Análisis

Carlos Melconian: "Las chances de Argentina son del 2023 plus"

En el marco de una charla organizada por el IAEF, el ex presidente del Banco Nación analizó las perspectivas económicas y políticas preelectorales en Argentina. Habló sobre inflación, precios internacionales, gasto público y remarcó que en el país "llegó el momento de hablar en serio".

El ex presidente del Banco Nación Carlos Melconian consideró este jueves que actualmente "el Gobierno, en términos del bolsillo electoral -PBI, inflación, salario real, desempleo y pobreza- está con una economía para perder". Sin embargo, distinguió los dos caminos que enfrenta la Argentina en los próximos dos años: el primero es un tránsito de 100 días y el segundo es uno de 800 días.

De acuerdo con su definición, estanflación significa que Argentina al final del 2021, creciendo 6%, 7%, está -6,5% del 2011 y -15 per cápita. La pregunta, a su entender, es si el Gobierno tiene un ‘catch up' para hacer, tal como ocurrió con Carlos Menem y Néstor Kirchner, quienes "tuvieron salidas violentas del nivel de actividad en términos positivos".

En el marco de la charla "De la mano de los expertos" del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) -donde asistió El Cronista-, contundente como suele ser, el economista indicó que "Las chances de Argentina son del 2023 plus". Según su opinión, "el Gobierno no va a cambiar sustancialmente" y "los parámetros que tenemos por delante son una sorpresa electoral".

De la destrucción de la autoridad moral al país de "morondanga"

Consultado sobre la evolución de la inflación, precisó que se cumplió un récord de diez meses consecutivos "coqueteando con el cuatro por ciento mensual" mientras "estamos en la gansada de saber si será de 2,8% o 2,9%". 

"Hay un cuadro de doble entrada: de déficit fiscal y financiamiento del BCRA -ilustró-. La conjunción de ese cuadro, da 'monetariamente hablando' la tasa de inflación. Este es un modelo para tener esta tasa de inflación, para no tener esta tasa de inflación no están dadas las condiciones". Y sentenció: "Este es un modelo macroeconómico que requiere en el área externa cepo y cuidar la brecha; y en el área interna inflación. No le busquemos más la vuelta".

Dólar blue: cuánto tiempo duran los billetes según su valor y qué hacer con el "canuto" 

A su vez, Melconian graficó que "Si en diciembre del 2020 y enero 2021 no aparecía la santa soja, esto volaba por los aires literalmente". Estamos en un "corto plazo finito" atentos a una eventual deslucida performance de votos, al rebrote en materia vacunatoria, a la estrechez de reservas frente al dólar y a la cantidad de emisión de moneda para llegar, reflexionó. 

No obstante, "los temas centrales en los 800 días son los precios internacionales, que podemos ir tanteando con el valor del dólar en el mundo, el clima, la cosecha, la demanda china, la oferta mundial, etcétera. Es todo un conjunto de valores".

Según sus declaraciones, los países no son dependientes de los ‘santos precios' para no volar por el aire. Empero, "cuando uno está atado con alambres y no voló por el aire, merced a los precios internacionales, se hace muy finito tener que mirar esto".

Problemas estructurales

El especialista insistió en que la política debe decidir cómo hará ahora para que "no empeore" el escenario de "estabilizar la actual inestabilidad". "No transformemos a berretalandia en una forma de vida, en una cultura, en una costumbre, encontrémosle un piso", lanzó, y sobre ese punto aclaró que el compromiso no es del oficialismo, sino de toda la clase política.

En su discurso, el experto puso énfasis en que se deben encontrar las soluciones a los conflictos estructurales cuando venga un cambio de régimen, dentro de la democracia. "Se termina berretalandia y aparece el futuro, volvemos al mundo sin temor, volvemos a abrirnos y a comerciar, buscamos un plan de estabilidad y viene una burocracia intermedia entre la política honesta y muy profesional", visualizó.

Melconian: "Berretalandia", el "proxy president" y el "doble comando" entre Alberto y Cristina

"La política tiene que entender que los problemas los resuelven profesionales con el paraguas y los votos de ellos para la supervivencia de ellos -remarcó-. Esa es la tarea para 2022 y 2023". Pese a que faltan 800, "a la Argentina le llegó el momento de hablar en serio", apuntó, y añadió que "tenemos que ver desmenuzado el gasto público"

Señaló que el gasto público tiene más de la mitad ligado a elementos "cuasi constitucionales", a una indexación "que el Congreso brasileño tuvo que parar". Y en esa línea, cuestionó: "¿Qué gasto público va a bajar este Gobierno? Te quisieron guardar y ellos hacían la fiesta de cumpleaños, ¿vos te creés que hay autoridad para bajar el gasto público? El gasto público va a convivir, transitar y requerir para no espiralizarse del ángel de la inflación. La tasa de inflación es necesaria, cómplice y amiga de este Gobierno".

En materia de pesos y dólares de corto plazo, opinó que "la evolución de las reservas netas es muy finita" porque la Argentina de acá a fin de año tiene que pagar u$s 900 millones de deuda a vencer. Más allá de las obstrucciones adicionales que se buscaron en los mercados de cambio, "alguna caja chica para atenuar la brecha va a tener que tener. No puede tener una brecha alta", estimó.

En cuanto a los alimentos y el agro destacó que "están en su esplendor de cosecha y de precios", pero Argentina tiene un problema estructural -en exportación industria, en minería y energía- donde "si no suma exportaciones, el modelo kirchnerista basado en tener cinco cifras de superávit comercial, súper cepo y con eso pagar deuda, pagar brecha y eventualmente tener mercado superavitario, es prácticamente imposible".

En materia de créditos y de deuda, subrayó que "el Gobierno es el primer aliado de la inflación". Si bien comentó que "a la mesa política de los lunes, la inflación los mata", subrayó que para "el ministro de Economía y del BCRA, la inflación es un ángel porque les licúa el ajuste de deuda que están teniendo" tanto en los pasivos del Central como la deuda interna en pesos de la Tesorería.

En lo que se refiere al cepo y a las restricciones, Melconian fue claro y conciso: "La posibilidad de que se elimine el cepo es imposible hasta que no haya un nuevo Gobierno. En el mundo existe el tipo de cambio libre y flotante, a eso debemos ir pero como un camino de llegada". Y aclaró: "Estoy siendo realista, es una consecuencia de una política económica, no el eje de una política económica".

"La tasa de inflación es necesaria, cómplice y amiga de este Gobierno"

Al finalizar su exposición, ex presidente del Banco Nación aseveró: "La economía no perdona, la restricción externa e interna sigue vigente. Este es el escenario. El modelo es el que tenemos que discutir y es el que para un cambio de régimen tiene 800 días por delante".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios