Nuevo mercado

Cannabis medicinal: el Senado dejó listo para votar el marco regulatorio

Se trata de la iniciativa que establece los mecanismos para regular la actividad, fomentar el desarrollo de la cadena productiva y promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las pymes.

El Senado dictaminó esta mañana el marco regulatorio que busca desarrollar la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial, impulsado por el Poder Ejecutivo. Tras cuatro reuniones de comisión, el texto quedó listo para ser tratado en el recinto. Se trata de la iniciativa que establece los mecanismos para regular la actividad, fomentar el desarrollo de la cadena productiva y promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las pymes.

Luego de que la semana pasada el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas defendiera la iniciativa ante un plenario de comisiones y destacara que se trata de "un mercado global emergente y una ventana de oportunidad para la Argentina", este mañana el plenario de las comisiones Agricultura, Ganadería y Pesca, Presupuesto y Hacienda, y de Seguridad Interior y Narcotráfico, emitió dictamen sobre el proyecto.

De acuerdo a los números que dio a conocer el Gobierno días atrás, el potencial económico para el desarrollo de la actividad para el año 2025 se proyecta en 10.000 nuevos empleos; u$s 500 millones en ventas al mercado interno anuales y u$s 50 millones de exportación anuales.

Durante el debate, el senador por San Luis Adolfo Rodríguez Saá, presidente del plenario, dio a conocer que se logró un "amplio consenso" para emitir un "dictamen acordado", al que  se le incorporarán dos cuestiones, que se tratarán en el recinto el día de la votación.

En esta línea, Rodríguez Saa detalló que a "último momento se ha pedido un agregado en el artículo tercero por el que el cáñamo y los cultivos y derivados, que cuenten con la debida autorización estatal previa, no serán considerados estupefacientes a los fines de la ley penal".

Informó que ese punto "se habría acordado entre el ministro Kulfas y los gobernadores de las provincias de San Juan (Sergio Uñac) y Jujuy (Gerardo Morales)".

En cuanto al segundo pedido para que lo incorpore al texto definitivo, el puntano precisó que se trata de una sugerencia de su par catamarqueño Dalmacio Mera, para que las autoridades de la agencia que se creará con esta ley "informe periódicamente en el Parlamento" la actividad que desarrollen.

"Tendríamos un consenso generalizado y una excelente propuesta para lograr la mejor ley", sintetizó Rodríguez Saá.

"Profundamente capitalista"

El senador por Río Negro Alberto Weretilneck, que suele votar junto con el oficialismo, anticipó que no acompañaría con su firma el dictamen, así como también que votará en contra del proyecto. Según entendió: "Esta es una ley de las más capitalistas que hemos visto en los últimos años, profundamente capitalista". 

Asimismo, el rionegrino auguró: "Esto es un paso previo a ceder el negocio a las multinacionales". Además, el senador consideró que "esto es el reemplazo del tabaco por la marihuana". Para luego subrayar: "La humanidad tardó 80 años en darse cuenta del prejuicio del tabaco en la salud pública".

A grandes rasgos, la iniciativa busca regular la cadena de producción y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal, "incluyendo la investigación científica, y al uso industrial, promoviendo así el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial".

Entre otros ítems, el proyecto impulsa la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Este organismo tendrá la función de regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo al texto, el organismo se abocará a "todo lo referente al registro, control y trazabilidad de semillas, insumos críticos y productos derivados del cannabis".

En tanto, la agencia será la responsable de expedir las autorizaciones administrativas que permitan la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo a la letra chica del proyecto, "las personas humanas o jurídicas cuyas actividades se encuentren comprendidas en la presente ley no podrán iniciar sus actividades sin contar con la previa autorización de la referida Agencia".

Por otra parte, la ley deberá promover "acciones específicas de coordinación que involucren al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes)". Al tiempo que establece que el incumplimiento de lo dispuesto en la ley tendrá sanciones de apercibimiento, multa (cuyo monto será definida de acuerdo a la gravedad de la infracción) y la suspensión de la autorización para desarrollar la actividad, entre otras.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios