Córdoba

El peronismo se impone en las primeras elecciones de la Era Milei

Con un personaje de escasa popularidad, el PJ logra el triunfo con 13 puntos de diferencia en unos comicios en Córdoba que se desdoblan históricamente de los nacionales. EL mensaje de Llaryora y cómo jugaban los libertarios en esta elección

En las primeras elecciones de la Era Milei, el PJ se anota una victoria aunque difícilmente pueda transferirse este resultado a un escenario nacional. Guillermo De Rivas, de Hacemos Juntos Río Cuarto, se impone como futuro intendente en las elecciones municipales de Río Cuarto, en la provincia de Córdoba. Ayer por la noche, el gobernador de Córdoba se hizo presente en la ciudad para celebrar.

Guillermo De Rivas es el actual secretario de Gobierno municipal. Competía en estos comicios en nombre del actual intendente que ya no podía ir a una reelección. Hace cuatro años, Juan Manuel Llamosas había sido reelecto con una ajustada victoria sobre la UCR, por cinco puntos. Su delfín duplicó esa diferencia y más: obtiene 13 puntos de diferencia con el segundo.

Como representante de Hacemos Juntos Río Cuarto, De Rivas es también el candidato del actual gobernador, Martín Llaryora. "Felicitaciones @guillederivas por el triunfo electoral en #RíoCuarto. El imperio del sur, la Capital Alterna provincial, tendrá un gran intendente. Extiendo mi saludo al resto de los candidatos quienes junto a los vecinos protagonizaron hoy una jornada de compromiso democrático", tuiteó el gobernador y se hizo presente para festejar en la ciudad.

Para Llaryora, que también apuesta a fagocitar el voto de Juntos por el Cambio como hace el mileísmo, la victoria de De Rivas fue un aval al modelo del peronismo cordobés: "Este es el modelo que aplicamos en #Córdoba, el del trabajo en equipo. Los vecinos eligieron nuevamente que sigamos la labor conjunta, apostando a un trabajo de los gobiernos provincial y municipal, una gestión tirando para el mismo lado y más aún en momentos difíciles del país".

En rigor, la coalición oficialista se había partido antes de la competencia cuando Adriana Nazario, exesposa de José Manuel De La Sota, se diferenció con un armado propio que dividió al peronismo. Pese a ello, concentraba el 37% en el conteo desde temprano, con más de las dos terceras partes escrutadas. Mientras que Nazario quedó en tercer lugar, con una quinta parte del voto.

En segundo lugar terminó Gonzalo Parodi (Primero Río Cuarto). El candidato del radicalismo, vinculado al diputado nacional Rodrigo De Loredo que no tuvo una buena performance en su propia aventura electoral en 2023, es actualmente concejal y jefe del bloque Juntos por el Cambio en Río Cuarto. Así y todo, el PRO no respaldó su boleta sino que jugó aparte. Obtiene el 24% de los votos.

De este modo, la ciudad de Río Cuarto, en Córdoba, se convirtió en el centro de atención política al convertirse en el primer escenario electoral desde las elecciones nacionales de diciembre pasado. En aquellos comicios, Martín Llaryora asumió como nuevo gobernador de Córdoba y Javier Milei se instaló como Presidente de la Nación.

Desde las 8 hasta las 18, los ciudadanos riocuartenses estaban convocados a elegir intendente, 19 concejales y 4 tribunos de cuentas, con la participación de diez fuerzas políticas, distribuidas entre cuatro alianzas y seis partidos

A pesar del contexto político, el oficialismo nacional, representado por La Libertad Avanza, no presentó lista oficial en Río Cuarto, una decisión llamativa dado que Milei obtuvo casi el 73% de los votos en la elección presidencial. Sin candidatos fuertes y un armado político en desarrollo, la fuerza decidió retirar a todos los potenciales aspirantes para evitar un traspié temprano.

El padrón electoral está compuesto en esa localidad por 138.816 personas habilitadas para votar, incluyendo 338 extranjeros. Los electores se distribuyen en 76.980 en el Circuito Centro, 32.571 en Banda Norte y 28.927 en barrio Alberdi. 

La oferta de candidatos a intendente se fragmentó con De Rivas (Hacemos Unidos por Río Cuarto), Parodi (Primero Río Cuarto), Nazario (La Fuerza del Imperio del Sur), Mario Lamberghini (Partido Libertario) y Rolando Hurtado (Pro). 

Otras boletas incluyeron a Pablo Carrizo (Conciencia Desarrollista), Nicolás Forlani (Viva Río Cuarto), Gustavo Dovis (Partido Humanista), Lorena Rojas (Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad) y Andrea Casero (Encuentro Vecinal Córdoba).

El proceso electoral se desarrolló en 46 centros de votación, de los cuales 43 son escuelas, más el Club Banda Norte, la vecinal San Pablo y el CIC de Alberdi. En total, se instalarán 420 mesas, contando la de extranjeros: 232 en el Circuito Centro, 100 en Banda Norte y 87 en barrio Alberdi, más una adicional para los extranjeros. 

La votación se realizó mediante Boleta Única, permitiendo a los electores marcar un casillero completo o seleccionar los candidatos individualmente a manera de corte de boleta. Se vota con DNI y, tras sufragar, las autoridades de mesa entregarán una constancia de votación.

Las autoridades de mesa, un total de 1.500 personas, debían presentarse en los establecimientos 15 minutos antes de la apertura de mesas, es decir, a las 7.45. El Fiscal Público Electoral será el encargado de entregarles las urnas con todos los elementos necesarios para el proceso. A cada autoridad de mesa se le abonará una suma de 42.250 pesos, conforme a lo dispuesto por la Junta Electoral.

Temas relacionados
Más noticias de Río Cuarto
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.