GUILLERMO YANCO

Cita en Cumelén: quién es la pareja de Patricia Bullrich y por qué Macri lo invitó a su refugio en la Patagonia

Abogado, de bajo perfil, acompaña a la titular del PRO desde hace 25 años y algunos llegaron a vincularlo al Mossad. Los planes del exPresidente detrás del pedido para que acompañe a Bullrich a una reunión en Villa La Angostura donde convivirán unos días

El exPresidente Mauricio Macri sorprendió a Patricia Bullrich con una invitación que nadie esperaba: la convocó a pasar unos días en Cumelén junto a su pareja, Guillermo Yanco. Hasta ahí, lo conocido. ¿Pero por qué incluyó al abogado y mediador en la visita? ¿Es para buscar distinguirla frente a Horacio Rodríguez Larreta, con quien -se asegura- está cada vez más enojado? 

"Es probable que algo de eso haya, pero me inclino a pensar que Mauricio esté sometiendo a Yanco al método Macri", le contó a El Cronista un amigo del exmandatario.  

Cómo quedó el equipo de campaña de Patricia Bullrich, tras el corrimiento de su mano derecha

Patricia Bullrich en Miami: trastienda de un viaje organizado por sus fans argentinos

Interrogado acerca de qué se trataba el procedimiento en cuestión, la respuesta fue directa: "Quiere ver cómo es la relación entre ellos, qué influencia tiene en Patricia, si es inofensivo, como muchos le aseguran. En fin, un método que ya utilizó con Gabriela Michetti cuando se postuló a ser candidata a Jefa de Gobierno porteña, cuando quiso conocer de quién se trataba su pareja, Juan Tonelli". 

Pese a no negar cierto sesgo machista en la actitud de Macri, la fuente añadió: "También prevenido".

Yanco es un abogado y mediador de 78 años, que está con Bullrich hace 25, sin haber pasado por el Registro Civil. La conoció en 1997 en un acto político y se acercó porque le gustaba. Incluso la invitó a tomar algo, pero 'La Piba' le dijo que no apenas escuchó la propuesta. Después se la encontró en un bar donde ella estaba con su equipo político y logró sacarle el teléfono, pero no lograba que acepte ninguna invitación. 

"Estoy de campaña, te llamo después de las elecciones", le dijo Patricia. Ella, finalmente, lo hizo. Y fueron primero al cine y a comer pastas a un restaurante de la calle Riobamba, casi avenida Santa Fe. Están juntos desde ese día.

Hasta entonces la actividad principal de Yanco era académica, como docente en varias universidades locales -La Matanza, Palermo, Morón, ayudante en Derecho de la UBA- y también en el National Democratic Institute (NDI) con sede en Washington, donde viajó varias veces a dar cursos de mediación. También estuvo a cargo de su estudio jurídico. Pero encontrarse con Bullrich le hizo cambiar las prioridades.

Macri y Awada, Bullrich y Yanco. De una comida en Los Piletones a Cumelén.

Estuvo desempeñándose como asesor laboral cuando Bullrich fue ministra de Trabajo y fue presidente del partido que ella fundó, Unión por la Libertad, donde se encargó de los asuntos legales hasta que se afiliaron al PRO, en 2017. Cuando Patricia asumió como ministra de Seguridad no la acompañó en la gestión y le puso énfasis a sus vínculos comunitarios. Hoy es vicepresidente del Museo del Holocausto.

En los últimos años también integró la comisión directiva del Club Político Argentino ejerciendo como tesorero de la entidad fundada por Graciela Fernández Meijide, y despuntó el vicio periodístico en programas en Radio Ciudad y Radio Colonia.

Yanco sabe que si su pareja llega a la Presidencia, o incluso antes, será el centro de rumores y conspiraciones. Ha circulado en algunos ámbitos que es espía del Mossad y que tuvo que ver en la compra de unas lanchas israelíes para el Ministerio de Seguridad.

En el bunker de Bullrich aseguran que "juntos, Patricia y Guillermo hacen una vida tranquila, visitando amigos, viajando en familia. Van a comer a restaurantes cercanos al departamento en el que conviven, leen los diarios, llevan una cotidianeidad discreta. No tienen nada que ocultar".

Sencillo y austero, en una sociedad poco acostumbrada a mujeres que se manejan en el poder sin ser "esposas de", Yanco  tiene claro que no puede hacer otra cosa que acompañar a Patricia emocional y anímicamente para que ella logre un propósito que tiene hace muchos años: alcanzar la Casa Rosada. 

A sus amigos, suele decirles: "Lo hago por ella, pero también convencido de que lo hago por la Argentina". 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.