Sin diálogo y con críticas

Cristina Kirchner y Alberto Fernández, en su peor momento: crece la grieta del poder

El Presidente resiste las críticas de la vice. Las repercusiones en la gestión del Gobierno y en el armado electoral del Frente de Todos para el 2023. La relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en el peor momento.

La relación de Alberto Fernández y Cristina Kirchner está en su peor momento. Desde el 2 de septiembre en que el Presidente visitó a la vice tras el atentado sufrido en la puerta de su domicilio que no se hablan. El escenario del poder en la Argentina no podría ser más grave: repercute de lleno en el esquema diario de la gestión del Gobierno, en el futuro de la economía y en la definición de las candidaturas para el 2023 en el Frente de Todos.

En las últimas horas el vínculo entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner se deterioró al ritmo de un Gobierno que no le encuentra la vuelta al freno de la inflación, que padece el embate de los gremios por las paritarias, resiste las fugas de funcionarios del Poder Ejecutivo, con los votos ajustados logra la aprobación del presupuesto 2023 y está rodeado de la incógnita que envuelve a las PASO.

Las discrepancias entre el Presidente y la vice se cristalizaron ayer con varios hechos a la vista que golpean de lleno al funcionamiento de la Casa Rosada. "La cuestión se solucionaría si uno de los dos levanta el teléfono y habla", dijo un secretario de Estado. Pero hoy no hay posibilidad alguna de que eso ocurra.

Alberto Fernández dijo que Cristina Kirchner podría ser candidata en el 2023

Por el contrario, la grieta en la cúspide del poder de profundiza. Cristina Kirchner se manifestó en abierta discrepancia con la decisión del Gobierno de autorizar la suba de la cuota que las empresas de medicina prepaga cobran a sus afiliados. El costo de la medicina prepaga subirá 13,8% en diciembre y acumulará un alza de 113,8% anual. Cristina Kirchner dijo en Twitter que el noveno aumento del año al servicio "agrava al proceso inflacionario".

La vicepresidenta consideró "inaceptable" el aumento y recordó que en su momento expresó su desacuerdo con nuevos incrementos en el sector y apuntó direcatmente al corazón de la Casa Rosada por avalar ese aumento.

Allegados al Presidente justificaron ayer ante El Cronista el incremento pautado con las prepagas bajo el molde de una teoría: la medida adelantó el debate de paritarias del gremio de Sanidad que tanto preocupaba en el Gobierno. Es decir, Alberto Fernández no lo dirá públicamente pero cree que ese aumento amortiguó el impacto de una paritaria desmesurada que podría repercutir en otros sectores.

La amenaza de Hugo Moyano por un paro nacional de Camioneros tras una reunión en el Ministerio de Trabajo que conduce Kelly Olmos cristalizó el escenario volátil que se podría dar en los próximos días en las calles. El secretario general del sindicato de Camioneros aseguró que, si no le otorgan el aumento de 131 por ciento que reclama, el lunes habrá paro nacional de todo el sector. 

Desde el albertismo puro atribuyen esta movida a los referentes del kirchnerismo como Fernanda Vallejos o dirigentes de la CTA que objetaron a la ministra de Trabajo por calificar de "desmesurado" el pedido de aumento de Moyano.

Moyano amenaza con un paro de Camioneros si no se avala el aumento pedido por su gremio

¿Se esconde en la amenaza de Camioneros de un paro la mano invisible de la vicepresidenta? Nadie se atreve a responder en la Casa Rosada pero un manto de misterio prevalece con el correr de las horas y la dureza en aumento de Moyano. 

CARRERA 2023 Y CAMBIOS DE GABINETE

Alberto Fernández ayer insistió en mantener las PASO como herramienta y "único camino" para dirimir las candidaturas del Frente de Todos el año que viene, una solución que Máximo Kirchner o Axel Kicillof no avalan como tampoco lo hace la mayor parte de los dirigentes kirchneristas.

Paradójicamente, unas horas después de que el Presidente se manifestó públicamente a favor de mantener las PASO el año que viene un grupo de cuatro diputados aliados al kirchnerismo de Misiones y Rio Negro presentó un proyecto en la Cámara baja para derogar la ley de primarias abiertas.

Sin embargo, el Presidente buscó bajar el tono a su enfrentamiento con el mundo K al evaluar que podría excluirse de la competencia electoral del 2023. No se bajó abiertamente de su proyecto reeleccionista aunque dejó la puerta entreabierta y también deslizó que "Cristina (Kirchner) tranquilamente podría ser candidata". 

En el albertismo puro están convencidos de que la vicepresidenta no dará esa pulseada y por ello la invitación de Alberto Fernández suena a afrenta. La encuesta de Giacobbe que ayer publicó El Cronista deja tercero al Frente de Todos en intención de votos.

La designación inconsulta del Presidente de los ministros Victoria Tolosa Paz (Desarrollo Social), Ayelen Mazzina (Ministerio de la Mujer), Santiago Maggiotti (Vivienda) y Kelly Olmos (Trabajo) es una herida que en el kirchnerismo no perdonan. "Se terminó el tiempo del asambleísmo en la toma de decisiones", contestó como respuesta un funcionario de jerarquía con acceso al despacho de Alberto Fernández.

Kelly Olmos (Trabajo) y Tolosa Paz (Desarrollo Social), dos ministras cuestionadas desde el kirchnerismo

El próximo desafío del Presidente a la vice vendrá por el reemplazo del jefe de Gabinete, Juan Manzur. Este se iría en diciembre para dar pelea en Tucumán y sería reemplazado por un albertista como el actual vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, otro albertista de la primera hora.

Desde el kirchnerismo duro objetan los movimientos de Tolosa Paz en Desarrollo Social y en La Cámpora creen que favorece en el reparto de planes al Movimiento Evita del albertista Fernando "Chino" Navarro. Otra batalla de la cúspide de poder se avecina en ese campo, que tarde o temprano amenaza con yrasladarse en conflictividad social en las calles. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.