Nueva normalidad: ¿cuáles son las prioridades que tienen los CEOs actualmente?

Las claves que los líderes deben tener en cuenta para adaptarse a las tendencias que están moldeando el futuro.

La pandemia del 2020 impactó significativamente en todos los aspectos de nuestras vidas, desde cómo trabajamos y nos comunicamos hasta las maneras que tenemos de consumir. Ahora, con la incipiente nueva normalidad, surgen nuevos desafíos y la necesidad de trazar nuevas perspectivas logísticas y comerciales

Ya no se trata solamente de llevar adelante el negocio sino también de responder a las exigencias y demandas de la agenda social, de adaptarse a la reconversión de los mercados y de batallar con la escasez de talentos.

Más allá de mejorar el enfoque de sus tareas diarias, los líderes deben también hacer un trabajo interno. El autoconocimiento, la necesidad de estar listos y dispuestos a repensar sus formas de operar e incluso ahondar en el propósito de su existencia, será la base para poder gestionar sus equipos

En otros términos, los líderes deben dar un paso atrás, tomar un respiro y considerar la serie de tendencias que la pandemia instauró y que desempeñarán un papel decisivo en la configuración de la futura economía global. Entonces, con este panorama en auge, ¿cuáles son las principales prioridades para los CEOs hoy?

Estos 3 líderes predijeron qué pasará con toda la tecnología en 2022

De acuerdo a una serie de investigaciones realizadas por la consultora global McKinsey & Company, publicadas en septiembre de este año, pueden destacarse estas

Sustentabilidad: con la agenda propuesta por la última Conferencia de las Partes (COP), la urgencia por responder al llamado del planeta es hoy una imposición para todas las empresas que quieran seguir siendo consideradas una opción por los consumidores. No solo deben revisar sus procesos, sino también qué hacen al respecto todos los que integran su cadena de valor. Las metas climáticas, además de empezar a proyectar un futuro mejor, representan una ventaja competitiva a largo plazo. Es imperativo comunicarles a los consumidores los valores de las compañías y qué acciones se realizan en función de estas, ya que son acciones que moldea la marca empleadora y la imagen de marca en general.

Transformación digital: durante la pandemia el consumo en línea aumentó. Nuevas tendencias como las entregas a domicilio o el auge de las plataformas digitales de entretenimiento son sólo una pequeña muestra significativa de la diversificación de medios y usuarios y las innovadoras formas de desempeño que los CEOs deben tener en cuenta. No solo hay que dotar a las empresas de agilidad, sino que hay que capacitar a los equipos para convertirse en células flexibles y adaptables. Al mismo tiempo, se debe trabajar en un cambio de mindset para que la cultura se vuelva digital desde el modo de concebir el negocio. Esto es un desafío de toda la organización, no solo de los departamentos de IT.

Generar marca empleadora: se sabe que hoy los candidatos son los que eligen en qué compañías trabajar. Por eso, cada firma debe poner especial atención en la creación de la marca empleadora, que incluye todo el viaje de los empleados: desde la búsqueda hasta la salida de la organización. Esto es fundamental porque hoy los mercados atraviesan una escasez de talento, es decir, a las empresas les cuesta dar con los profesionales que se adecuan a sus proyectos. Para solucionar esto, muchas apuestan a la capacitación como el modo de agilizar sus equipos.

Transformación digital, PyMes, pandemia e inclusión: cómo se adaptan las empresas a los cambios de paradigma

Agilidad completa: si algo nos enseñó la pandemia es que hay que estar preparado para los cambios y los escenarios VUCA. Entonces, la única manera de estar preparados para el futuro es volver ágil a toda la organización. Y en este punto hay un concepto que hay que abrazar: el error. Hoy es preferible equivocarse lo más rápido posible, pero aprender de esa experiencia.

Definición del propósito: esto está ligado a lo que ya mencionamos de la sustentabilidad, a generar marca empleadora e imagen de marca. Las empresas que no estén comprometidas con lo que sucede a su alrededor, que no establezcan lazos con las comunidades quedarán en el futuro a un costado, simplemente porque los consumidores no las elegirán.

Abierto a los imprevistos: hay un concepto que abarca lo positivo que puede obtenerse de sucesos inesperados. Sí, como la pandemia. En ese escenario que parecía tan adverso, hoy sabemos que hemos aprendido muchas cosas y que estamos evolucionando. Esto mismo deben hacer las empresas: aunque la planificación sigue siendo valorada, debe contarse con la suficiente flexibilidad para poder maniobrar frente a eventos que no se planificaron, y aprovecharlos para aprender y mejorar el servicio, la relación entre los colaboradores y más. Las amenazas pueden ser oportunidades.

Diversidad: la diversidad no es una opción dentro de la cultura organizacional, debe ser un elemento de su ADN. Toda empresa que se niegue a ser inclusiva quedará marginada, no solo por los consumidores sino también por quienes componen su cadena de valor. Además, ya es un hecho: las compañías diversas son más productivas y mejoran su facturación.

Con todos estos retos por delante, los CEOs deben mirar en 360º, y saber que no hay transformación posible si no cuentan el acompañamiento de sus equipos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios