EXCLUSIVO

Alberto Fernández íntimo: el "complot" del PRO, las medidas en marcha y la sintonía con Cristina Kirchner

El Presidente cree que hay sectores duros de la oposición que lo quieren afuera del gobierno con anticipación. Habló con Silvina Batakis y coordina cambios con Cristina Kirchner.

En la intimidad de la Casa Rosada, Alberto Fernández está convencido que hay "sectores duros" del PRO y de los libertarios que no quieren que termine su mandato. También entiende que hay empresarios que buscan una devaluación; cree que se deberán hacer cambios de Gabinete y mostrar nuevas medidas para dar una señal de oxigenación del Gobierno.

Todo esto y mucho más forma parte del Alberto Fernández personalísimo, el que dialoga con sus funcionarios más cercanos y que mantuvo contacto permanente con Silvina Batakis mientras estaba en Washington. El Presidente a su vez se siente en buena sintonía con Cristina Kirchner y promete en provado que en las próximas horas anunciará una batería de medidas tendientes a calmar a los mercados.

El gasoducto de Vaca Muerta: ¿resiste el ajuste de Silvina Batakis?

Ofensiva contra el BID: Argentina se quejó a EE.UU. y Alberto Fernández llevará el reclamo a Joe Biden

En el viaje relámpago que hizo ayer a Chapadmalal para participar de la reinauguración del hotel 6 de la Unidad Turística habló con varios funcionarios de su gabinete y se lo vio distendido. Con "ánimo de dar pelea a fondo", remarcó a El Cronista un ministro.


En las charlas reservadas que compartió con algunos funcionarios antes del acto de Chapadmalal remarcó que "hay sectores duros" del PRO y de los libertarios que quieren complicar su mandato. Incluso, aventura, buscarían que no llegue a terminar su gestión. Esto aún no lo dirá públicamente. Pero es lo que piensa. Aunque no dio nombres precisos de esos dirigentes.

En paralelo a esto el Presidente arremetió contra los productores rurales, al señalar que "algunos siguen especulando con una devaluación para vender lo que tiene que vender y hacer ingresar los dólares que le permitan a la Argentina seguir creciendo". También responsabilizó a los empresarios "que hacen faltar mercaderías especulando con que los precios suban".

RELACION CON CRISTINA

Los que hablaron en las últimas horas con el Presidente aseguran que se lo vio tranquilo. Y destacan que la idea de un cambio de Gabinete está latente. Pero que antes de anunciarlo va a consensuar cada nombre con Cristina Kirchner y Sergio Massa. Piensa que definir nuevos nombres de ministros llevará a una "oxigenación" necesaria del Gobierno.

El nombre de los cambios de Gabinete se mantiene bajo llaves y cualquier nombre que haya surgido en las últimas horas es "pura especulación", aseguran en el entorno presidencial. 

Pero de una cuestión están seguros en el Gobierno: que Alberto Fernández siente que la tregua con Cristina Kirchner está funcionando y que hay "buena sintonía" con la vicepresidenta. No toman en cuenta las escasas excepciones de dirigentes duros del kirchnerismo como Juliana Di Tullio o Flortencia Saintout que siguen objetando al Presidente.

Por otra parte, Alberto Fernández mantuvo contacto permanente en estos días con Batakis y el embajador en Washington Jorge Argüello para conocer en detalle los pormenores de la visita al FMI. 

Los allegados al Presidente aseguran que se lo vio muy conforme con el accionar de la ministra de Economía en su primera presentación en el ámbito internacional. "A Silvina (Batakis) le fue muy bien", traducen los hombres del albertismo puro sobre la visita de la ministra a Estados Unidos. 

MEDIDAS ECONOMICAS Y BATAKIS

A la vez, Albertro Fernández puso a trabajar a todo el equipo económico de Silvina Batakis, del ministro de Producción, Daniel Scioli y Miguel Pesce del Banco Central para avanzar en las próximas horas con medidas para calmar a los mercados y controlar la economía.

Según dijo a El Cronista un funcionario del Gobierno entre las medidas figura a una "apertura quirúrgica" de las importaciones. Esto es: el acceso al mercado internacional por sectores y en forma paulatina. Conceptualmente esto implicará una apertura de las importaciones sólo en aquellos sectores que involucren a la producción ante la necesidad de contar con insumos y materias primas.

Desde este punto de vista, el Ministerio de Producción se prepara para anunciar una apertura a la importación de insumos en los sectores del caucho, el vino, café y el papel, entre otros. La idea es que se les facilite a estos sectores el acceso al mercado y el pago a 90 días. Esto forma parte del diálogo que viene manteniendo el Gobierno con la UIA.

Se elaboró en estas horas también bajo la mirada atenta del Presidente un régimen del Banco Central para que los productores que vendan su cosecha de soja puedan realizar un depósito a la vista en las entidades financieras con retribuciones diarias variables en función del dólar Link por hasta el 70% del valor de la venta de granos. Esto es para fomentar las exportaciones al máximo. 

También se trabaja con el Banco Central y el Ministerio de Turismo que lidera Matías Lammens un nuevo esquema de desdoblamiento cambiario para las cuentas turísticas. Ello contemplaría una pesificación de los gastos a un cambio del dólar bolsa. Y un pago en dólares de los gastos de argentinos en el exterior. Es decir, no se les pesificaría la deuda.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios