Refugio cripto: las stablecoins como la herramienta más simple para todos los argentinos

 Vivimos un momento de gran incertidumbre a nivel global. El mundo financiero, por supuesto, no es la excepción. Inflación generalizada en todo el mundo, guerra, problemas de financiamiento, commodities en alza y la lista sigue. En este contexto tan desafiante, es importante encontrar algunas certezas y las cripto nos ofrecen algunas respuestas.

Tras un nuevo año de crecimiento récord en el mundo, en 2022 las criptomonedas ya no son tema de unos pocos. Argentina es uno de los mercados donde más se utilizan a nivel global, ya sea para capitalizar ahorros, conseguir rendimientos en inversiones o diversificar las carteras, en momentos donde las opciones para hacer valer el dinero escasean.

En mercados financieros como los latinoamericanos, la inflación y la devaluación de las monedas nacionales potencian el impulso de las finanzas descentralizadas, por eso las criptomonedas son una opción cada vez más útil para cada vez más personas. Y si bien la fluctuación es una de las amenazas más grandes en las finanzas en general y el mundo cripto en particular, hoy existen activos digitales que se ajustan a la perfección con el inversionista que busca estabilidad y proyecciones más precisas. Se trata de criptomonedas estables, o stablecoins.

Las stablecoins son criptomonedas que tienen su valor financiero ligado a la cotización de otro activo, como puede ser la moneda de un país, por lo que dan tranquilidad al usuario. Lo especial de estas divisas es no sólo es su familiaridad, sino su proyección: mientras la cotización de la divisa de respaldo se mantenga, la criptomoneda conservará su valor.

Por su preeminencia a nivel internacional y nivel de capitalización de mercado, las más populares están comúnmente ligadas al dólar estadounidense: Tether (USDT), USD Coin (USDC) y DAI. Estas criptomonedas suelen cotizar en Argentina a un precio intermedio entre el dólar blue y el contado con liquidación, por lo que adquirir stablecoins es hoy la forma más atractiva y sencilla de resguardar los ahorros.

Con el objetivo de potenciar el uso de las criptomonedas en la vida cotidiana, las plataformas de intercambio cripto ofrecen distintos tipos de servicios para que usuarios de todo tipo y perfil puedan sacarles mayor provecho. Hoy, son las stablecoins las protagonistas en el escenario de inversores que buscan rentabilidad y seguridad, con métodos sencillos como el yielding.

Se trata de una forma de ganar rendimientos, un porcentaje proporcional a las criptomonedas ofrecidas, por tenerlas depositadas en la plataforma. Al activar el servicio de yield, inmediatamente se comienzan a generar rendimientos que se depositan una vez por semana en la cuenta de forma automática. De esta forma, además de resguardar el valor de sus criptomonedas, los usuarios acceden a un porcentaje adicional al que tienen en su billetera digital.

Un aspecto fundamental del yield es que quienes lo activan cuentan con la posibilidad de utilizar sus activos en cualquier momento, sin períodos de bloqueo como en un plazo fijo tradicional. Además, permite que cada vez que se recibe el rendimiento, se pueda reinvertir para obtener los beneficios del interés compuesto

Desde hoy, Bitso cuenta con la posibilidad de obtener rendimientos anuales muy interesantes con el servicio de yielding que llamamos Bitso+, en el exchange de criptomonedas más importante de Latinoamérica. En un solo paso, todas las stablecoins y Bitcoins que se alojen en Bitso pasarán a sumar aún más valor para los usuarios argentinos.

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas