Reclamo de incentivosExclusivo Members

El valor del dólar no entusiasma al campo y los productores ya ven números más negativos que con la sequía

Desde hace tiempo le reclaman al Gobierno una serie de medidas que les mejoraría la rentabilidad y con lo que apurarían la liquidación de granos. "Habrá que acostumbrarse a vivir de lo que hay", afirman.

Todas las buenas expectativas que tenía el Gobierno en cuanto a los dólares que aportaría el campo se van diluyendo a medida que las exportaciones de granos se mueven en cámara lenta, y las expectativas para el año son cada vez más bajas, sobre todo a raíz de que el propio oficialismo hoy no tiene en mente aplicar ninguna medida que cambie esa ecuación.

Los productores vienen reclamando desde hace tiempo el cambio de algunas políticas que mejoren el escenario, aunque incluso en las últimas reuniones que la Mesa de Enlace mantuvo con representantes del Gobierno se dejó en claro que no está prevista una modificación de las reglas actuales.

Hoy la proyección de los privados en cuanto al caudal exportador ya se ubica por debajo de los u$s 30.000 millones, incluso menos que los u$s 35.241 millones que se tocaron el año pasado, que fue muy malo a raíz de la sequía. Fue tan negativo 2023, que incluso ingresaron al país u$s 18.869 millones menos que en 2022, una baja de 34,9%.

La Bolsa de Comercio de Rosario sostiene que, si se toman en cuenta los cinco principales complejos del agro (soja, maíz, trigo, girasol y cebada), la proyección de exportaciones para 2024 se ubica en apenas u$s 29.300 millones, incluso pese a las condiciones climáticas favorables que se esperan. Si se mantiene esta línea, la baja no sería inferior al 20%.

Las cifras no mejorarían, incluso, si se sumaran el resto de los granos y derivados. Según la Bolsa de Rosario, en ese caso se sumarían en la campaña 2023/24 u$s 30.700 millones, cerca de u$s 800 millones menos que la estimación anterior.

Esta baja no tiene que ver con una contracción en cuanto a la producción. Por el contrario, creció 60% interanual tras la sequía, contra el apenas 23% de las exportaciones.

La lista de reclamos

Y esta situación, que sin dudas golpeará duro al ingreso de reservas al Banco Central, tiene que ver con variables internacionales, aunque también con medidas que el Gobierno pareciera no tomar en cuenta.

"Desde hace tiempo reclamamos una baja de las retenciones, pero también por la salida del cepo, la sobretasa del 20% a quienes tengan más del 5% de granos en su poder y un estímulo especial para las economías regionales", sostuvo a El Cronista un referente del sector agropecuario.

Desde la asociación CREA -que agrupa a empresarios del campo- también prenden las alertas sobre los efectos negativos que podría generar que no se observen cambios.

"Si desea monetizar la cosecha para engrosar las reservas se deberá aplicar algún incentivo que mejore la situación actual teniendo en cuenta también que aún está pendiente la salida del cepo", afirmaron desde la entidad.

Según su análisis, a esto se le debe sumar la pérdida de competitividad que viene mostrando el tipo de cambio -cercano al 41% desde la devaluación de diciembre- y la baja de precios de venta, que perdieron cerca de 47% contra la inflación.

Incluso, resalta que el efecto del fuerte movimiento del tipo de cambio que se generó en el arranque de la gestión libertaria no tuvo el efecto esperado. Aquí, dice que "significó una mejora efímera", y que el aumento del impuesto PAIS a los productos importados "encareció los insumos, por lo que los efectos de cara a la próxima campaña es más bien acotado".

En cuanto a los pedidos de cambios que viene realizando el campo, hasta el momento solo prosperó la reducción de aranceles a las importaciones de herbicidas (del 35% al 12,6%) y de fertilizantes, además de la mejora en las aprobaciones de los permisos del SENASA.

Lo que no variará -según insisten desde el Gobierno- es la composición del dólar exportador (actualmente 80% oficial y 20% al contado con liquidación), hoy tal vez uno de los dos reclamos -junto a la baja o quita de retenciones- que suben desde el agro.

Todo esto, dicen tanto productores como exportadores, no hará más que reforzar la política de acopio de granos. "Hay que resguardarse en el producido, como moneda dura, hasta ver en qué invertir y a la espera de mejores condiciones", reflexionan.

Los exportadores también entienden que lo que viene no será lo más simple. "Habrá que acostumbrarse a vivir con lo que hay; puertos con menos camiones y dólares que llegan de a gotas", apuntan.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.