Tendencia

El incipiente e irresistible avance del alfajor helado: 6 lugares donde probarlo

Finalmente, esta delicia helada está llegando a la gastronomía local/Desde emprendimientos especializados hasta hoteles de lujo, propuestas para subirse a la tendencia/Versiones plant based o con la elegancia del macaron francés, heladerías clásicas que se la juegan con sus propias versiones y otras super trendies que hacen delicias «para stockearte el freezer».

En esta noticia

Siempre me pareció rarísimo que los argentinos no hubiéramos masterizado este arte. Si somos los reyes de los alfajores y adoramos el helado (de hecho, está dicho que tenemos el mejor de América Latina y rankeamos muy cerca del gelato italiano), ¿qué nos detiene de hacer perfectos exponentes de alfajor helado? Por suerte para mi espíritu goloso que siempre mira primero la carta de postres en todo restaurante, de un tiempo a esta parte nada nos detiene. Así lo demuestran los 6 emprendimientos que tomaron esta tarea y crearon los propios con mucho tino y sabor, saldando finalmente una deuda dulcera de décadas.

1) Sookies: 100% especialistas. / Delivery y retiro en puntos de venta.

En plena pandemia, los emprendedores detrás de Sookies quisieron sumarse a los resilientes que apostaron a seguir creando, y así lanzaron esta marca como variante al helado clásico. "Buscamos varias opciones y recetas hasta que encontramos la ideal para combinar cookies con helado 100% artesanal", relatan. Atentos a este nicho de producto tan poco explotado, decidieron tomar la posta y así ofrecer un postre distinto.

¿Qué ofrecen? Por ahora, seis sabores distintos, todos compuestos con dos cookies generosas, relleno de helado y distintos baños. Los hay de vainilla con crema americana y corazón de dulce de leche, de chocolate con chips de chocolate blanco, con relleno de chocolate y corazón de salsa de chocolate, de limón y, la más pedida, la Red Velvet, con cookie de vainilla con chips de chocolate blanco, relleno con frutos del bosque y corazón con salsa de arándanos.

"Tenemos clientes de todas las edades, pero los millennials son sin duda los que más consumen", describen los creadores. Basta ver sus campañas de fotos tentadoras en redes para comprender el furor.

2) Hierbabuena: con filosofía plant based. / Av. Caseros 454 - límite entre San Telmo y Barracas.

Los veganos también tienen lugar en este listado. Porque Hierbabuena, el histórico restaurante de avenida Caseros, desde hace un tiempo está enfocado por completo en la movida plant based, y ofrece desde hamburguesas hasta pastelería y heladería con esta consigna. De hecho, es la primera hamburguesería 100% vegana en Buenos Aires.

Desde esta esencia nace su alfajor helado, de cookies de maní y chocolate y rellena con helado de maní. Las cookies son hechas en el propio local con manteca de maní casera, avena, aceite de coco y un toque de harina orgánica, y se rellenan con helado plant based de pasta de maní con praliné de maní y corazón de dulce de leche vegano. Una bomba hasta para los que creen que lo vegano no es contundente... Perfecto para darse un gusto sin culpa y disfrutar en las mesitas en la vereda en estas últimas semanas de verano porteño.

3) Möoi: una bomba que resiste hasta a la esencia de la chef. / Cuba 1985, Belgrano, y otros locales.

Lleva bastante tiempo en la carta y se volvió un éxito entre los habitués. Lo hizo incluso a pesar de los deseos de su chef y creadora, Jessica Lekerman, que no siente que sea un plato demasiado representativo de su espíritu. Sin embargo, el postre Oreo es una bomba con muchos adeptos. "Nació a raíz de querer hacer un postre con helado, pero muchos no funcionaban. Los macarons rellenos no se pedían mucho, el semifreddo salía poco, y de pronto una vuelta de tuerca al postre Oreo funcionó bárbaro", le relata la chef a MALEVA. Consiste en un alfajor helado hecho con capas de galleta y helado en el medio, con una salsa de dulce de leche casera, almendras crocantes e hilos de chocolate.

Para Jessica, este es uno de los platos más golosos de su cadena de restaurantes, y permanece en la carta aunque repetidas veces quiso sacarlo, porque siempre fue pedido de nuevo por algún cliente. Pero en pos de acomodarlo a su estilo, hace un tiempo le aplicó "un secreto que no contaré", pero que lo vuelve más "perfil Möoi". Sabiendo que la insignia de su cocina es que los platos sean tan ricos como nutritivos, los que cuentan calorías pueden quedarse un poco más tranquilos.

4) Piano Nobile: por partida doble. / Av.Alvear 1661 - Recoleta - Palacio Duhau Park Hyatt.

Esta no es solo una tendencia que se aprecia en delis o en heladerías específicas. Un gran indicio de su expansión es precisamente que va llegando a lugares donde antes hubiera sido impensado. Por ejemplo, el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires, epítome de la elegancia y la maestría gourmet.

Pero como no podía ser de otra manera, aquí reinterpretaron la movida con su propio y personal sello. En la carta de Piano Nobile, el expertise del área pastelera del hotel reinventó sus clásicos macarons en una versión helada, suerte de mini alfajor francés. Este frozen macaron, a cargo de la nueva chef pastelera Paula Maroni (que fue la mano derecha de Damián Betular y ahora ocupa su lugar tras su partida), está relleno con helado de banana split, dulce de leche y la muy argentina Vauquita.

Y eso no es todo: desde el hotel anticipan el desembarco de un señor alfajor helado para la carta de la nueva temporada. Constará de dos súper cookies de chocolate con un relleno de helado de crema y cerezas negras. Con sofisticación y encanto, definitivamente nadie permanece impávido frente a este avance.

5) Chungo: una alianza power. / Varios locales y delivery.

Claro, las heladerías también están tomando nota del fenómeno. Es el caso de Chungo, que en el último tiempo fue reformulando su impronta y descubriendo un rebranding que se adapta más a los tiempos que corren. Bajo el slogan "Chungo y punto", su nueva propuesta incluye preparaciones artesanales que van más allá del helado y se prestan para comer al paso o llevar a casa y compartir en familia o con amigos. Entre ellas, las golosinas heladas.

En ese camino, tomaron el alfajor helado y lo reinterpretaron con un claro entendimiento del producto y su target: en alianza con las galletitas Toddy, crearon una opción bomba que convoca a grandes, pero sobre todo a chicos y jóvenes, deseosos de instagramearlo y devorarlo. La propuesta se llama Toddy Latto, comprende dos galletitas con relleno a elegir entre helado de crema americana o de dulce de leche y está disponible en sus más de 30 locales en la ciudad y alrededores.

6) Finde: para stockear el freezer. / Ravignani 1949 - Palermo Viejo.

En la heladería con más onda de Palermo (y me atrevo a decir que también de la ciudad), el alfajor helado es cosa seria y se ofrece como una gran opción de su "bar de postres". Porque sí, este es otro de sus diferenciales, además de una gran variedad de gustos de helado artesanal, sorprenden con sus propuestas para la parte dulce de la comida. Y es que su creadora, Gabriela Spanier, es un alma afín: siempre soñó con ir a algún restaurante a comer solo postres, pero como nunca lo encontró, decidió crearlo. Así nació Finde a inicios de 2020, en una casona con un lindísimo patio en una ochava y plena de colores pastel.

Intenso y generoso, su alfajor helado se compone de una masa hecha con galletitas Oreo, relleno de helado de crema y un baño de chocolate. Se ofrece para comer en el local, hacer take away o pedir por alguna plataforma. ¿Mi recomendación? Llevarte varios y stockear el freezer, van a ser oro puro esas noches de antojo dulce en las que pagarías millones por un mísero cuadradito de chocolate.

///

Fotos: son todas gentileza de los locales mencionados.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.