Zoom Editorial

Efecto Chiringuito: el dato político que genera incertidumbre y estabilidad fiscal

Como la aclaración del conductor del español El Chiringuito, que condenó a la Argentina y luego se atribuyó el triunfo frente a Croacia, el autoapartamiento electoral de Cristina Kirchner puede adquirir rápidamente nuevos sentidos.

Juanma Rodríguez, el popular periodista español de El Chiringuito, que encabezó las diatribas y augurios de cuatro goles de Croacia contra la selección argentina, se las vio de figurillas ante el pase a la final del Mundial de la Scalonetta.

Para salir del aprieto y del bochorno del contundente 3-0, reivindicó el triunfo de la Argentina como un mérito propio tras haber "movido la coctelera" del equipo con sus ácidas declaraciones.

Algo parecido quieren interpretar los mercados cuando analizan el escenario político argentino, cada vez más determinante de la situación económica. Un consenso indica que la suerte de los desequilibrios macroeconómicos depende de cómo se defina el panorama electoral de 2023.

Las lecturas del autoapartamiento de candidaturas de Cristina Kirchner tras ser condenada en tribunales es uno de los hitos más importantes.

La secuencia sería más o menos así. El Gobierno está logrando encauzar las metas fiscales del acuerdo con el FMI y se llegaría a fines de año con un déficit de 2,5% del PBI, gracias al silencioso pero notorio ajuste que está encarando Sergio Massa.

El efecto en el mercado de bonos y la presión sobre el tipo de cambio de las dificultades de financiamiento del Tesoro -hoy habrá un test de magnitud -, se viene solventando con las compras de bonos por el BCRA. La emisión monetaria derivada de estas operaciones de mercado se absorben con Leliq, a costa de alimentar exponencialmente los intereses.

Como la aclaración del conductor del español El Chiringuito, el autoapartamiento electoral de Cristina Kirchner puede adquirir rápidamente nuevos sentidos.

El economista de Anker Latinoamérica, Federico Furiase, aventura que el "dólar soja II" (y su tercera versión, que se ve venir para el primer bimestre del 2023) permitirá estabilizar las reservas y continuar dosificando dólares a los importadores y evitar mayor freno de la actividad.

La inflación, con un jalón que conoceremos mañana, habría cedido unas décimas, pero se estacionaría en un promedio de 5,5% mensual.

En un ciclo para inversores que organizó Adcap de Javier Timerman, del que participó también el analista Alejandro Catterberg, se concluyó que el escenario de frágil estabilidad tiene como condición el éxito del ajuste fiscal de Massa.

Y que el escenario electoral de 2023 no fuerce al Gobierno a un camino alternativo. En ese sentido, el anunciado autoapartamiento de Cristina Kirchner de las candidaturas permitirían ese tránsito. Si la vicepresidenta no compite, "refuerza este escenario y baja la presión de gasto para 2023, y se podrán administrar los desequilibrios", concluyeron.

El 2024, es una incógnita. Tanto como si Cristina Kirchner finalmente se presentará o no.

Para los analistas, la iracunda respuesta política de Cristina podría transformarse en un dato fiscal definitorio para la transición.

Un abrupto cambio de sentido, como el del animador de El Chiringuito.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.