BOLSILLO ELECTORAL

Los cinco ejes con los que el Gobierno quiere desalentar la inflación

Tras el 4,8% del IPC de marzo, habrá más control en carnes y registro de las exportaciones, acuerdos por insumos industriales, congelarán TVs y celulares hasta octubre e instalarán una sede del Mercado Central en Parque Patricios.

El Gobierno presentó una serie de medidas para garantizar abastecimiento y contener subas de precios para hacer frente al aumento de la inflación, que marcó 4,8% en marzo según el INDEC, con foco en los alimentos. Son cinco ejes que apuntan al abastecimiento de carne vacuna, acuerdos sectoriales para insumos, alimentos frescos a precios accesibles, sumar oferta de productos y un monitoreo de mercado.

Para el Gobierno, el dato de inflación de marzo obedece al impacto de precios internacionales, un dólar que siguió en líneas generales a la inflación pero también precios internos que se corrigieron "extrapolando el resultado de los primeros meses para todo el año". Sin menciones a la emisión monetaria o el impacto de costos como las naftas o tarifas, reforzarán las negociaciones para tratar de que la meta se acerque al 29% del Presupuesto, aunque en tres meses la inflación ya llegó al 13%.

controles para la cARNE 

Habrá más requisitos y un registro para las exportaciones de carnes, junto con una comisión mixta de Agricultura, Ganadería y Pesca para analizar los precios de referencia de exportación. También se busca que se deje de comercializar media res y pase a comercializarse por cortes, a la vez de un nuevo acuerdo para precios populares. 

El monitoreo de exportaciones será empresa por empresa y busca evitar la subfacturación pero no se trata de un cupo. "En la medida que los acuerdos se cumplan, no habrá restricciones", plantean desde el Gobierno. La Dirección Nacional de Control hoy puede establecer cupos y la disposición apunta a profundizar los acuerdos, explican. "A todos nos conviene que sea ordenado". 

Los datos del Indec hoy mostraron una suba del 5,8% para carnes en marzo, explicado por la suba de precios internacionales, aunque también la especulación. "Hay pocas categorías que se solapan con exportación, no son las mismas. Hay faena de exportación que vuelve al mercado interno porque son cortes que no se están vendiendo en el exterior", remarcaron. 

Otra de las medidas será el "troceo" de la carne, en lugar de la distribución por media res. "Impide que haya una distribución de corte según el consumo, que haya una mejor distribución de los cortes populares, oferta de carne de acuerdo a los segmentos", indicaron desde el Ejecutivo.

abastecimiento 

Según fuentes del sector de supermercados, hay un nivel de abastecimiento del 75% mientras que los promedios históricos rondan el 92%, pese a eso, en el Gobierno advierten que "hay un abastecimiento bastante importante" en el contexto de pandemia. De todas formas, como anticipó ayer Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, habrá más inspecciones de la mano de AFIP, que sacará a la calle a 1.000 sabuesos. Pero también la secretaría de Comercio tendrá refuerzos, con 500 inspectores más.

 Sobre Precios Máximos, desde el Gobierno anticiparon que se busca renegociar antes del 15 de mayo y apelan a una salida ordenada con el sector alimenticio, pero advierten que de lo contrario "se seguirá prorrogando"

acuerdos sectoriales

  Habrá acuerdos sectoriales para darle "previsibilidad a los precios". Se establece uno con el sector avícola para la compra de maíz; otro con proveedores de uso difundido de materiales para construcción e industria que fija precios hasta fin de año con cláusulas de revisión trimestrales. El tercero será para los sectores de electrónicos y electrodomésticos. En los próximos días empezarán a reunirse con las firmas el objetivo es fijar para el año la pauta del 30% que planteó en el Presupuesto Martín Guzmán.    

En el caso del maíz, se busca extender la cobertura de riesgo y cerrar contratos con el sector avícola para que los seguros de precio les permitan generar previsibilidad en los granos para alimentar a los animales. 

El acuerdo para insumos difundidos alcanzará a productores textiles, de cueros, madera, celulosa y papel, vidrio, plásticos, químicos, hierro y acero, aluminio y cemento, entre otros. Eran las conversaciones que se habían empezado a estructurar en la mesa de precios y salarios con el sector privado, pero el Gobierno advierte que, mientras los trabajadores hicieron su parte, las empresas no cumplieron con la pauta inflacionaria.

Para los electrónicos, habrá un acuerdo de precios con los principales fabricantes y cadenas de comercialización que fija los valores actuales hasta octubre e incluye ofertas especiales para celulares, TV y computadoras a través de Banco Nación y Correo Compras.  

más acceso a alimentos

Para ampliar el acceso a alimentos a precios populares, el Gobierno emula una versión moderna los camiones de "carnes" y "frutas y verduras para todos" de Guillermo Moreno. 

 Para esto, pondrá en marcha los Mercados Federales Móviles, con precios mayoristas para ofrecer los productos del mercado central y también de carne. Para ampliar la oferta de productos, negocia con empresas alimenticias una nueva canasta de productos a precios accesibles que pueda distribuirse por fuera de los canales tradicionales de los acuerdos de precio que son los supermercados.  

  Con un nuevo acuerdo de carnes a precios populares se busca llegar a nuevas bocas de expendio. De la misma forma, los mercados móviles aportarán a las ferias para frutas y verduras que, "para evitar aglomeraciones, en esta etapa se establezca con un sistema de bolsones para entregarlos de forma más rápida y evitando contacto", indicaron sobre el contexto de pandemia. Habrá bolsones de 5 y 6 kilos por $ 120 a $ 250. 

En un espacio del Ministerio de Hábitat en Parque Patricios, cerca de la sede del Gobierno porteño, se instalará un espacio para abastecer a barrios del Sur de la Ciudad y Gran Buenos Aires con productos del Mercado Central. Las obras estarán en 120 días.

Para ampliar la oferta y facilitar que se cumpla la ley de góndolas, se prevé llevar a más pymes a las góndolas y capacitar a empresas para que puedan convertirse en proveedores de supermercados.

INSPECCIONES 

La secretaría de Comercio tendrá 500 personas más para fiscalización, que se sumarán a los inspectores de AFIP que saldrán a la calle, además de coordinar controles con provincias y municipios para garantizar el abastecimiento y precios. 

También se pondrá en marcha el observatorio de precios con organizaciones de defensa del consumidor y se avanzará en el control de rotulados para evitar información incompleta o ambigua.

En ese contexto, comenzará a regir el SIPRE, una medida resistida por el sector privado que apunta a que las empresas informen sus stocks de bienes finales e intermedios.

Tags relacionados

Comentarios

  • CAA

    Carlos Angel Arce

    Hace 22 días

    Esa receta fracasó mil veces y estos pelot...s siguen insistiendo. No hay gente mas inteligente en Argentina?

    Ver más

    0
    0
    Responder