OPINIÓN

Aumento de deuda: mal Cristina, mal Mauricio

Para quien no quiera leer toda la nota: según nuestras estimaciones (GRA Consultora), durante Cristina (segundo mandato) la "Deuda Pública Relevante" aumentó u$s 70 mil millones y en los años de Mauricio aumentó u$s 45 mil millones. La parte dólar, con Cristina aumentó u$s 45 mil millones, y con Mauricio u$s 64 mil millones. La parte pesos, con Cristina aumentó u$s 24 mil millones, y con Mauricio terminó bajando u$s 19 mil millones.

Si quiere saber un poco más, lo invito a seguir leyendo. Qué entiendo por deuda "relevante"? La suma algebraica de la deuda del Tesoro con privados (bonistas y organismos internacionales), más la deuda remunerada del BCRA, menos, las reservas internacionales netas del BCRA. ¿Por qué no alcanza con considerar sólo la deuda del Tesoro? Porque el Estado puede tomar deuda para aumentar reservas, y patrimonialmente quedaría igual. O podría no aumentar la deuda y perder reservas, y patrimonialmente estaría peor. Y por eso también habría que incluir las Lebac, Leliq y Pases, ya que no es lo mismo si estos pasivos suben adquiriendo reservas (que valen mucho), o suben contra una Letra del Tesoro (que vale prácticamente nada).

Por qué no incluyo la deuda intra-sector público? Porque las jubilaciones se pagan según lo que diga la ley, sin que el FGS (ANSeS) intervenga en dicho cálculo. Y si no alcanzan con los impuestos actuales se subirán, pero no se venderían los bonos del Estado de la ANSeS a esos fines (que podría implicar caída estrepitosa de precios para pagar sólo unos meses de jubilaciones). El FGS es en gran medida una "ficción". No es un verdadero fondo de pensiones. Y también es una ficción la deuda del Estado en el BCRA. El BCRA no es un órgano independiente, tiene sólo autonomía de gestión. Las decisiones de cuanto se le dará al Tesoro (vía adelantos transitorios, utilidades contables, o ahora también, cambios en las regulaciones de encaje), las toma básicamente el Poder Ejecutivo. Y si a un presidente del BCRA no le gustan, lo acepta, o lo terminan echando. Y, además, los Adelantos Transitorios se licúan fuertemente con la inflación, se devuelven (si es que eso ocurriera algún día) cuando quiere el gobierno de turno, y en términos "económicos" su valuación sería prácticamente nula.

Ahora bien, hay "ajustes" en las deudas del Tesoro que sería necesario considerar. Ejemplos: a) holdouts: los pagó Mauricio, pero se generaron durante los 15 años previos; para no cargar más las cuentas de Cristina, estamos suponiendo ella hubiera heredado el 100% de esta deuda al asumir en 2011, b) la deudas Ciadi y del Plan Gas, generadas antes del 2015, que en este cálculo tampoco hemos considerado (lo cual favorece al gobierno de Cristina), y que ameritan un cuidadoso análisis año por año para ver cuando se generaron.

En el cuadro 1 mostramos los resultados. En esencia vemos que:

1. En moneda extranjera, Cristina se endeudó en sólo u$s 10 mil millones, mientras Mauricio lo hizo en u$s 75 mil millones (columna D). Pero Cristina perdió muchas reservas (nada menos que u$s 35 mil millones), mientras que Mauricio las subió en u$s 12 mil millones (columna H). En forma neta, la Deuda Estatal Relevante en Moneda Extranjera, con Cristina subió entonces u$s 45 mil millones, y con Mauricio, u$s 64 mil millones (columna I).

2. En pesos, Cristina aumentó la deuda en (equivalente) u$s 24 mil millones (casi todo vía Lebac), y con Mauricio, terminó bajando u$s 19 mil millones (licuación de bonos, Lebac y Leliq por devaluaciones y también por salida de reservas, revirtiendo parcialmente, ingreso anterior de dólares).

3. Sumando todo, como se decía al principio, Cristina nos habría endeudado en u$s 70 mil millones, y Mauricio en u$s 45 mil millones.

4. Es cierto que la parte de dólares presenta mayores riesgos que la parte en pesos, y ahí Cristina tendría un punto a favor. Pero también es cierto que cuánto más reservas hay en el BCRA más margen de maniobra hay para el Estado, y ahí, la pérdida completa de reservas para 2015, fue tremendamente nociva.

5. Pero obviamente la parte de deuda en pesos hay que tomarla con debida seriedad. Si alguien no lo hace, es porque está pensando en defaultearla o licuarla vía mega devaluaciones (y ojo aquí con la deuda en CER que sólo se licúa si sube el tipo de cambio real, es decir, si bajan más los salarios).

En síntesis, Cristina y Mauricio nos endeudaron "mal". Peor Cristina? Considero que sí. No sólo por los números (70 versus 45), sino por algo aún más grave: Cristina inició su primer mandato con superávit fiscal primario del 2,9% del PBI en 2007. Y finalizó en 2015 con un déficit primario del 3,8% (que con correcciones lógicas, sería en realidad del orden de 4,5% del PBI). Es decir, una reversión de unos 7 puntos del PBI. Para mí, es "imperdonable" semejante conducta. Que fue la madre del borrego de la deuda que ella fue tomando y que Mauricio no supo resolver (y agravó).

Dadas las controversias que el tema deuda seguirá teniendo, y dado el gran interés que Cristina y Mauricio vienen demostrando en el tema, sugiero que el Gobierno, o el Congreso, convoquen a un "Comité de Notables", que mejor fuese "internacional", porque en Argentina nadie será considerado imparcial, de sólo 2 integrantes, uno más "liberal" (por ejemplo Larry Summers, o John Taylor, etcétera), y otro más "izquierdista" (por ejemplo Joseph Stiglitz, o Jeffrey Sachs, Paul Krugman, etcétera), y con la ayuda técnica de la Oficina Presupuestaria del Congreso argentino (OPC) y del staff del FMI, o de quienes ellos decidieran, procedieran a dictaminar sobre temas relevantes de la deuda pública en el período 2011-2019.

En una de esas, avanzamos, y nos demos cuenta que haber subido la deuda en u$s 114 mil millones en esos ocho años (y hasta junio 2021 Alberto ya le agregó u$s 33 mil millones más .....) no nos ha llevado a nada bueno (entre otros males: doble default, de deuda en pesos y en dólares). Y que debemos encarar el problema del déficit fiscal "en serio", volviendo al superávit logrado a comienzos de siglo, que nunca debimos haber tirado por la borda, como si hubiéramos sido tan fuertes como Estados Unidos (que emite una moneda que todo el mundo quiere), o como la aburrida Suiza.

Tags relacionados

Comentarios

  • BC

    Bernardo Corradi

    02/09/21

    ME SUENA UN POCO RARO QUE TODOS LOS MIEMBROS QUE SUGIERE QUE INTEGREN EL "Comité de Notables" FUERON EMPLEADOS DEL FMI ALGUNA VEZ EN SU VIDA. NO VEO LA IMPARCIALIDAD AHI JAJAJAJA

    1
    0
    Responder
  • UQ

    Ubaldo Quirico

    02/09/21

    Coincido en cierta forma con tu criterio de análisis, no en su totalidad... NO así con en enfoque parcializado de Rubinstein; a modo de ejemplo: Renovación de deuda, no es pagar ni endeudarse, caso Alberto Fdez. que en cierta forma hasta podrían darles números positivo. Otro punto que no coincido con Rubinstein es que si CFK pierde reservas y considera como deuda, tambien debería aplicar el mismo criterio con M.M., es decir primero tomar la deuda y luego perder las reservas y en ningún caso debería considerar el incremento de las reservas por motivo de endeudamiento como un número positivo. En definitiva podríamos sacar tantas conclusiones como criterios y enfoques asumamos.

    0
    0
    Responder
  • TAB

    Tomás Albino Blanco

    02/09/21

    Los u$s 9810 millones con los que, en 2006, el Gobierno de Néstor Kirchner canceló la deuda con el FMI, no fueron tomados de recursos presupuestarios, sino de las Reservas del BCRA, entidad a la que el Tesoro le dio una Letra Intransferible a 10 años cuyo vencimiento operó en enero de 2016, es decir, durante el Gobierno de Macri. Por lo que el Gobierno de Kirchner no pagó nada sino que hizo un cambio de acreedor postergando el pago por diez años con más los intereses correspondientes. Ante cada vencimiento de deuda externa, esa política de cambio de acreedor fue seguida por el Gobierno de Cristina. En el Balance semanal del BCRA al 07/12/2015, último de la gestión de CFK, el stock de Letras Intransferibles del Tesoro fue de u$s 64.500 millones. El Gobierno de Macri, canceló la Letra emitida en el 2006, tomando deuda externa, es decir, hizo otro cambio de acreedor y a una tasa más alta. En diciembre de 2019, al asumir AF, el stock de Letras intransferibles era de u$s 53.500 millones. Su Gobierno las defaulteó pero, hasta la actualidad, el BCRA las sigue contabilizando a su valor técnico, capital más intereses acumulados. Si un deudor se declara insolvente y la deuda emitida es intransferible, esa deuda vale cero. Pero si el BCRA le asignase valor 0, el Patrimonio Neto del BCRA sería negativo en unos u$s 45.900 millones y, de acuerdo con nuestra legislación, una entidad financiera con patrimonio negativo, no puede seguir funcionando si está quebrada. Las Reservas internacionales de un país constituyen el respaldo a la cantidad de moneda local emitida. El hecho de disminuir las Reservas para cancelar deuda externa, a la vez que se emite moneda local como Adelantos Transitorios o utilidades ficticias del BCRA es el componente monetario más importante de la inflación. Se podrán tomar medidas drásticas para frenar la suba de los precios, pero ninguna de ellas es sustentable y el país seguirá con inflación durante mucho tiempo.

    1
    0
    Responder