El Senado convirtió en ley las modificaciones en el impuesto a las Ganancias

Tras 10 horas de sesión, la Cámara alta le dio luz verde a la iniciativa que exime del pago del impuesto a los trabajadores que cobran hasta $ 150.000 brutos y a los jubilados que perciben ingresos por debajo del equivalente a ocho haberes mínimos.

El Senado sancionó hoy la iniciativa que exime del pago de Ganancias a los trabajadores que cobran hasta $ 150.000 brutos y a los jubilados que perciben ingresos por debajo del equivalente a ocho haberes mínimos. Se trata del proyecto que ya contaba con media sanción en Diputados. También, se sancionó la ley que reforma las escalas del monotributo. Una vez más, la situación de Formosa en el marco de la pandemia se coló en la sesión. 

Tras 10 horas de sesión, y con 66 votos a favor y la abstención de Esteban Bullrich (PRO), la Cámara alta sancionó el proyecto que beneficia a más de 1,2 millones de trabajadores y jubilados, que quedarán exentos del pago del gravamen. 

La iniciativa, que tendrá un impacto fiscal en torno a los $ 53.000 millones de acuerdo a estimaciones hechas en el entorno del autor de la iniciativa, Sergio Massa, será retroactiva a enero. Asimismo, establece que quedarán exentas del impuesto el reintegro de gastos de guardería para los hijos de hasta tres años. En tanto, duplica la deducción por hijo con discapacidad, además de eliminar el límite de edad, y prorroga la exención en el impuesto a las horas extras del personal de salud por la pandemia de Covid-19, así como también de los recolectores de residuos.

El proyecto, que busca reactivar el consumo aliviando los bolsillos de los sectores medios altos en la previa a las elecciones de medio término, incluye la posibilidad de deducir al concubino, tal como hoy rige con el cónyuge. Además, el texto girado por diputados, que no modifica las escalas, determina que los bonos por productividad quedan eximidos del gravamen hasta un monto equivalente del 40% de la ganancia no imponible.

Por último, la iniciativa autoriza al Ejecutivo a modificar el tope de $ 173.000 durante el año fiscal 2021 si llegase a quedar desactualizado por las paritarias. Es que, la letra chica del proyecto establece que quienes perciban entre $ 150.000 y $ 173.000 brutos recibirán un tratamiento especial por medio de una fórmula que diseñará el Poder Ejecutivo, para evitar un salto brusco en la tributación.

Asimismo, recibió luz verde al proyecto -que también cuenta con el aval de Diputados- que actualiza la tabla del monotributo en un 35,3%; establece la posibilidad de regularizar los cambios de categoría que se hicieron por el congelamiento en el marco de la pandemia y tiende "un puente" de tránsito para que los contribuyentes que salten del monotributo a ser responsables inscriptos no paguen el 100% del IVA.

De acuerdo al texto, además, quienes registren ingresos por encima del 25% los parámetros, podrán computar el IVA el primer año al 10,5%; el segundo año, al 14,7% y el tercero, al 18,9%.

Esta iniciativa tuvo 67 votos a favor. 

El debate

Durante la sesión, no se hicieron presentes funcionarios del Ejecutivo, tal como ocurrió durante el tratamiento en Diputados, cuando visitaron el Palacio el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, entre otros. 

En sus discursos, en tanto, el oficialismo apuntó con dureza al referirse a la gestión de Mauricio Macri, por haber prometido en su campaña electoral la eliminación del impuesto y, una vez finalizado su mandato, no solo no lo eliminó, sino que incrementó el número de contribuyentes alcanzados por el gravamen.

"Es mi obligación recordarles a los trabajadores que fueron engañados en su buena fe por el macrismo", advirtió el senador Gerardo Montenegro, al tiempo que consideró: "Oír reclamos sobre esta cuestión de un sector de Cambiemos es agraviante: les mintieron a los trabajadores con que iban a eliminar el impuesto a las ganancias".

Asimismo, el cordobés y miembro informante Carlos Caserio detalló que cuando  Macri llegó a la Presidencia, el 12% de trabajadores tributaban Ganancias y, aseguró, "terminó con 23,4%, es decir, que duplicó en cuatro años la cantidad de trabajadores que debían tributar, cuando su promesa de campaña fue que iba a eliminar el impuesto".  

En tanto, desde Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann consideró que la reforma de Ganancias es una medida "necesaria e importante", para luego resaltar que es "insuficiente porque sigue pendiente una reforma del sistema tributario argentino". Al mismo tiempo, el radical planteó: "Esto es un gran alivio para asalariados y jubilados pero nada decimos de los autónomos y de quienes generan empleo". 

A su turno, el porteño Martín Lousteau planteó que la reforma de Ganancias "es un alivio pero para un sector muy chico de la Argentina". Y describió: "Es un alivio para el 5% de los trabajadores que están dentro del 10% de los que más ganan".

En tanto, añadió: "Con la mitad de los que se gasta en financiar el déficit de las empresas públicas y un quinto de los regímenes especiales jubilatorios, podríamos subir las deducciones 50% de una vez, y después actualizarlas por IPC".

"Estamos aprobando algo que no debería tener una gran épica, que tiene errores, que va a generar alivios a algunos, costos a otros y que, seguramente, más adelante vamos a tener que corregirlo como corregimos otras cosas", remató el radical. 

Formosa 

Una vez más, la provincia de Formosa en el marco de la pandemia fue traída a colación por el senador de esa provincia, el radical Luis Naidenoff, quien apuntó contra el oficialismo por iniciar una campaña en contra de un grupo de referentes de la oposición, entre los que él mismo se encuentra. 

En este sentido, apuntó contra el oficialismo, que "con todo el aparato oficial, con el presidente de los bloques de la cámara, con los concejales, nos responsabilizan de las muertes. Creo que ese es un límite muy finito. Porque esto se sabe cómo comienza y no cómo termina".

Además, Naidenoff apuntó contra el Ejecutivo al que acusó de "mirar a los costados" cuando 10 legisladores nacionales fueron retenidos en su provincia. Y apuntó que, después de eso, "se redobló la apuesta y hoy somos responsables de contagios y de muerte con nombre y apellido", para luego plantearle al Gobierno nacional y al de la provincia: "¿Hasta dónde quiere llegar el oficialismo con este nivel de responsabilizar a la oposición de las muertes?".

Naidenoff apuntó contra el oficialismo por los escraches en su provincia. 

"Hoy nos toca a nosotros, pero no sé qué hubiese pasado en este recinto si hubiera sido a la inversa", se preguntó el radical.

El líder de la bancada oficialista, el también formoseño José Mayans pidió la palabra para asegurar que "todo el año pasado hubo 58 casos activos y un fallecido", para luego agregar: "Después de los actos políticos que hizo la oposición tenemos casi 1200 casos activos y casi 70 muertos".

Más adelante, el senador oficialista acotó: "En el acto de Clorinda, los que estaban todos se contagiaron, y muchos de los que estaban en el palco, hoy están en terapia intensiva". Además, Mayans apuntó contra el diputado nacional de esa misma provincia Ricardo Buryaile por -según aseguró- haberse subido a un avión con síntomas. 

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JR

    jorge ramos

    Hace 4 días

    Alguien esta perdiendo mucha plata por el dolar blue planchado

    Ver más

    0
    0
    Responder