Zoom editorial

Los picos de demanda reflejan el viejo anhelo de la salvación individual

Pasa el tiempo, pero la cantidad de personas que cree que los problemas crónicos de la Argentina tienen una salvación individual no disminuye. Lo que se vio con las naftas refleja una reacción similar a la que se vive con el dólar, los alimentos, los neumáticos o cualquier bien que esté afectado por la incertidumbre. Ningún mercado está preparado para abastecer demandas que se elevan al infinito, y la consecuencia es el desabastecimiento o la suba exagerada de precios. O ambos.

El consumo de combustibles tiene una dinámica estacional, para la que las compañías están preparadas. Y cuando hay eventos que la alteran (como los inicios de las diferentes cosechas, que impulsan un mayor consumo de gasoil por parte del campo) se pueden tomar previsiones. Lo que no hay forma de prevenir es un comportamiento de parte de los consumidores que excede lo normal.

La palabra psicosis tal vez sea un poco fuerte. Pero hay un poco de eso cuando hay cola para cargar en una estación de servicio y la reacción inmediata de quien pasa cerca de ella es sumarse y comprar, por las dudas "aumente" o "falte". La frase que subrayo es por las dudas.

Refinerías descartaron un desabastecimiento de combustible: ¿Cuándo se normalizará la situación?

Las 10 formas para ahorrar combustible esta semana

Las petroleras no refinan de más o compran barcos extras de combustible por las dudas. Esa acción implica un costo extra, tanto de capital como financiero, que no pueden trasladar al consumidor. Por eso lo hacen cuando existe una previsión de consumo inusual como las mencionadas. Pero así y todo, conseguir un cargamento, llevarlo a puerto, distribuirlo y ponerlo en el surtidor no es algo se que concrete de la noche a la mañana.

La demanda extra que hubo en los fines de semana previos a cada elección, y en los fines de semana largos por el movimiento turístico, no se repone de inmediato. Menos cuando la venta de nafta súper en los primeros siete meses del año aumentó casi 7%, y el gasoil común, cerca de 2%. En paralelo, los combustibles premium -más caros- cayeron.

Dos refinerías tenían sus paradas técnicas parciales programadas para septiembre-octubre. Y tres barcos con nafta estaban en las afueras del puerto, esperando que se completaran las gestiones tendientes a cubrir su pago. La gestión de compra por la general la hace YPF, por ser la empresa más grande del mercado, y luego reparte la carga con Raizen (Shell) y Axion. Distribuirla también es complejo: a veces implica llevarla desde Dock Sud, donde se descarga, a las plantas de Ensenada o Campana. Por la urgencia actual, lo más probable es que a partir de hoy se baje directamente a los camiones tanque.

La Argentina tiene una producción alta de petróleo. El desabastecimiento ya no es un riesgo. Solo cuando todos pensamos en nuestro propio auto y en ninguno más.


Temas relacionados
Más noticias de nafta
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • ER

    Eduardo Razzetti

    Hace 5 minutos

    me llama la atención q un diario económico desconozca las leyes básicas de oferta y demanda. A precios históricamente bajos y controlados el único resultado esperado es el desabastecimiento. Dejó de lado la superioridad moral de opinar sobre como tiene q actuar o no el individuo. Saludos

    0
    0
    Responder