Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El proyecto de ley del blanqueo: condiciones, plazos, costos, beneficios y cambios impositivos

La iniciativa va de la mano del proyecto para pagarles los juicios a los jubilados. Qué hay que hacer para acceder, cuánto habrá que pagar según los montos blanqueados y qué pasará en los próximos años con Bienes Personales, Ganancia Mínima Presunta y Ganancias.

Imagen de JOSÉ LUIS CETERI

JOSÉ LUIS CETERI Contador y profesor unuiversitario UBA y UNLP

0

Alberto Abad, titular de la AFIP

Alberto Abad, titular de la AFIP

Luego de tantos borradores, anoche el Gobierno ingresó en el Congreso el Proyecto más esperado, sobre pago de retroactivos a jubilados, blanqueo de capitales, moratoria y premios para los contribuyentes cumplidores.

El primer capítulo se refiere al programa de reparación histórica para jubilados y pensionados, en donde se declara el estado de emergencia de litigiosidad previsional durante tres años. El objetivo es pagar los ajustes jubilatorios y crear una pensión no contributiva para los adultos mayores de 65 años.

Y el segundo trata el blanqueo de capitales.

El blanqueo: condiciones y puntos principales

Las personas físicas y las sociedades, inscriptas o no, podrían exteriorizar la tenencia de moneda nacional, extranjera y los demás bienes ubicados en el país y en el exterior, por los períodos no prescriptos al 31 de diciembre de 2015. El plazo para poder hacerlo se extendería hasta el 31 de marzo de 2017. Se podrán blanquear los bienes existentes antes del 1 de enero de 2016, para el caso de las personas físicas y en los balances cerrados antes de esa fecha para las jurídicas. No podrán incorporarse los bienes que se encuentran en países conocidos como paraísos fiscales.

Para cumplir se prevén las siguientes opciones:

1) Depositar los fondos o los títulos en una entidad bancaria, del país o del exterior, con fecha límite para poder hacerlo del 31 de octubre de 2016. No existe obligación de ingresar los fondos al país, pero sí de depositarlos y mantenerlos en el banco hasta el 31 de marzo de 2017.

2) Presentación de una declaración jurada detallando los otros bienes  exteriorizados (inmuebles, inventarios, etc.).

El costo previsto para el blanqueo es el siguiente:

1)            Bienes inmuebles en el país o en el exterior 5%

2)            Bienes que en su conjunto que su valor no supere $ 305.000: 0%

3)            Bienes que en su conjunto valgan entre $ 305.000 y $ 800.000: 5%

4)            Los bienes que superen $ 800.000, cuando se declaren durante el año 2016: 10%. Si se declaran en 2017: 15%. Si se entregan títulos Bonar o Global 2017 la tasa se reduce al 12%.

5)            Si se invierte en ciertos títulos que emita el Estado se eximirá del pago de la penalidad.

El impuesto se determinará considerando la cotización de la moneda extranjera, tipo comprador, según el Banco Nación al 31 de diciembre de 2015.

Los beneficios de blanquear serán:

1) No tener sanciones de la ley 11.683 y de la ley penal tributaria

2) Exención de los impuestos que hubiera correspondido pagar por los bienes blanqueados. Se pone como requisito haber cumplido, hasta una fecha a determinar, con las presentaciones y los pagos del Impuesto a las Ganancias, Bienes Personales, Ganancia Mínima Presunta por los ejercicios cerrados hasta el 31 de diciembre del 2015. Los bienes declarados en el blanqueo tendrán que exteriorizarse en los vencimientos del 2016. Con el blanqueo se extenderán un año los plazos prescripción para reclamar tributos. Se invita a las provincias a adherir y no exigir los impuestos provinciales por los bienes blanqueados.    

3) La moratoria prevé que los contribuyentes puedan incluir, hasta el 31 de marzo de 2017, sus deudas e infracciones, impositivas y de seguridad social, vencidas al 31 de mayo de 2016. Asimismo, los agentes de retención y de percepción podrían incorporar los importes retenidos/percibidos y no ingresados, y las obligaciones fiscales por las operaciones que no hayan cumplido. Por otro lado, se podrán incluir las deudas de planes de facilidades que están caducos y reformular los que se encuentran vigentes. Se podrán incluir también las deudas que se encuentren en discusión  administrativa y judicial. Para las cuotas de autónomos que se regularicen se condonará el 100% de los intereses. Los topes de intereses que se aplican, para las demás deudas tributarias, son los siguientes:

1) Período fiscal 2015 y hasta los vencimientos de marzo de 2016: 10% calculados sobre la deuda del capital;

2) Períodos fiscales 2013 y 2014: 25% del capital;

3) Períodos fiscales 2011 y 2012: 50% del capital y

4) Períodos fiscales 2010 y anteriores: 75% del capital de la deuda.

La cancelación de las deudas podrá hacerse al contado, con una quita del 15% del capital,  o mediante un plan de facilidades de hasta 60 cuotas mensuales con un interés del 1,5% mensual. En este último caso, se pone como requisito abonar el 5%  del total de la deuda como pago a cuenta en el momento de adherir al plan.

4) Beneficios para los cumplidores: se prevén exenciones, por tres años (2016, 2017 y 2018), del Impuesto sobre los Bienes Personales para aquellos que cumplieron con los impuestos, durante los dos años anteriores al 2016 y que no adhieren al blanqueo y tampoco utilizaron planes de facilidades de pago de la AFIP. Esta medida alcanza también a los responsables sustitutos de Bienes Personales participaciones societarias.

Además se propone incrementar el mínimo de Bienes Personales para los años siguientes: Año 2016: $ 800.000; año 2017: $ 950.000 y año 2018: $ 1.050.000. Además, de superarse esos valores sólo se tendrá que pagar sobre el monto excedente y no sobre todos los bienes, como ocurre desde el año 2008. Otra novedad es que bajará la tasa: al 0,75%; 0,50% y 0,25% en los años siguientes hasta que el impuesto sea reemplazado. Actualmente este tributo aporta menos del % 2 de la recaudación tributaria.

También se proponen cambios en las alícuotas del Impuesto sobre la Ganancia Mínima Presunta a las siguientes: 1) Año 2016: 0,75% 1) Año 2017: 0,50% y año 2018: 0,25%. La propuesta también incluye la derogación de ese impuesto a partir del año 2019.

Por último se propone derogar la última modificación realizada en el Impuesto a las Ganancias gravando en un 10% los dividendos retirados por los socios y accionistas de las empresas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar