POR EL STAND-BY DE 2018

Acuerdo con el FMI: tras la denuncia de la Oficina Anticorrupción, se espera la querella oficial

La acusación contra Mauricio Macri y ex funcionarios espera el refuerzo de la Procuración del Tesoro. Cuál es el texto completo que presentó la OA y qué pasó con la denuncia que Claudio Lozano presentó en 2019.

Tras la denuncia de la Oficina Anticorrupción (OA) contra el expresidente Mauricio Macri y sus ex funcionarios por el acuerdo de Stand-By firmado con el FMI en 2018, se espera la querella que anunció el presidente Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso. 

El viernes pasado, con la firma de Felix Crous, la OA presentó en el juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5, donde ya está radicada la causa 3561/2019 "Macri, Mauricio y otros s/defraudación por administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública", la denuncia que presentó hace dos años el ahora director del Banco Nación, Claudio Lozano, junto con Jonatan Baldiviezo.

Allí, retoma los informes de la Auditoría General de la Nación (Sigen) y del Banco Central y confirma las presunciones de incumplimiento de deberes y abuso de la autoridad, malversación de caudales públicos y defraudación por administración infiel. 

La denuncia de Lozano se presentó en 2019. Después de un cambio de juzgado, está en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti y allí presentó también la denuncia de la OA. "Tuvo algunos avances con requerimientos de información ante Economía. Los delitos son los mismos que planteamos en la denuncia, el incumplimiento de deberes de funcionario público, administración fraudulenta y malversación de fondos", enumeró Lozano en diálogo con El Cronista.

El paso siguiente es la presentación de la querella por parte del Estado, como anunció Fernández. "Si el Estado se presenta como querellante es un dato novedoso porque puede presentar prueba y acelerar la causa, no depende del fiscal", remarcó el director del BNA. El paso "lógico" es que esa querella esté a cargo de la Procuración del Tesoro. 

Uno de los puntos clave de la denuncia es el pedido para que se levante el secreto bancario, bajo la sospecha de una operación financiera de fuga de capitales y tráfico de influencias. "El resultado final de la maniobra, el fraude a los intereses de la Nación, quedará cabalmente expuesto cuando la instrucción reciba del Banco Central de la República Argentina la identificación de las personas humanas y jurídicas y el detalle de los montos que obtuvieron como rendimientos en la licitación de letras, y se las compare con el listado de los "grandes jugadores" en materia de formación de activos externos", planteó Crous en el escrito.

"La denuncia de la OA pide el levantamiento del secreto bancario para saber quiénes desarmaron sus posiciones en pesos antes del acuerdo con el fondo para vincularlos con los funcionarios y quienes fugaron a posterior", remarcó Lozano sobre el mecanismo sospechado. 

Negociación con el FMI

La denuncia llega en medio de las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional por un nuevo programa, esta vez de facilidades extendidas, para repagar los u$s 44.500 millones del Stand-By del macrismo. En ese contexto, Alberto Fernández señaló hoy durante anuncios de obras que el Gobierno optó por "pelear y discutir con los acreedores para darle un futuro a los argentinos" y repasó que este año vencen u$s 7000 millones de deuda  pero el año próximo, la cifra asciende a u$s 18 mil millones y 19 mil millones el siguiente. Ese horizonte de deuda es el que busca despejar Martín Guzmán, que viajará a Washington la próxima semana.  

Para Lozano, la denuncia "está jugando en el marco de la negociación para fortalecer la capacidad de discusión de la Argentina a la hora de mostrar que fue un crédito distinto y que el FMI no puede apegarse a sus reglas tradicionales". El argumento que sostiene es que "en ese contexto, el Fondo no puede venir hoy a hablar del estatuto cuando lo violó anteriormente. Ellos permitieron que se sostuviera el proceso de fuga", agregó. Tanto Fernández como Guzmán aludieron también a la "responsabilidad" del organismo.

"La situación del crédito es de tanta irregularidad que la Argentina podría plantear el hecho ante Naciones Unidas, porque el FMI maneja fondos de los Estados. Acá se trata de un organismo multilateral", remarcó Lozano, que recordó que durante el mandato de Cristina Fernández, Argentina presentó ante la ONU el caso de los juicios de los acreedores privados, holdouts y fondos buitre, y los fallos del juez Thomas Griesa.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios