Vacaciones

Verano 2022: qué hacer en José Ignacio, Punta Ballena y Laguna Garzón, las playas más exclusivas de Uruguay

Se reactivó el turismo en Uruguay que se prepara para la temporada de verano. Además de Punta del Este existen otros destinos en el país vecino para los que buscan una experiencia top.

Por su cercanía, tanto geográfica como cultural, Uruguay es uno de los destinos más elegidos por los argentinos. En 2019 entre enero y mayo más de 1,5 millones de turistas nacionales cruzaron para visitar y descansar en el país vecino. Sin embargo, la pandemia le puso un freno a este movimiento que recién volvió a activarse el pasado 1° de noviembre cuando el gobierno uruguayo abrió las fronteras.

Además de la posibilidad de relajarse en las playas costeras y disfrutar de la oferta gastronómica y de entretenimiento también existen varios beneficios fiscales que lo vuelven atractivo como destino. Por caso, hay descuentos del IVA en hotelería, alquileres temporales y de auto y servicios gastronómicos. Asimismo, con la apertura se retomaron algunos vuelos y lo mismo hicieron Buquebús y Colonia Express con sus frecuencias diarias.

En diciembre y enero los costos para alojarse en un monoambiente o loft rondan los u$s 100 diarios, mientras que en febrero estos bajan un poco. Pero para poder entrar a Uruguay es necesario cumplir con ciertos requisitos. Principalmente es obligatorio tener el esquema de vacunación completo dentro de los últimos nueve meses previos al ingreso, asimismo es preciso llenar una declaración jurada online 48 horas antes del embarque. Con respecto a los tests piden un PCR realizado en las 72 horas previas al viaje y otro siete días después del primero.

Si bien Punta del Este es una de las locaciones predilectas para los argentinos, aquellos que buscan una experiencia más exclusiva pueden elegir entre tres destinos top en territorio uruguayo. Dentro de este selecto grupo se destacan José Ignacio, Laguna Garzón y Punta Ballena no solo por sus paisajes sino también por la cantidad de actividades que ofrecen.

José Ignacio

Este pueblo se pescadores se convirtió en uno de los destinos favoritos del jet set. Ahí veranean (y poseen viviendas) celebridades internacionales. Se encuentra a poco más de 30 kilómetros de Punta del Este y ofrece una perfecta combinación entre costa y campo con sus bosques. Además las 20 manzanas que ocupa le dan un aire de exclusividad.

El faro es uno de los sitios más icónicos de José Ignacio.

Uno de sus principales atractivos turísticos, por supuesto, son sus playas: La Mansa, ubicada al oeste del pueblo, y La Brava, conocida por sus intensas olas producto del viento. No por nada el slogan de José Ignacio reza "Aquí solo corre el viento". Esto también la vuelven un área predilecta para aquellos que buscan practicar deportes acuáticos, como el surf.

Su propuesta gastronómica acompaña el aura premium de la localidad. Se pueden encontrar desde El Chiringuito de Francis Mallmann hasta La Huella y La Susana. Otra de las actividades que es un must para los que visitan la zona es conocer el faro, inaugurado en 1877.

Punta Ballena

Si se la observa desde lejos, la ondulación y la altura del terreno y cómo este se introduce en el mar se asemeja a estar parado sobre el lomo de una ballena (y de ahí proviene su nombre). Su balneario se ubica de camino hacia Punta del Este, más precisamente en el kilómetro 120 de la Ruta Interbalnearia. Y justamente su posición permite visualizar toda la bahía.

Las ondulaciones del área se asemejan al lomo de una ballena entrando al mar

Más allá de su paisaje, Punta Ballena se destaca por su oferta cultural. Uno de los más elogiados es el Museo-taller Casapueblo, diseñado por el artista plástico Carlos Páez Vilaró. Ahí no solo se pueden apreciar sus obras, sino también todo lo que rodea la estructura, en particular desde las terrazas del museo.

El club hotel Casapueblo es uno de los alojamiento más exclusivos de la zona. 

Los amantes del deporte pueden encontrar varias opciones, en especial si son fanáticos del golf dado que en este lugar se encuentra una de las canchas más reconocidas en la región, el Club del Lago. Asimismo, el acantilado de Punta Ballena es la locación ideal para los aficionados a la pesca. Y para los que buscan aprovechar esto a la hora de comer pueden visitar Punta Ballena Market, un paseo de productores regionales integrado al restaurant y club de jazz Medio y Medio.

Laguna Garzón

Abarca más de 9500 hectáreas y solo su espejo de agua representa unas 1750 hectáreas. Laguna Garzón está en el límite entre los departamentos de Rocha y Maldonado y es reconocida por su diversidad biológica. Más precisamente, es el sitio de cría de un gran número de especie de aves, por lo cual es ideal para realizar avistamientos con binoculares.

El puente circular fue construido en 2015 y permite apreciar la vista panorámica del lugar

Además se destaca por sus peces, moluscos y crustáceos. Laguna Garzón es el hogar de una especie amenazada a nivel global, el sapito de Darwin. También, para los que la visitan entre julio y octubre, se convierte en zona de avistamiento de ballena franca que llegan a sus costas para reproducirse.

Uno de los lugares imprescindibles a la hora de visitarla es el puente circular, construido hace seis años, que une Rocha y Maldonado. La inusual forma de esta maravilla arquitectónica permite que el tráfico se reduzca y los conductores, peatones y ciclistas puedan apreciar la vista panorámica.

En cuanto a sus playas, al ser un área protegida, se encuentra la posibilidad de disfrutar un área de costa de agua dulce en La Playita de La Laguna. Los que buscan practicar deportes náuticos pueden hacerlo, aunque sin uso de motor, por lo que suele ser zona de kitesurf, windsurf y canotaje.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios