Zoom Editorial

El otro riesgo de la inflación es que se coma la recuperación de la economía

La inflación de 4,8%, impulsada por los aumentos en alimentos, ropa y educación, se convirtió en el nivel más alto del trimestre, aunque el ministro de Economía, Martín Guzmán, pronosticó que en realidad la suba de marzo será la más alta del año. Por ahora, es del trimestre y también de los últimos 18 meses.

En la economía hay dos reglas que resultan claves: los números y la confianza. Si no hay números que respalden o no hay confianza es difícil conseguir financiamiento o inversión. Y más allá de lo multicausal que pueda ser la inflación, no deja de ser preocupante que en el trimestre los precios subieran 13%. Si el Gobierno quiere cumplir con el presupuesto, es decir, llegar al 29% de inflación para todo 2021, va a tener que mostrar una suba de 1,6% mensual promedio desde abril a diciembre. A simple vista, parece difícil de cumplir.

Para encontrar un número mayor a la suba de marzo es necesario retroceder hasta septiembre de 2019, cuando la variación de precios llegó al 5,9%, luego de la devaluación generada tras el resultado de las PASO.

Los argentinos nos acostumbramos a vivir con inflación, es como parte de nuestro ADN. Pero la inflación es lo que se ve y que además todos comparamos y sentimos. Hay otro punto del proceso que no nos gusta mirar, o no miramos porque no sabemos: la Argentina gasta más de lo que puede, situación que genera inflación. Entonces todo termina en el mismo círculo. Se probó con varias fórmulas, pero todas fracasan.

Ante la desesperación, el Gobierno ahora incorporará 500 nuevos fiscalizadores y fortalecerá el funcionamiento del Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE), para monitorear de manera más precisa la evolución de precios y el abastecimiento, en el marco de un conjunto de medidas que demanda el cumplimiento de las normas vigentes.

¿Pero la puesta en práctica de más controladores servirá para bajar la inflación?

Esta semana, en una reunión con la Unión Industrial Argentina (UIA), el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, cruzó al presidente de la Coordinara de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja. Kulfas lo acusó de haber dicho que la Ley de Abastecimiento era inconstitucional y de hacer productos similares a precios más caros para saltar Precios Máximos.

Sobre los alimentos y bebidas, el informe del Indec expresó que tuvieron en marzo un alza de 4,6% con incidencia principal en las subas observadas en leche, productos lácteos y huevos; aceites, grasas y manteca, carne, verdura y pan. Y que estas alzas estuvieron parcialmente compensadas por las bajas en las frutas.

Es difícil crecer y no tener inflación, pero más difícil parece bajarla en Argentina, con el riesgo, además, de que la inflación se coma el crecimiento.

Tags relacionados

Comentarios

  • VG

    Victor Gauna

    Hace 21 días

    LA VERDAD SE DICE COMPLETA O TERMINA SIENDO LA PEOR DE LAS MENTIRAS.
    Porqué todos los economistas ocultan u omiten decir que el mercado está fuertemente manipulado por poquísimas manos empresariales? en cada rubro hay posiciones dominantes que manejan todo a su antojo. No hay libertad de mercado, hay esclavitud sobre los precios. Claro como van a decir la verdad si son sus clientes!

    Ver más

    0
    0
    Responder