Bonos CER

Bonos CER: Economía afronta una licitación clave después de la corrida contra la deuda

Debe renovar $ 574.000 millones en junio. El Tesoro busca $ 14.000 millones y debería subir la tasa para capturar financiamiento privado. El FMI dejó invariable la meta de emisión monetaria. Las especulaciones tras el hundimiento masivo de la deuda atada a la inflación.

En esta noticia

El Tesoro buscará este martes deuda por hasta $ 14.000 millones en bonos y el mercado especula que deberá subir la tasa de interés para desarticular la fuerte presión sobre la deuda en pesos, luego de que la semana pasada el desarme de posiciones en bonos CER -que se notaba desde mayo- se convirtiera en una corrida.

La Secretaría de Finanzas intentará refinanciar los $ 11.000 millones en vencimientos de esta semana con instrumentos a corto plazo, ninguno más allá de diciembre de este año. Será el primer testeo de cara a las obligaciones de todo el mes, que alcanzan los $ 574.000 millones.

"Este Gobierno no va a defaultear la deuda en pesos", aseguró el ministro de Economía, Martín Guzmán ayer sobre la especulación del mercado por la deuda atada a la inflación.

Bonos CER: el Gobierno apuesta a la intervención para contener la caída

Guzmán ve una mano negra detrás del derrumbe de los bonos argentinos

"El mercado tiene dudas acerca de las posibilidades de Finanzas para renovar sus vencimientos de deuda en los próximos meses. Entre junio y septiembre, los vencimientos ascienden a $ 2,7 billones, de los cuales más del 70% corresponde a deuda CER y cuyos tenedores seguramente exigirán nueva deuda del mismo tipo para renovar vencimientos", indicó Equilibra en un informe.

Sin margen para emitir

La colocación de deuda neta, por encima de los vencimientos, es clave para el programa económico y ronda el 120%, aunque decayó en abril y mayo. En su comunicado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó intactas las metas de emisión monetaria para financiar al Tesoro

"Se propone modificar las metas trimestrales interanuales del déficit fiscal primario y de acumulación de reservas, manteniendo sin cambios los objetivos anuales del programa", indicó. Sin más margen para emitir, el déficit se financiará con deuda. El Fondo reclamó "tomar medidas para movilizar financiamiento doméstico neto en pesos".

Los bonos CER se derrumbaron el miércoles y obligaron al Gobierno a intervenir.

El Ministerio de Economía atribuyó la corrida de la semana pasada a factores políticos: recomendaciones de economistas ligados a la oposición que advertían sobre un probable reperfilamiento de la deuda indexada, incluso antes del posible cambio de Gobierno. 

El ministro Martín Guzmán pidió, en Radio Nacional que "economistas que estuvieron en el gobierno anterior o alineados con la oposición digan qué harían con la deuda pública en pesos". En la mirada de Hacienda, ese ruido político se sumó al desarme estacional de posiciones en fondos de inversión para pagar aguinaldos e impuestos, lo que motivó la migración hacia fondos de money market.

Descoordinación

Hubo otra explicación en sectores que siguen el minuto a minuto de los mercados. El derrape de la deuda en pesos se aceleró cuando IEASA o Enarsa buscó desarmar una posición de entre $ 9000 y 10.000 millones en un fondo de inversión de un banco público para hacerse del efectivo necesario para comprar dólares y pagar la importación de buques de combustible, el miércoles. 

Ese día, Anses también habría vendido otros $ 2000 millones en deuda, supuestamente para hacerse de liquidez y participar de la licitación del Tesoro de la semana próxima.

El FMI reconoce que habrá cambios en medidas y gasto para cumplir las metas del acuerdo con Argentina

Martín Guzmán sobre la caída de los bonos en pesos: "Nunca jamás vamos a ir al default"

Todo ocurrió sin coordinación con Economía ni con el BCRA. Sin demanda a la vista, los precios de los bonos se hundieron. Fondos de inversión que deben desarmar posiciones cuando los precios de los títulos caen hasta determinado valor aceleraron la corrida.

El Banco Central tiene la orden de mantener las tasas positivas de los bonos. Pero, como estos títulos ya cotizaban con rendimiento negativo, miraba desde afuera. Hasta que recibió la orden de comprar para revertir la caída de precios y reacomodar las tasas, el jueves. Las compras continuaron durante todo el viernes. Anses también pasó a recomprar deuda. En despachos oficiales anticipaban que continuarían las compras previas a la licitación, para perfilar las tasas.

El FGS de Anses volvió a recomprar bonos 

En Economía no encontraron motivaciones políticas detrás de los movimientos de Enarsa -que controla el cristinismo- ni de Anses -el Fondo de Garantía de Sustentabilidad está bajo el mando de Lisandro Cleri, alineado con Sergio Massa. En otras oficinas hablaban, sencillamente, de torpeza.

Según Delphos Investment, el 50% de la deuda en pesos está en manos de Anses y Banco Central. "No descartamos mayor 'presión' regulatoria para aumentar la demanda de títulos del sistema financiero mientras que los entes públicos podrían brindar financiamiento a mediano plazo y garantizar cierto piso de roll-over", indicó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.