Dieta

Ganá masa muscular y perdé peso: esta es la fruta seca que tiene más proteínas que el huevo

Su consumo regular además puede ayudar a prevenir enfermedades.

En esta noticia

¿Buscás una forma natural de aumentar tu masa muscular y perder peso al mismo tiempo?  Un estudio reciente revela que una fruta seca, comúnmente pasada por alto en la dieta diaria, podría ser la clave para alcanzar tus objetivos de salud de una forma rápida y eficaz. 

Las almendras emergen como una sorprendente fuente de proteínas. Este hallazgo podría revolucionar las dietas destinadas a mejorar la masa muscular y la pérdida de peso, ofreciendo una alternativa natural y efectiva para aquellos que buscan optimizar su salud y forma física. 

El desayuno más sano de todos se prepara en minutos: es ideal para los celíacos y los intolerantes a la lactosa

Mejorá la circulación: los buenos hábitos y el té de una hierba medicinal que te van a aliviar las piernas

Almendras: el alimento ideal para aumentar la masa muscular y bajar de peso 

Las almendras se erigen como un superalimento gracias a su excepcional perfil nutricional. Con 21 gramos de proteínas por cada 100 gramos, superan ampliamente a los huevos en contenido proteico, según datos de la Federación Española de Nutrición (FEN). 

Pero su valor no se limita a las proteínas; también son ricas en ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados, fibra, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, potasio, vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos.

Las almendras son un superalimento que puede ayudarte a ganar masa muscular y perder peso al mismo tiempo. (Foto: archivos)

Un estudio de la Universidad del Sur de Australia, publicado en el European Journal of Nutrition, respalda sus beneficios para la pérdida de peso. 

Según esta investigación, consumir entre 30 y 50 gramos de almendras entre las principales comidas puede reducir la ingesta de energía en hasta 300 kilojulios en la siguiente comida, lo que sugiere un efecto saciante y controlador del apetito. Este efecto podría atribuirse a su alto contenido en proteínas, fibra y ácidos grasos.

Además, las almendras son aliadas del corazón gracias a sus grasas monoinsaturadas, que ayudan a reducir los niveles de colesterol total y LDL. La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas puede contribuir a la prevención de enfermedades cardiovasculares, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. 

En términos de minerales, las almendras aportan calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo, favoreciendo la salud ósea y la prevención de fracturas. En cuanto a las vitaminas, son una fuente importante de vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos, proporcionando un valioso aporte para la salud general.

Estos hallazgos respaldan el estatus de las almendras como un superalimento versátil y nutricionalmente completo, ideal tanto para promover la salud como para alcanzar los objetivos de pérdida de pesoganancia muscular  de manera equilibrada y sostenible.

El efecto saciante se debe a la combinación de proteínas, fibra y ácidos grasos que contienen. (Foto: archivo)

Agua de chía: cómo se prepara la bebida que podés tomar todos los días para activar el metabolismo

La dieta completa que ayuda a Clint Eastwood a mantenerse en forma y saludable a los 94 años

Incorporando almendras a tu dieta: consejos prácticos

Incluir almendras en tu dieta diaria es una decisión inteligente para mejorar tu salud y alcanzar tus objetivos de peso. Acá tenés algunos consejos prácticos para incorporar este superalimento a tus comidas cotidianas:

  • Snack saludable: llevá un puñado de almendras crudas o tostadas como un snack conveniente para calmar el hambre entre comidas.

  • Desayuno nutritivo: agregá almendras en rodajas a tu cereal o yogur para aumentar el contenido proteico y darle un toque crujiente a tu desayuno.

  • Ensaladas revitalizantes: añadí almendras picadas a tus ensaladas para agregar textura y sabor, además de nutrientes adicionales.

  • Postres deliciosos: utilizá almendras en recetas de postres saludables, como barras de granola caseras o galletas de avena y almendra.

  • Batidos energizantes: mezclá leche de almendra con frutas y verduras para preparar batidos nutritivos y refrescantes para disfrutar en cualquier momento del día.

Antes de realizar o modificar un plan alimenticio, se recomienda consultar con un especialista.

Temas relacionados
Más noticias de Salud

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.