Soledad Quereilhac

Quién es la esposa de Kicillof: doctora en Letras y cinturón negro de taekwondo

La esposa de Kicillof se llama Soledad Quereilhac. La escritora Beatriz Sarlo la señaló ante la Justicia como quien le ofreció darse la vacuna contra el coronavirus de manera irregular en el marco del escándalo del vacunatorio vip. Perfil de una anti Primera Dama militante

La esposa de Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, este miércoles "fue señalada ante la Justicia por la escritora Beatriz Sarlo como la persona que le ofreció acceso a la vacuna contra el Covid-19 por fuera del esquema regular implementado por el Gobierno", según informa NA.

Beatriz Sarlo declaró ante la Justicia que la esposa de Axel Kicillof le ofreció vacunarse

Soledad Quereilhac (1975) es Doctora en Letras de la Universidad de Buenos Aires e Investigadora Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). 

La administración bonaerense admitió que se contactó con la ensayista para ofrecerle vacunarse pero no de manera irregular ni privilegiada sino en el marco de una campaña de concientización a través de personalidades de distintos ámbitos, pero finalmente no se concretó.

Esta tarde, Kicillof salió duramente al cruce de la denuncia de Sarlo y las repercusiones al conocerse públicamente el contenido de su declaración ante la Justicia.

Kicillof: "Es un ataque absolutamente canalla contra mi esposa"

Eximia taekwondista (es cinturón negro), la 'kicilover' de la primera hora conoció a Axel por amigos en común en los tiempos en que ambos eran estudiantes en la UBA. El círculo íntimo del economista asegura que es Quereilhac quien da el visto bueno final a los discursos del gobernador.

En febrero pasado, Quereilhac explicó por qué reniega de la figura de Primera Dama. "Tanto para mí como para Axel, las mujeres no somos primeras damas ni acompañantes. Él fue elegido. No soy apéndice de mi pareja, lo apoyo, pero no debo dejar de ser quien soy porque mi marido es un gobernante".

De bajísimo perfil mediático, son pocas las imágenes suyas en las redes sociales de su compañero. Su condición de fiel ladera quedó especialmente demostrada en el tramo final de la campaña que llevó al exministro de Economía a recorrer, durante 3 años, más de 80 mil kilómetros a bordo del Renault Clio de 2011 que se convirtió en una de las cábalas de su gira como precandidato.

En uno de los videos 'íntimos' de la campaña, Kicillof mostró una foto de Evita, autografiada, que le dedicó "Al señor Eduardo Mattulich, con simpatía", abuelo de Quereilhac y el capitán del barco que condujo a la por entonces Primera Dama a Europa en 1947 en el marco de su Gira del Arcoiris.

Es recordado el episodio de escrache del que fue víctima, en febrero de  2013, junto a su marido e hijos, abordo de un catamarán de Buquebús en el que regresaba a Buenos Aires desde su casa de fin de semana en Colonia del Sacramento, Uruguay.

Quereilhac culpó a los medios "porque hablaron de unas 'polémicas vacaciones'. Quisieron hacer una operación sobre nuestra casa, dijeron que era una mansión de dos pisos y es de medio pelo, muy modesta y sencilla". 

Y siguió: "Nos gritaban 'que se bajen, que se bajen'. El delirio del que no observó que estábamos en un barco y no podíamos bajar... Hay un cierto inconsciente bastante facho por pedirle a una familia que se tire al río".

 

 

Tags relacionados