Zoom editorialExclusivo Members

La CGT se reúne con el Gobierno: ¿boxeo de primera o titanes en el ring?

La Confederación General del Trabajo (CGT) se reunirá con el ministro de Interior, Guillermo Francos, en lo que se convertirá en el primer encuentro oficial entre la cúpula sindical y el Gobierno desde que asumió la presidencia Javier Milei el 10 de diciembre pasado.

El encuentro se da en el medio de los tironeos políticos por la ley Bases que vuelve a entrar al Congreso y luego del paro nacional que la CGT realizó en enero pasado y de la amenaza por un nuevo paro.

La respuesta del Gobierno tardó en llegar, según entienden en la CGT, pero no dejan de reconocer como gesto que finalmente la central gremial fue convocada a pesar de las asperezas demostradas de ambas partes.

Más allá de la poca sintonía entre los gremios y Milei, lo cierto es que la actualidad de los bolsillos de los trabajadores no pasa por el mejor momento dado los considerables aumentos que se produjeron en tarifas, combustibles y alimentos, entre otros rubros.

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, escribió en su blog que los indicadores financieros favorables - reducción de la brecha entre el tipo de cambio oficial y los tipos de cambio pseudo libres (CCL y blue), la acumulación de reservas y la baja del riesgo país - son alentadores, pero no deben ser tomados como indicadores de que una reducción significativa de la tasa de inflación está cercana en el horizonte.

La tasa de inflación está descendiendo acompañada por un fuerte descenso también del nivel de actividad económica y un aumento de los precios medidos en dólares, tanto al tipo de cambio oficial, como al tipo de cambio libre. Por esta razón se debe prestar atención a la evolución del tipo de cambio real en el mercado oficial y a la evolución de los depósitos en dólares en el sistema bancario. También a la canalización de dólares que están fuera del sistema hacia el mercado de capitales local.

Lo que ve Cavallo también lo empiezan a ver otros economistas, que miran con asombro las encuestas que demuestran que la imagen positiva de Milei sigue muy alta a pesar de las decisiones económicas que tomó y que tienen un impacto directo en la clase media.

De todas formas, la segunda prueba de fuego que tiene que pasar el Gobierno, es su romance con sus votantes, es el impacto de las nuevas tarifas que llegarán con aumentos considerables a partir del mes de mayo. Si ahí la imagen de Milei sigue muy arriba, el asombro puede ser mayor.

Temas relacionados
Más noticias de CGT
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.