Colocación y roll over

Deuda: cuánto debe colocar el Gobierno según las metas de financiamiento del déficit fiscal

El mercado de capitales local es la fuente de fondos preferida de Economía para cubrir el agujero en las cuentas públicas en este contexto, pero en lo que va del año las colocaciones están lejos de las metas que figuran en el Presupuesto.

Ante la imposibilidad de acceder a los mercados internacionales y en el contexto de una escalada inflacionaria tras la monetización del déficit fiscal primario el año pasado, la colocación de deuda en la plaza local es la opción preferida por el Ministerio de Economía para financiar el agujero fiscal que se acumule durante este año.

Según el Presupuesto 2021, cuyas variables clave como la inflación ya están obsoletas para los analistas, el rojo primario en las cuentas públicas se cubriría en un 60% con emisión monetaria y en un 40% en financiamiento neto en el mercado de deuda local.

Estimaciones de la consultora PPI apuntan a que las necesidades en el mercado de deuda ascienden entonces a $ 900.000 para todo el año si la emisión monetaria alcanza los 3,2% del PBI como plantearon las metas oficiales. 

El análisis incorpora un escenario más pesimista en el que la asistencia monetaria ascendería a 3,6% del PBI, tal como deslizó en alguna oportunidad el ministro de Economía, Martín Guzmán, con lo que las necesidades rondarían los $ 650.000 millones.

Así, hasta abril el financiamiento neto quedó apenas por debajo de los $ 150.000 millones, es decir la sexta parte de la meta en un tercio del año.

En lo que va de mayo, el Tesoro acumula un financiamiento neto por casi $ 45.000 millones, pero esta semana expiran más de $ 300.000 millones.

Así, para estar en línea de las meta de emisión de 3,2%, requeriría un financiamiento neto de $ 180.000 millones por sobre los vencimientos. En tanto, para la meta de 3,6%, el financiamiento requerido es menor, de $ 125.000 millones, dado que cada peso que no se consiga en el mercado de deuda deberá emitirse.

En tanto, en junio expiran $ 243.000 millones, mes para el cual el Tesoro requeriría tener reunidos $ 450.000 millones de financiamiento neto, o $ 375.000 millones en el escenario más pesimista. De todas maneras, se trata de una variable con mucha estacionalidad, dado que hay meses con mayor stock de vencimientos.

Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria, estima que en promedio el Gobierno necesita un roll over mensual de 150% de mayo a diciembre, un porcentaje que aumentó respecto al que se estimaba a comienzos de año debido a un stock de financiamiento neto menor al proyectado.

"El Gobierno necesitará un roll over promedio de 150% de mayo a diciembre para cumplir con el target, porque hay meses donde la estacionalidad es más alta en los que hay que apelar a la emisión si no se consigue renovar todo", señaló el economista.

Para estar dentro de los parámetros del promedio, el Tesoro necesitará un financiamiento neto de al menos de $ 158.973 millones en mayo, de los cuales ya consiguió casi $ 45.000 millones, por lo que en las próximas dos licitaciones necesitará poco más de $ 114.000 millones. Se trata de una cifra promedio porque cada mes tiene distintos niveles de dificultad de renovación y obtención de fondos netos.

En tanto, en junio vencen $ 244.714 millones, por lo que requiere un financiamiento neto de $ 122.357 para estar dentro de los parámetros. Por ello, en el bimestre debería acumular más de $ 235.000 millones más de fondos netos.

Para el segundo semestre, el Tesoro requeriría obtener $ 822.000 millones netos para cumplir con el rollover promedio de 150% de acuerdo con el calendario de vencimientos actual, aunque en los últimos meses se robustecerá el stock en colocaciones de corto plazo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios