Balotaje

El impacto del último debate en la campaña: cómo posiciona a Milei y Massa en la recta final

¿Quién ganó el último debate presidencial entre el candidato de UP y el libertario? Los primeros estudios revelan cómo se leyó desde la sociedad la estrategia ofensiva del ministro y las reacciones de su rival. La opinión de los especialistas en la cuenta regresiva a la definición

En esta noticia

¿Quién ganó el debate presidencial entre Sergio Massa y Javier Milei? El último duelo entre los candidatos a Presidente de Unión por la Patria y La Libertad Avanza transitó con una dinámica distinta a los dos encuentros previos. Las valoraciones y repercusiones en las redes sociales fueron casi instantáneas, mayormente a favor del ministro de Economía. ¿Pero cómo impacta en la recta final de la campaña y cuánto puede incidir en el voto del próximo domingo a la hora del balotaje en un escenario de extrema paridad

"Da la sensación después del debate a balotaje de ayer que Sergio Massa quiso repetir un poco la estrategia de toda su campaña presidencial, de explicar cómo va a hacer lo que quiere hacer. Y creo que ahí Javier Milei entró en un brete, le costó explicar ese cómo y sobre todo ese cuándo, en particular cuando fue acorralado por Sergio Massa. Quedaron expuestos dos estilos de campaña y de construcciones políticas totalmente opuestas", explica Facundo Cruz, coordinador de PulsarUBA, ante la consulta de El Cronista.

Tal como ocurrió en el último debate, el observatorio de la Universidad de Buenos Aires especializado en el estudio de la opinión pública desplegó su equipo para realizar una valoración en vivo del impacto del debate presidencial. En una situación de paridad, dentro del margen de error, Cruz cree que la Argentina podría enfrentar uno de los balotajes "más disputados de América latina". Y en ese contexto, cualquier movimiento marginal del voto a favor de uno u otro puede ser determinante.

"Posiblemente el debate ayer haya inclinado algún votante que busca certezas a futuro a favor de Massa, pero también es posible que votantes que estaban en el límite y no se decidían por uno u otro y estén enojados con la actual gestión del gobierno y sobre todo con los últimos años de gobierno, se hayan inclinado por Milei", concluyó.

Los primeros datos del estudio de PulsarUBA muestran que las declaraciones que causaron mejor impacto por parte del ministro de Economía giraron en torno a su promesa de una mejor en la política educativa, un endurecimiento de la política de seguridad y, en menor medida, su reivindicación de las políticas de memoria, verdad y justicia de la Argentina. Mientras que el mayor rechazo devino de su mención a la movilidad social, sus vínculos con empresarios y la generación de empleo.  

Contra la sensación térmica que dejó el debate, sus hits aparecen más asociados a su estrategia propositiva original que a la ofensiva que prefirió encarar en esta ocasión en la Facultad de Derecho de la UBA. Así y todo, la postura más agresiva por parte del candidato de UP sí fue determinante para empujar a su rival hacia sus tres momentos de mayor impacto negativo cuando le exigió respuestas sobre sus planes de dolarización, sus críticas al Papa Francisco y resaltó su inclinación a la violencia verbal.

La estrategia de Massa y Google

Desde el arranque, Massa planteó una clara estrategia ofensiva que buscó desarticular el discurso de Milei y confrontarlo con los argumentos y el archivo. Con una apelación a "googlear" a su rival de la mano a la par de cada afirmación sobre el candidato libertario, sacrificó su campaña menos virulenta por una táctica de descrédito del adversario en el último duelo cara a cara. 

A juzgar por las tendencias en Google en Argentina entre las 21 y las 23, su plan funcionó: las búsquedas sobre "Milei" se dispararon con picos muy por encima de Massa y en todo el país. Algunos términos, con mayor incidencia en las provincias del centro del país donde se define gran parte del voto libre el próximo domingo -Córdoba (53%) y Santa Fe (37%)- así como en la Provincia de Buenos Aires (31%) y la Ciudad de Buenos Aires (47%).

También los términos asociados a las búsquedas en Google Argentina fueron mucho más negativos en el caso del candidato de La Libertad Avanza -plagio, pasantía, Banco Central, Margaret Thatcher y plataforma- que los asociados a Massa -profesión, hija, qué título tiene, universidad y signo- en el mismo lapso de tiempo. Google aclaró, no obstante, que el interés de búsqueda "es un indicador de la curiosidad que despierta un tema" y no un sustituto de las encuestas de intención de voto.

En su cuenta de Twitter, Juan Courel, director de Alaska Comunicación y asesor de comunicación de larga data en el peronismo, dejó dos reflexiones sobre el cruce en la Facultad de Derecho: "En su faceta de candidato, Massa es el político más profesional que ha visto la democracia argentina" y "todo el esfuerzo de Milei estuvo dedicado a no despertar a su Hulk interior". Esa asimetría operó como ventaja para el primero y un claro punto de partida por detrás de la línea de largada para el libertario.

Mario Riorda, especialista en comunicación política que trabajó con el cordobés Juan Schiaretti, remarca que "Milei, en el debate, fue un muy mal argumentador" y cita a Jürgen Habermas y su proclama sobre una "coacción sin coacciones del mejor argumento" para explicar el desfasaje con el carácter "rockstar" del Milei orador: "Cada discurso tiene que 'desempeñar' razones que apoyarían tal expresión. No justificar discursivamente cada proposición, representa una falta de índole moral. Milei demostró ser un mal debatidor, especialmente en debate dialógico de dos".

En las primeras entrevistas durante la mañana del lunes, el economista alegó que su falta de contundencia en el debate se relacionaba con las "toses" que lo distraían desde la platea. Sin embargo, cronistas en la sala, como la enviada de El Cronista, no registraron esa percepción. Riorda plantea otra explicación, más estructural si se quiere, en torno a cómo construye la argumentación un orador. 

En su mirada -citando a Habermas-, el factor clave reside en la confrontación directa, el cara a cara, y la repregunta a la que muchos entrevistadores, en rigor, no lo sometieron al candidato libertario durante la campaña. "Otra cosa es su rol comunicativo que, como candidato, venía realizando en soledad o imponiendo su tono con vehemencia. Por eso, no se trata de concordar, se trata de argumentar, aun para discordar", resalta Riorda.

Salvo casos puntuales de entrevistas incisivas o una confrontación de a dos como la que se dio en este debate en la Facultad de Derecho -los dos primeros debates permitían cierta dinámica de repregunta con los derechos a réplica pero dejaba atajos a los candidatos para eludirlas-, la estrategia comunicativa predominante en los políticos pasa por reafirmar el discurso en una dirección unilateral.

Alfredo Serrano Mancilla, director de la CELAG y cercano al kirchnerismo, hizo hincapié en este giro en la estrategia del ministro en su lectura del debate: "Massa eligió el camino de entrevistador. Y Milei no está acostumbrado a entrevistas difíciles". Aunque luego volvió a su línea original para marcar las diferencias con el libertario: "Massa cambia la estrategia a mitad del debate y pasa a una fase propositiva en materia empleo y producción. Y le añade algo: demostrar que conoce mejor el funcionamiento del Estado."

"El problema es que gran parte del discurso político contemporáneo ignora esta proposición (de dar razones suficientes) y está orientada a la generación de identidad con un fuerte parecido con la prédica religiosa antes que con un modelo deliberativo. Ello va tornando a la política jerárquica, celosa custodia de una palabra dada o incluso mesiánica, portadora de verdades reveladas", cierra Riorda.

Mora Jozami, especialista en comunicación vinculada a Juntos por el Cambio, también comentó el debate en sus redes sociales con una mirada distinta a la de sus colegas. A su entender, "los votantes de Milei pueden estar un poco desilusionados con esta versión de él y los de Massa creyendo que ganan, pero para los votantes que había que captar la zaraza y el tono de Massa irrita y Milei sin dar miedo, suma".


Impacto del debate en las redes sociales: quién ganó

La consultora SciData que se especializa en los impactos en redes sociales afirmó en su reporte postdebate que Massa pudo plasmar en las redes sociales la percepción que dejó en la Facultad de Derecho en donde se desarrolló el debate presidencial para el balotaje del 19 de noviembre. "El ministro-candidato capitalizó su desempeño en las métricas que midieron las visualizaciones de contenido mencionando a los candidatos en las distintas redes sociales analizadas".

Según su relevamiento, el candidato de UP se impuso en el volumen total de menciones generales sobre los rivales presidenciales, como así también superó a Javier Milei en las publicaciones de la militancia digital que apoya a ambos candidatos. El estudio se basó en un monitoreo de 62.450 menciones de ambos rivales y el análisis de 6.735.500 visualizaciones en las redes Twitter, Facebook, Instagram, TikTok, You Tube y Google.

El mejor desempeño, consigna SciData, se dio en la red social X (exTwitter), donde Massa planteó una estrategia de réplica casi instantánea, mediante posteos, de sus afirmaciones desde el atril. De hecho, la estrategia de acorralar a su rival libertario para que defina sus políticas "por sí o por no" tuvo su correlato en los mensajes editados desde usinas oficialistas en donde se incluía las aseveraciones originales del economista de LLA. Por caso, cuando afirmaba que estaba dispuesto a quitar los subsidios a todas las tarifas.

La consultora que dirige Diego Corbalán asevera que el candidato de Unión por la Patria dio un salto en el volumen de vistas a contenido que lo mencionó desde la primera hora del debate. Massa pasó de 416 mil visualizaciones previas a 1 millón 140 mil, mientras que Milei cayó de casi 1 millón 200 mil a 931 mil.

Mientras que, en la segunda hora, el postulante oficialista doblegó a su rival, para subir a 3 millones 173 mil visualizaciones contra 1 millón 490 mil del libertario. Solo después del debate, a partir de las 23, se activó la militancia libertaria y Milei logró imponerse con un escaso margen sobre el ministro de Economía. Entonces, el economista sumó 1 millón de visualizaciones contra unas 830 mil de Massa.

El saldo de visualizaciones durante las dos horas del debate fue bien claro: Massa sumó 4,3 millones contra 2,4 millones de Milei

Respecto al clima digital, Sci Data también evalúa una "mayor positividad para Massa" al consolidar el 43,8% de menciones positivas, con fuerte centralidad de términos favorables como "ganó", "propuestas" y "movilidad". En cuanto a la negatividad en la charla sobre Massa, aparecieron términos como "mentiroso", "mentiras" y "miedo".

Por su parte, Milei tuvo niveles de menciones positivas en menor cantidad que su contrincante : sumó el 33,4% de publicaciones favorables y un 66,6% de menciones negativas, con conceptos como "casta", "miedo" y "mierda". 

Temas relacionados
Más noticias de Balotaje

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • CA

    Carlos Adjoyan

    13/11/23

    Es un artículo con fuentes totalmente sesgadas. Ningún valor de contenido profesional. Solo propaganda oficialista

    2
    0
    Responder