Entrevista

Manes: "Corrientes es el modelo de cómo ganarle al kirchnerismo"

El precandidato a diputado de Juntos en la provincia de Buenos Aires se prepara para competir con Diego Santilli en las primarias. Augura que habrá una relación de fuerzas más pareja entre las fuerzas de Juntos por el Cambio y pretende combatir el "subdesarrollo sustentable".

No se cumplieron dos meses desde que Facundo Manes anunció que buscaría su banca como diputado nacional. A partir de allí conformó una lista asentada en el radicalismo, pero también con sectores del peronismo no kirchnerista -como Joaquín De la Torre- o el progresismo -como Margarita Stolbizer-.

Para la UCR es una gran esperanza. Los radicales ya no recuerdan cuándo fue la última vez que tuvieron una figura con cierto nivel de conocimiento y proyección de popularidad en el conurbano bonaerense. Son conscientes, igualmente, de que la disputa interna no es nada fácil frente a Diego Santilli, apuntalado por el PRO y la Coalición Cívica.

Luego de su visita a Corrientes, a donde asistió para festejar el triunfo de Gustavo Valdés, Manes dialogó con El Cronista.

¿Cómo analiza el nivel de discusión política en el país? ¿Hay temas que no se plantean y deberían tratarse?

No se discute el impacto de una pandemia en un país frágil, pobre, que no está en vías de desarrollo como Argentina. El impacto desde el punto de vista económico, psicológico, cultural, de salud, va a ser de muchos años lamentablemente. Esto nos afecta en un país que había que reconstruir antes de la pandemia.

Se trata de hablar de temas muy puntuales, que son importantes pero son parte de algo sistemático que no se habla. Cuánto testeo se hizo, cuántas vacunas hay, y por otra parte ha sido mala la gestión de la pandemia. Pero no hay una discusión en la dirigencia sobre el impacto de la pandemia en un país frágil, que no está en vías de desarrollo y que es pobre.

Podemos considerarlo un outsider, ya que era conocido antes de involucrarse en política. ¿Cómo fue integrarse a una estructura partidaria como la del radicalismo, con tanta institucionalidad, tradición y reglas de juego?

Lo que está pasando con nuestra propuesta excede al radicalismo. Hay gente del PRO, radicalismo, peronismo y progresismo. El radicalismo actuó como un facilitador de mi entrada, pero lo que tenemos que hacer en la Argentina es convocar a todos los sectores para un acuerdo estratégico de país, porque esta tendencia involutiva crónica no se cambia con un partido ni con una persona ni con una coalición. Si Argentina no hace un gran acuerdo político la verdad que no veo cómo cambiar la decadencia crónica argentina.

¿El triunfo de Valdés en Corrientes se puede leer a nivel nacional o es una elección provincial que tiene otra lógica?

Lo que vi del triunfo del gobernador Valdés es que ese es el modelo que puede servir para ganarle al kirchnerismo. Es un ejemplo de lo que se logra con una construcción plural y diversa en la que todos los sectores se involucran. Es lo que estamos tratando de construir en la provincia de Buenos Aires: que no sea una coalición unidireccional sino que esté el PRO, radicalismo, peronismo, progresismo y mucha gente como yo que viene de la sociedad civil.

La interna con Santilli empezó con un tono elevado. ¿Se arrepiente de algo?

Nunca ataqué ni agredí a nadie. Solamente dije una expresión de deseo que se usó en parte como estrategia de una campaña de desprestigio que he recibido en redes sociales, fake news, con una campaña millonaria de desprestigio de los mismos que antes me pedían que entre.

Por años fui invitado a participar pero seguramente debajo de alguien. Cuando uno se decide a dar el paso con miles de ciudadanos en una coalición que tiene las características de generar una nueva identidad para ganarle al kirchnerismo y no solo eso, sino transformar a la Argentina. Porque ya se le ganó al kirchnerismo y no se transformó la Argentina.

Muchos me hablan de mi falta de experiencia. ¿Para qué queremos la experiencia de la gente que tiene sobre sus espaldas haber llevado la Argentina a la decadencia? Argentina es uno de los pocos países que involuciona sin guerra. ¿La experiencia es que los argentinos tengamos a la mitad de la población en la pobreza, haber saqueado a la Argentina? Me parece que lo que venimos a plantear es basta con las prácticas y fórmulas de siempre, basta de los mismos de siempre.

La sociedad tiene una posibilidad de rebelarse el 12 de septiembre contra la vieja política. Si te metés conmigo sos Gardel, si no te metés bajo mi ala te destruimos. A mí no me afecta esto, porque soy una persona resiliente y no lo tomo como algo personal. Esto afecta a la gente que se quiere comprometer: si a Manes, que le pedían que se involucre, se involucró pero no de la manera que querían ellos, le pegan, eso genera miedo a participar. Y encima lo hacen cobardemente y por detrás, porque en la cara te sonríen todos.

Estos ataques, ¿por quién fueron financiados?

No dije financiados, dije que tuve ataques tremendos de desprestigio, cualquiera los puede ver. Algunos fueron públicos, hubo tuits en contra de mí. Y también hay una campaña en redes orquestada en mi contra. No creo que sea algo genuino, porque hasta hace dos meses no tenía ese ataque tan virulento en las redes.

Orquestado entonces, ¿pero desde el PRO?

No sé, he recibido ataques de todos lados. Incluso algunos públicos. No sé quién los orquestó ni financió. Lo que te puedo decir es que no me parece una casualidad.

Planteó la idea de realizar un debate con Diego Santilli, ¿por qué cree que no aceptó?

Eso es lo que llaman experiencia: si uno tiene el aparato electoral no es necesario debatir. Nosotros queremos debatir, intercambiar ideas. No se va a salir sin ideas nuevas, sin soñar en grande, sin inspirar a una sociedad que es depresiva.

Acá hay un sector en Argentina que no quiere que nada cambie, al que le conviene que todo vaya así porque a ellos les va bien. Y justamente lo que propongo es debatir: sobre educación, salud, trabajo, economía, el futuro de la Argentina. La sociedad necesita que los candidatos intercambiemos ideas, no votar aparatos políticos o marketing.

¿Habla con Mauricio Macri? ¿Qué lugar le gustaría que ocupe, tanto dentro de Juntos por el Cambio como en el país?

La sociedad va a decidir el rol que el ex Presidente tenga en la política argentina en el futuro. Él va a decidir qué quiere hacer, no soy nadie para imponer o sugerir sobre su futuro. Cuando decidí ser candidato me llamó y me felicitó por la candidatura. Me dijo que me cuide de los trolls, que no lea las redes.

Victoria Tolosa Paz dijo que "en el peronismo siempre se garchó". ¿Qué le pareció esa frase?

La he escuchado a Tolosa Paz hablar de varios temas. La verdad que atrasa todo lo que dice. Ella dijo más impuestos y necesitamos menos impuestos. La presión impositiva es asfixiante. Lo que dijo ahora también atrasa, es un comentario machirulo.

¿Por qué machirulo?

Está hablando de temas que son de décadas atrás, que son antiguos. Todo atrasa en ella.

¿Cómo ve al Gobierno? ¿Sus internas complican a la gestión?

Al principio se esperaba el que Gobierno uniera a los argentinos. Creo que si no logramos un acuerdo en la Argentina con políticas de Estado que pasen de administración en administración, la Argentina va a seguir administrando el subdesarrollo sustentable. Cambiemos tampoco pudo unir a los argentinos y Alberto Fernández pudo haberlo hecho, todavía puede hacerlo, pero lamentablemente no lo veo llamando a lo que necesitamos los argentinos: un acuerdo con políticas de Estado para encarar el desarrollo y la prosperidad.

Hace referencia a pactos y grandes acuerdos. ¿Cómo se hace para que no sean consignas vacías y se implementen?

Argentina necesita un nuevo acuerdo fiscal. También una reforma tributaria basada en un esquema progresivo que reemplace los muchos impuestos distorsivos. Necesitamos una ley de emergencia laboral, más en la pospandemia. También una adaptación de convenios laborales que descuelgue la estructura de costos y prácticas laborales que varían por empresa. El problema argentino económico es la falta de confianza, falta competitividad y productividad, se ha perdido por la falta de inversión.

No es un acuerdo vacío: he escrito libros, he contado a la sociedad cómo se desarrollan los países. Pero sin un gran acuerdo político hacia el desarrollo, como fue la democracia en 1983, no va a haber una salida acá. Por más que venga Churchill vamos a seguir administrando pobreza.

¿Qué resultado espera para las elecciones? ¿Estará más atento a cómo salga la interna con Santilli o al resultado total de Juntos?

Para nosotros lo que se construyó es muy exitoso. Empezamos hace dos meses de cero y hoy tenemos una coalición con una nueva identidad, que es plural y tiene reciprocidad entre las fuerzas. Esto me excede. Estar presente en el mayor distrito del país le da un salto cualitativo a la oposición para que empiece a captar votos de gente que nunca votó a Juntos, incluso gente que estaba defraudada de la administración de Cambiemos.

Creo que es un éxito lo que se logró. No tiene techo ni fecha de vencimiento. Me siento muy feliz de poner un granito de arena en esa construcción colectiva.

Había dicho que esto era David contra Goliat. ¿Podrían conformarse con perder por poco en la interna?

No era, es David contra Goliat. Queremos que la oposición tenga una nueva identidad, que sea más plural y que se amplíe la coalición opositora. Porque no vamos a poder ganarle al kirchnerimo yendo con los mismos con los que perdimos hace dos años. Me parece que la ganancia está en recibir la herencia de nuevos sectores que nunca habían votado a Cambiemos o que estaban defraudados. Eso es lo que se está logrando con nuestra lista. El éxito está ahí, después la sociedad va a decidir quién es el ganador.

¿Cómo imagina el 13 de septiembre, cuando ambas listas tengan que confluir en una sola?

No hay dudas de que vamos a estar juntos. Con la identidad de cada uno: se está generando una nueva identidad de la coalición opositora y eso no se va a perder después del 13 de septiembre. No hay duda de que pertenecemos a una coalición, pero con identidades diferentes. Antes había un color predominante. Creo que va a haber una coalición con varios colores, como lo que pasó en Corrientes.

¿Imagina una relación de fuerzas más pareja entre los diferentes actores políticos hacia el futuro en Juntos por el Cambio?

Sí, y las identidades también. Vamos a estar en la misma coalición pero con identidades que le den más fuerza a la coalición.

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    01/09/21

    NO KONFÍO EN ESTE HOMBRE.

    1
    0
    Responder