Alberto tomó juramento a Taiana y Zabaleta y congregó a la tropa para afrontar la campaña

El Presidente buscó mostrar la unidad del Frente de Todos, en un salón colmado de un centenar de figuras del oficialismo.

Jorge Taiana y Juan Zabaleta quedaron formalmente incorporados al gabinete del presidente Alberto Fernández, tras prestar juramento en los cargos de ministros de Defensa y Desarrollo Social, respectivamente, en una breve pero sentida ceremonia que marcó el regreso de los actos presidenciales con invitados en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Un centenar de figuras del oficialismo se apiñaron en el ala norte de la Casa de Gobierno en la tarde del martes para mostrar una señal de unidad de cara a la opinión pública. Desde los balcones del Salón Blanco, una decena de intendentes del oficialismo acompañaron a su correligionario Zabaleta, hasta ayer intendente de Hurlingham, en esta nueva tarea. 

También el espectro más cristinista dijo presente. El procurador general del Tesoro, Carlos Zannini, volvió a Balcarce 50, al igual que el senador Oscar Parrili, el gobernador Axel Kicillof, y el ministro de Desarrollo Social de la Comunidad bonaerense, Andrés "el cuervo" Larroque, que compartió el agasajo con el dirigente social Juan Grabois, con quien se había trenzado horas antes en las redes sociales. Todos confluyeron, dejando de lado diferencias a la hora de encarar la campaña.

A la hora del juramento, Fernández agradeció las gestiones de los ministros salientes, Agustín Rossi y Daniel Arroyo, con quienes estuvo reunido en el despacho del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, momentos antes del acto. Allí también estuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Zabaleta desembarca en Desarrollo con el desafío de convertir los planes en trabajo

"Daniel tuvo un trabajo incansable en un momento difícil de la Argentina", dijo el presidente sobre Arroyo. "Agustín ha sido una persona muy importante, un puntal para tomar decisiones y de quien valoro su capacidad analizar la realidad", agregó sobre Rossi, con quien dijo tener "una amistad que no se quebró y no se va a quebrar", pese a que el santafesino decidió enfrentar a la fórmula bendecida por el presidente y su vice, Cristina Kirchner, para estas elecciones legislativas.

Minutos después de convertirse en ministros, Taiana y Zabaleta pusieron blanco sobre negro sus principales preocupaciones. "Por delante hay un trabajo de continuidad de lo hecho por Agustín Rossi, que pasa por fomentar la producción para la defensa, la capacitación y cualificación de los miembros de las fuerzas armadas, y su reequipamiento", subrayó el exsenador, que buscó poner paños fríos y transmitir tranquilidad a los efectivos militares.

En tanto, Zabaleta prometió "desarrollar esta función rompiéndome el alma porque en la Argentina hay muchos pobres y es necesario transformar los planes sociales en trabajo genuino". Con un exceso de voluntarismo, aseguró: "No va a hacer falta con este ministro cortar calles para dialogar, porque siempre vamos a tener las puertas abiertas".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios