Salud

Esta legumbre ayuda a reducir el cansancio, la fatiga y es un potente reparador para el crecimiento muscular.

Contiene proteínas de alta calidad que son fundamentales para la reparación y el crecimiento muscular.

En esta noticia

Quienes están en el mundo de la buena alimentación y en la búsqueda del bienestar físico encuentran importante la necesidad de ganar músculos más definidos y fuertes. Ante esto, los batidos de proteínas suelen ser la opción preferida para acelerar los resultados durante el entrenamiento físico. 

A pesar de su popularidad, algunos especialistas muestran preocupación porque estas bebidas, diseñadas para aumentar la masa muscular, también podrían contribuir al aumento de la grasa corporal

Más allá de los batidos de proteínas, existe un fruto seco que no solo es delicioso, sino que también es efectivo para alcanzar estos objetivos: el maní. 

¿Cuántos maníes deberíamos comer a la semana? 

Siguiendo el consejo popular de "poco, pero bueno", desde la Asociación Americana del Corazón sugieren que los adultos deben consumir entre 3 y 7 porciones de maní a la semana. Cada porción debe pesar entre 20 y 30 gramos sin cáscara.

Estos frutos secos pueden disfrutarse como snacks antes de entrenar o como parte del desayuno, según las preferencias individuales. También son ideales como acompañamiento en ensaladas después del ejercicio, proporcionando una recarga de energía oportuna. 

Propiedades nutricionales

El maní, aunque botánicamente clasificado como una legumbre, es comúnmente considerado un fruto seco, debido a la forma en que se consume. Tanto expertos como consumidores coinciden en que es un alimento altamente nutritivo

Los beneficios que tiene el maní

  1. Alto contenido en vitamina B3 (niacina): Favorece el metabolismo energético y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. 
  2. Rico en vitamina E: Actúa como antioxidante, protegiendo las células del daño causado por los radicales libres. 
  3. Minerales esenciales: Incluye zinc, que apoya la función inmunológica y la salud de la piel; potasio, importante para la función muscular y del corazón; y magnesio, que contribuye al funcionamiento adecuado de los músculos y los nervios. 
  4. Fuente de proteínas vegetales: Contiene proteínas de alta calidad que son fundamentales para la reparación y el crecimiento muscular. 
  5. Beneficios para el corazón: Sus grasas saludables, como el ácido oleico, pueden ayudar a mantener niveles saludables de colesterol en sangre. 
  6. Puede ayudar en la pérdida de peso: A pesar de ser energético, el maní puede contribuir a una sensación de saciedad prolongada debido a su contenido de fibra y proteínas.

¿De que formas se puede comer maní?

El maní ofrece una flexibilidad culinaria impresionante, ya que puede disfrutarse crudo, tostado, hervido, frito, en forma de polvo o convertido en manteca. 

Consumirlo con su piel delgada similar al papel es beneficioso nutricionalmente, ya que esta parte contiene una gran cantidad de antioxidantes y fitoquímicos.

Temas relacionados
Más noticias de alimentación saludable

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.