SIN PLAN ANTIINFLACIONARIO

Álvarez Agis: "Hoy la pregunta es si el Gobierno devalúa después de las elecciones"

Lacunza y Agis se definieron pesimistas por las secuelas que puede dejar la política económica para las urnas en el mediano plazo. Qué dijeron sobre la inflación, brecha del dólar, atraso cambiario y el acuerdo con el FMI.

Las medidas para llegar a octubre implican un riesgo para después de las elecciones, coincidieron el exministro de Hacienda Hernán Lacunza, y el exviceministro de Economía Emmanuel Alvarez Agis durante un debate organizado por Quinquela Fondos. "Hoy la pregunta es si el Gobierno devalúa después de las elecciones", planteó el exfuncionario de Axel Kicillof. "Antes se preguntaban si la devaluación llegaba en los próximos 15 días. Para Lacunza, si no hay señales, el mercado "no va a esperar a noviembre".

"El gobierno puso en marcha un plan de estabilización de cortísimo plazo", evaluó Alvarez Agis sobre las medidas de estabilidad cambiaria y ajuste del déficit. "En el primer semestre está el desafío de los descongelamientos de alimentos y regulados en general. No tenemos el nivel de atraso tarifario de 2015 ni el adelanto de 2017. Hoy, con poco se pueden evitar problemas del lado energético".

Frente a las perspectivas que dejará el año electoral, coincidieron en definirse pesimistas. "En la medida en que el año electoral esté basado en la grieta y la política económica mala, tengo mucho pesimismo en lo que puede ser el impacto del año electoral en la política económica", dijo el ex secretario de Política Económica, que cuestionó la baja de Ganancias a las personas y la suba a empresas. Lacunza comulgó con la idea y agregó: "la grieta es una tragedia y no nos deja pensar en un consenso básico. Hace 45 años que estamos estancados".

El ex ministro descartó una crisis fuerte pero señaló que "los volantazos internos son una novedad". En clave electoral, dijo que el tipo de cambio es importante para el votante medio y consideró que el Gobierno puede tener éxito en mantener la estabilidad. "Le tengo más miedo a los errores groseros como Vicentin el año pasado, YPF hace un mes o las vacunas hace dos semanas", planteó el último ministro del gobierno de Mauricio Macri.

INFLACIÓN

Para Álvarez Agis, no alcanza con frenar el crawling peg -la devaluación mensual del peso para acompañar la inflación- para la desaceleración que se espera. "Hoy estamos en la zona de 40% para este año, arriba si hay macanas y abajo si hacemos las cosas bien" y advirtió sobre el riesgo de apreciación. "La inflación es un problema macroeconómico. No veo que la sociedad demande un programa antiinflacionario", agregó.

Según Lacunza, no se puede hacer política antiinflacionaria sólo con el ancla cambiaria. "Los instrumentos de política económica que se reivindican son inquietantes para la agenda de mediano plazo, como no hacer acuerdos comerciales, los acuerdos de precios y las inspecciones a comercios o la suspensión de despidos", remarcó.

"La inflación de casi el último semestre es del 55% anualizada. La del primer trimestre es casi 60% anualizada. Los precios están corriendo desde hace varios meses a esa velocidad", señaló y consideró que "la emisión del año pasado dejó una pileta desbordada. Aunque baje la emisión a la mitad este año, ya está desbordada".

DÓLAR

Sobre el plan para mantener la calma cambiaria, según el ex ministro de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, en la primera parte del año el Gobierno tendrá aire. Además de la cosecha, "el impuesto a la riqueza va a liquidar activos externos, va a haber un primer semestre con holgura pero si no hay una salida ordenada el mercado no va a esperar a noviembre".

Para Álvarez Agis, la preocupación está "en la diferencia entre el oficial que el paralelo" y no en el valor del tipo de cambio. "Si tomamos lo que fue el 1 a 1, hoy estamos en $ 2 en el oficial y 3 en el paralelo. Si terminamos con la misma brecha cambiaria, el año se puede arruinar. Hoy es más importante apostar a la convergencia, hay que mover los dos y acercarlos", remarcó. "Hoy la pregunta es si devalúa después de las elecciones. Antes la pregunta era si iba a devaluar en los próximos 15 días", aclaró.

Lacunza destacó que hoy los términos de intercambio juegan a favor si se mira la soja pero preocupa si se mira la devaluación del 7% de Brasil. "Por el lado de la competitividad no se hizo mucho, hay retrocesos. La brecha se contiene con el mercado de bonos. Eso es sacrificio de reservas, unos u$s 700 millones en lo que va del año. Eso es una medida de emergencia, no una política cambiaria", puntualizó.

Alvarez Agis hizo foco también en que las tasas están por arriba de la devaluación oficial. "El Gobierno apunta a un programa económico que va a hacer que la tasa termine bajando", planteó.

ACUERDO CON EL FMI

Álvarez Agis remarcó que aún con un acuerdo a 20 años, que implicaría cambiar las reglas del Fondo Monetario, "la deuda sigue siendo imposible de afrontar" y planteó que la Argentina tiene que refinanciar los vencimientos de capital. "Si vamos a un acuerdo de facilidades extendidas de 7 años, Argentina tiene que pagar u$s 16 mil millones durante 4 años seguidos. Ni Corea del Sur puede pagar eso. Si vamos al sueño de 20 años y reformamos la carta del Fondo, la deuda sigue siendo imposible de afrontar. Si no conseguimos rollear vencimientos de capital, la deuda es insostenible".

"No creo que haya acuerdo antes de las elecciones", dijo Lacunza, por las "correcciones que el Gobierno no quiere hacer" y porque "el Fondo no quiere ser el detonante de una nueva crisis en la Argentina". En ese contexto consideró que se abrió una diagonal a partir de la llegada de u$s 3.350 millones en Derechos Especiales de Giro por la ampliación de reservas del FMI como respuesta global a la pandemia. Y agregó que podrían postergar los vencimientos con el Club de París. "Se va a perder la oportunidad de generar una solución".

QUERELLA PENAL

Sobre el anuncio de una querella penal por el acuerdo de Stand-By con el FMI, para el ex funcionario kirchnerista "las malas decisiones de política económica se juzgan en las urnas". Alvarez Agis consideró que por eso Macri perdió la reelección y advirtió que si la Justicia lo citara, diría que los funcionarios "son inocentes. Es lo mismo que en la causa de dólar futuro".

"Me voy a eximir de opinar y voy a coincidir con Emanuel sobre la política económica", se limitó a decir sobre la querella Lacunza. La querella alcanzaría a su antecesor Nicolás Dujovne y a los ex presidentes del BCRA Federico Sturzenegger, Luis Caputo y Guido Sandleris. "Los problemas en resultado de bienestar en el programa económico anterior están antes del acuerdo con el Fondo. Nos quedamos sin crédito en 2018 y el ritmo de moderación fiscal previo fue insuficiente antes de 2018, apalancado por el endeudamiento", planteó sobre esos errores de política económica. 

"Tiene su origen en la liberalización de la cuenta de capital en un país que no está preparado para eso" y preguntó si la alternativa era otra devaluación o instalar el cepo cuando se fue el FMI. "El cepo es una anormalidad. Lo puse yo pero pienso que es una anormalidad".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios