Deuda interna

El Gobierno ya piensa en 2023: la agenda para después de las elecciones y el FMI

Alberto Fernández aseguró que busca "mejorarle la vida a la gente" en los años que restan de su mandato. En un escenario de acuerdo con el FMI, ya se plantea la vuelta de la sintonía fina y el equilibrio con la deuda interna.

El Gobierno cumplirá con el tramo final de campaña pero ya piensa en el día después de las elecciones, con la premisa de retomar la agenda de crecimiento para los próximos años y volver a una idea de "sintonía fina" económica aunque sin perder de vista al sector social más golpeado por la crisis y la pandemia.

El FMI descartó un waiver y analizará los sobrecargos antes de fin de año

El ministro de Economía Martín Guzmán y su principal negociador, Sergio Chodos, ratificaron que habrá acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes del plazo máximo de marzo y la economía estará bajo la tutela de un programa del organismo mientras que países como Estados Unidos todavía reclaman un plan económico. La idea de la sintonía fina que propusieron Cristina Fernández y Axel Kicillof en 2012 resurge y el Ejecutivo apuesta a revisar subsidios pasados los comicios.

El futuro embajador de Estados Unidos en el país anticipó ayuda ante el FMI pero pidió plan económico: salida de empresas y 5G en agenda

Parte de esa sintonía fina vendrá con el nuevo programa del FMI. El organismo reclama una serie de reformas que en el Gobierno atribuyen a las voces de los técnicos pero que, aseguran, no forman parte de la discusión política. Pese a eso, en las negociaciones se analiza la convergencia fiscal y el cierre de la brecha cambiaria, donde el Fondo aboga por una salida gradual del cepo y reformas para promover las inversiones.

El acuerdo con el Fondo es clave para calmar las expectativas de devaluación y además de descomprimir la presión sobre las reservas, podría incluir un refuerzo con el regreso de los derechos especiales de giro (DEG) que se usaron y se seguirán utilizando en estos meses para cancelar los vencimientos con el FMI, como forma de oxigenar al Banco Central.

Deuda interna

Así, los funcionarios esperan con menos presión en ese eje, el foco deberá volver al frente interno pero de forma coordinada, donde la pobreza llega al 40% y la inflación se encamina a cerrar otro año alrededor del 50%. 

  "Debemos encarar la corrección de los precios con decisión ante los formadores. En los últimos años se consolidaron grandes monopolios en producción alimenticia. Hay que ponerles límites", aseguró el presidente Alberto Fernández durante una entrevista con Télam, donde sostuvo que el plan para el resto del mandato es "mejorarle la vida a la gente".

Balance de la gira de Alberto Fernández: qué trajo y qué faltó en las reuniones con el G20, el FMI y la cumbre del clima

Pero la falta de certidumbre sobre el cierre del acuerdo y las condiciones incitan la tensión cambiaria de la mano de una cifra: el resto de reservas del Banco Central. Según los economistas, las reservas netas rondarán u$s 2.500 millones hacia fin de año, lo que le pone un plazo al acuerdo con el FMI.

La deuda "imposible": cuánto hay que pagarle al FMI hasta marzo de 2022

Los vencimientos de diciembre "podrán ser atendidos con el saldo de DEG" pero en enero de 2022 vencen u$s 726 millones en capital con el FMI y en marzo u$s 2.855 millones, detalla un informe de FIDE que recuerda también los u$s 2000 millones que restan con el Club de París. En 2022 deberían transferirse al FMI u$s 17.800 millones; en 2023 u$s 18.100 millones y en 2024 otros u$s 4600 millones.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.