también consideró que las nuevas escalas beneficiarán a algunas micropymes, pero cuestiona el establecimiento de escalas de valores fijos debido a la inflación. También se mostró escéptico con la afirmación oficial de que al 90% de las firmas les toque tributar el 25%.

"Con esta tasa de inflación las empresas terminan pagando Ganancias sobre ganancias nominales que no son reales. Con valores fijos puestos hoy es poco probable que pueda asegurarse que el 90% vaya estar ahí, y si lo está la situación sería muy mala", señaló.

Este proyecto busca compensar la reducción de lo que embolsará el Fisco por Ganancias sobre los trabajadores por la exención del tributo a los sueldos de hasta $ 150.000 brutos, que tiene que aprobar el Senado. Tendrá un impacto de $ 40.000 millones pero recién en 2022, dado que este año ingresan los saldos del ejercicio fiscal 2020. 

En ese sentido, estos cambios para las empresas, de aprobarse, también apuntan a una mayor recaudación en 2022.  

El texto del proyecto

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios