Desde Pinamar hasta Chapa

Frente al mar: cinco propuestas seductoras para una comida romántica sobre la playa (o casi)

Restaurantes frente al mar: cinco propuestas seductoras para una comida romántica sobre la playa (o casi)

En esta noticia

Te gusten o no las "fechas especiales", siempre son una linda excusa para hacer algo distinto. Y en este caso, el día de San Valentín, es una oportunidad más para probar propuestas gastro interesantes y compartirlas con alguien que querés. Si le agregamos un setting más romántico - con vistas al mar, el ruido de las olas, la luna sobre la playa y un ambiente iluminado con velas -, ¡se vuelve más tentador aún! Si estás en la costa, y te copa aprovechar la fecha para meterle una noche full amor (y buena comida) a tu viaje, desde MALEVA te compartimos cinco propuestas para pasar San Valentín sobre la playa.

1) La Balconada: un viaje mediterráneo de sabores a la luz de las velas/ Ruta 11 Km 531,5 - Mar del Plata.

En su segunda temporada, La Balconada ya logró asentarse como uno de los paradores más cancheros y estéticos de Mar del Plata, con el don de transportarte a las costas mediterráneas y con unas vistas amplias de las playas del sur. Hace solo 3 semanas inauguraron las comidas nocturnas en su restaurante y para la noche del 14 de febrero ya armaron una propuesta especial, a la luz de las velas y de la luna.

El menú de San Valentín consta de 3 pasos - entrada, principal y postre -, con opciones para elegir, dos copas de Aperol de bienvenida, una botella de vino por pareja y agua. En las entradas vemos mucho de su sello culinario, los frutos de mar, con tapas como las miniaturas de pescado con mayonesa de palta, las rabas o el ceviche de pesca blanca. También ofrecen opciones vegetarianas como una provoleta con tomates confitados, pinchos de torta y buñuelos de kale y acelga. Como principal, hay un vacío nuke de cocción lenta, una pesca del día a la manteca de hierbas o dos ensaladas para optar por algo más fresco. Corona el menú, el postre: frutillas con crema o marquise de chocolate. O, por qué no, pedir una de cada y compartir.

La Balconada ya es reconocida por la onda de su ambientación, inspirada en distintos paradores de la costa mediterránea, como Scorpios en Mykonos, El Amante en Ibiza y también La Susana en Punta del Este. Las fibras naturales y los elementos rústicos le regalan ese toque playero, boho chic, pero súper cuidado que te envuelve en un clima relajado de vacaciones y se acentuará esa noche con música en vivo de estilo flamenco chill.

Reservas por WhatsApp: +54 9 2235 71-8223

2) Rada Beach: para parejas con pasión por la cocina de autor (y un pastel de ciervo que no te olvidás más)/ Av. del Mar y Odisea - Pinamar Norte.

En un enclave calmo de la costa de Pinamar, hacia las playas del norte, Rada Beach ya se hizo un lugar privilegiado. No solo porque su restaurante - que abre los 365 días del año - ofrece una experiencia con vistas al mar, sino también porque está en manos del chef Pedro Demuru. Y la cocina de autor siempre es un gran plus.

Una cita con menú elegante y sofisticado, sin dudas es plan. Entre sus platos que ya son una marca registrada, encontramos los garroncitos de cordero con mousseline de papas, olivas negras y tomate asado en demiglace; las ribs de cerdo con barbacoa y batatas coleslaw; o la pesca del día a la plancha en croute de hongos, puré de coliflor ahumado, pimentón y hojas de estación. Otro sello indiscutido: el pastel de ciervo.

Para acompañar estos sabores de autor, en su carta se nos ofrecen más de 100 etiquetas de vinos. Pero este San Valentín, quienes elijan una botella de Catena Zapata van a recibir un Alamos Extra Brut para seguir la fiesta del amor en casa.

Reservas por WhatsApp: +54 9 2254 45-7630.

3) Bai Bai Café: una propuesta para el amor en todas sus formas / Calle 0 (ex caracolas) 3069 - entre 64 y 719, Chapadmalal.

Este verano, Daniela Butvilofsky se puso al hombro la cocina de Bai Bai, y los platos de la carta tienen su sello (además de acompañar a la personalidad hippie chic del café que acompaña a la Surf House), con mucho producto de estación, varias opciones sin tacc, sabores interesantes y algunos guiños a la cocina oriental.

Para este martes 14 de febrero, armaron un menú especial titulado "Celebración del amor" que abre su propuesta a cualquier tipo de amor; pareja, amigxs, poliamor y autoamor. Se compone de tres pasos: el primero, es una focaccia tibia de masa madre con cremoso de garbanzos y muhamarra. El paso dos tiene varios platitos: tiradito de pesca fresca, langostinos con panko y coco, dumplings de portobello fermentado y papa aplastada con pickles y ali oli. El postre es un sticky toffee pudding con helado de crema y crocante de sésamo. Todo para disfrutar en ese jardín con mucha onda que iluminan con lucecitas colgantes y aclimatan con su fogonero.

Reservas a través de mensaje privado de Instagram.

4) Casa Mar: menú por pasos y un ambiente chic que enamora / Avenida del Mar 3335 - Pinamar.

Casa Mar está en la mira de quienes van a Pinamar hace ya un par de veranos, porque siempre propone novedades y nivel en su gastronomía. El año pasado, tomaron la cocina los creadores de Niño Gordo - Germán Sitz y Pedro Peña -, y diseñaron una carta mediterránea de temporada. Ahora, la cocina está en manos de Erick Ramos, un cocinero emergente, oriundo de Perú, que trabajó en el restaurante asiático y en otros lugares como El Dorado y Picsa; y armó una carta nueva, súper centrada en el mar.

Para San Valentín, el parador preparó un menú especial de 4 pasos (recepción, entrada, principal y postre) con dos opciones: una cárnica y una vegetariana que a su vez es vegana y apta para celíacos. Quienes comen carne son recibidos con una bondiola en crema tone con papas paile. De entrada, unas mollejas doble cocción en salsa cítrica con puré de coliflor y tomates cherrys confitados y el principal se compone de un costillar de res braseado a baja temperatura durante seis horas, acompañado de una ensalada de rúcula y parmesano. El postre es a elección entre flan de dulce de leche, chocotorta y helado de tierra chocolate.

La opción vegetariana empieza con unas croquetas de falafel con hummus de remolacha y emulsión cítrica, la entrada son unos tacos de tortilla de maíz con vegetales grillados y guacamole, de principal un risotto de hongos de pino, gírgola, champiñón y portobello con chips de boniato y el postre a elección le suma a las tres opciones del otro menú (en versión aptas) una mousse de chocolate vegana con frutas de estación glaseadas.

El menú incluye dos bebidas sin alcohol y cada paso puede ser maridado con vinos de la bodega Catena Zapata, coctelería clásica o de autor, cerveza o espumante.

Reservas por Whatsapp: +54 9 2254 42-5777.

5) Zur: ceviches, tiraditos y sushi con la frescura del mar/ Acacia y la playa, parador Divisadero - Cariló.

Algunos no se contentan cayendo a un lugar de playa a comer lo mismo de siempre: frituras y minutas. Para ellos, Zur, el restaurante del parador Divisadero, les da la oportunidad de pasar la noche de San Valentín sumergiéndose en los sabores auténticos de Perú mientras ven la luna sobre la playa.

Tiradito de salmón, ceviches, pulpo asado, fetuccini con frutos de mar y sushi; su carta full basada en pescados y mariscos va a estar disponible al 100% la noche de San Valentín, para disfrutar de una comidita con velas y alguna sorpresa floral. Junto al mar y en medio del bosque del destino más exclusivo de la costa atlántica.

Reservas a través de Meitre.

///

Fotos: son gentileza de prensa de los lugares mencionados.

Temas relacionados
Más noticias de restaurantes
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.