"No hay plata"

Suspendieron fiestas populares en varios municipios y provincias por falta de recursos

La falta de recursos obligó a las autoridades locales y provinciales a cancelar actividades tradicionales de esta época del año que generan ingresos y reafirman la cultura local.

Aunque este último fin de semana la Vicepresidenta Victoria Villarruel visitó el festival de Villa María, en Córdoba, la suerte de las fiestas tradicionales y populares en las provincias no es, en muchos casos, la misma que en el tradicional convite de Córdoba. En efecto, el ajuste también alcanzó a muchos de estos eventos populares que se realizan en los meses de verano.

Las medidas de shock impulsadas por el Gobierno Nacional y el recorte en las partidas presupuestarias motivaron a que gobernadores e intendentes tomarán la decisión de poner en pausa celebraciones que definen su identidad local y movilizan la economía regional.

Una de las provincias que cedió a la eventualidad fue La Rioja. El gobernador provincial, Ricardo Quintela-que esta semana estuvo en el foco de la tormenta por desafiar al Ejecutivo-anunció que iban a cancelar la 54ª edición de la Fiesta Nacional de la Chaya. 

 "Debido a los ajustes de público conocimiento y la gran cantidad de obligaciones que el Estado debe y deberá atender frente a estas situaciones de emergencia, se decidió suspender la 54ª edición de la Fiesta Nacional de la Chaya", argumentaba el comunicado oficial difundido por la administración pública.

También destacaron que el festival -que iba a realizarse en el mes de febrero- significó en las últimas ediciones "un gran impulso de promoción económica a través del turismo y la cultura para la Provincia", y que en los últimos años "había logrado aumentar sustancialmente el número de visitantes y, en consecuencia, permitió un volumen de actividad comercial que inyectó y distribuyó millones de pesos en La Rioja".

En el mismo comunicado, recalcaron su compromiso con "las y los hacedores culturales", y recalcaron que de todas formas "iban a seguir apoyando las Fiestas Populares que se desarrollen en toda la provincia, alentando al turista a sumarse a estas propuestas, y al mismo tiempo, promover el fortalecimiento de la economía local".

Al respecto, también indicaron que esperan poder recuperar esta importante política pública con miras al 2025, destacando el valor cultural del evento y los beneficios al desarrollo humano, social y económico que el mismo provee a los ciudadanos y ciudadanas de la Provincia.

Milei salió al cruce de Quintela luego de los cuestionamientos del mandatario riojano por no enviarle fondos a su provincia. Lo acusó de administrar mal sus recursos y destinarlos a pagárselos a la cantante Lali Espósito en lugar de a la Policía local, razón por la cual se habían originado protestas desde aquel sector que incluyeron cese de actividades como la custodia a los bancos.

"Nosotros no nos quedamos con el dinero de nadie. Por lo tanto, si tiene un problema en cómo asigna los recursos. Digamos, si gasta plata contratando a Lali Espósito y después no le paga a la policía, no es problema nuestro", lanzó el mandatario en declaraciones radiales. 

Quintela había lanzado una batería de medidas para paliar la crisis y deslizó la posibilidad de crear una moneda propia. Al respecto, Milei dijo "que lo hagan". Y continuó: "El propio mercado va a determinar qué valor le asigna a sus respectivos gobernadores cuando quieran aceptar o no los billetes que ellos emiten".

Otra región afectada fue Santiago del Estero. El Gobierno provincial anunció que por motivo de "la difícil situación económica y financiera que atraviesa el estado nacional" iban a cancelar el Festival Nacional de la Chacarera y el Festival Nacional de la Salamanca. Cabe destacar que ambas ediciones, que se desarrollan de forma anual entre enero y febrero, generan importantes ingresos y movilizan el turismo interno y de países vecinos.

Los municipios bonaerenses que prendieron la motosierra

El contexto económico también obligó a muchos jefes comunales a sumarse a la ola de 'no hay plata' y sacrificar las celebraciones en sus municipios. En Carlos Casares el gobernador peronista Daniel Stadnik, anunció la decisión de suspender la emblemática "Fiesta del Girasol".

"Estamos en una situación de mucha incertidumbre, falta poco para la fecha del evento y lleva mucha organización, tiempo e inversión; por ello consideramos que lo más lógico en este contexto es no hacerla y esperar que la situación se normalice", argumentaron desde la secretaría de Finanzas e Ingresos Públicos.

Otro distrito peronista que se adhirió a la drástica decisión fue Pehuajó. Allí el Municipio anunció que se cancelaba el "Festival de Folklore Surero" debido "a la incertidumbre que están provocando los lineamientos políticos y económicos esbozados por el Gobierno de Javier Milei". Es la segunda oportunidad en 16 años que por circunstancias mayores la comuna opta por esa resolución: la anterior fue a principios del 2010, cuando un tornado generó importantes destrozos en la región.

 El último municipio que prendió la motosierra fue Roque Pérez.                          Allí el director de Cultura informó a través de un video publicado en las redes que el gobierno local había resuelto cancelar la "Noche de los Almacenes", festividad de trascendencia nacional que el año pasado había cumplido diez años.

"Hay realidades y el gobierno nacional anterior brindaba un dinero. Llegó la nueva gestión y nos llegó cero pesos", apuntó Garavento. Y explicó: "La municipalidad tiene una situación económica comprometida y no le podemos garantizar a los almaceneros la recuperación de la inversión que puedan hacer".

Otros distritos que se apuntaron al recorte y pusieron en pausa celebraciones tradicionales fueron Hipólito Yrigoyen, Pehuajó, Olavarría, General Arenales, General Paz, General Guido, y Suipacha.

Temas relacionados
Más noticias de La Rioja

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • FS

    Fernando Subira

    15/01/24

    Los intendentes en vez de dedicarse a tapar los pozos y mantener las ciudades como corresponde organizan fiestas populares
    No solamente es demagogia también malversación de fondos.

    Responder
  • JCDD

    julio cesar diaz diaz

    14/01/24

    Cada fiesta que se hacia durante los gobiernos Kirchneristas la pagabamos nosotros, el pueblo! Basta de festejos que paga el estado!

    Responder
  • ML

    Martín López

    14/01/24

    ¿No hay nadie que localmente lo pueda organizar sin depender del estado municipal, provincial y nacional? Aunque sea modesto el festival. ¿Por qué suspenderlo directamente?

    Responder
  • ASM

    Ale San Martin

    14/01/24

    Lo raro es que si los gobernadores aseguran que son eventos que generan tantos ingresos en las provincias ellos mismos no los hagan...

    Responder
  • CA

    Carlos Adjoyan

    14/01/24

    Creo que es sensato dejar de gastar plata en financiar celebraciones populares cuando hay un 50% de pobres en el país.... Hay que fijar prioridades y perfectamente las celebraciones se pueden realizar con el aporte de los privados que según manifiestan esos gobernadores e intendentes son quienes se benefician con los eventos. El Estado debe fijar prioridades y seguro que combatir la pobreza, apoyar a la educación y sostener la salud estan por lejos primero.... Por fin un poco de realismo....

    Responder