Votación popular

Las 8 maravillas del Conurbano: cuáles son y dónde encontrar los lugares más insólitos del Gran Buenos Aires

La cuenta The Walking Conurban realizó una encuesta en Twitter e Instagram y presentó a los ganadores. Un recorrido por cada finalista.

Identidad, belleza y asombro. Esos fueron los tres criterios por los que se eligieron las 8 maravillas del Conurbano. La selección y la iniciativa fue realizada por la cuenta The Walking Conurban y luego sometida a la votación popular en Twitter e Instagram. "Ahora a reactivar el turismo local", escribieron tras anunciar a los finalistas.

Desde hace tres años este usuario comparte los rincones más pintorescos y desconocidos del Conurbano Bonaerense. Desde pintadas hilarantes hasta lugares trash y arquitecturas impactantes ubicadas en los tres cordones que lo componen. En Twitter acumula más de 45.000 followers, mientras que en Instagram lo siguen 194.000 personas.

Primero realizaron una selección inicial y más tarde dejaron que el público votara qué spots conurbanenses iban pasando de ronda. Ahí jugaron los fanatismos por una u otra localidad, donde cada cual buscaba que ganara la maravilla ubicada en su locación. Estos fueron los lugares más votados.

La Feria Persa

Está ubicada en San Miguel y en sus inicios fue pensada como una discoteca, con el nombre Sain Kaleh. Sin embargo, hoy es uno de los paseos comerciales más concurridos de la zona. Fue la maravilla más votada con más de 27.000 clics.

Elefante Blanco

El proyecto inmobiliario ‘Estrella del Sur' quedó inconcluso en 2014 y dejó a varios estafados en el camino. La mole de cemento abandonada está ubicada en Avellaneda a pocos metros de la estación de tren Maxi y Darío. Recibió más de 24.000 votos.

La puerta de Pereyraburgo

Así bautizó The Walking Conurban a la entrada del parque provincial Pereyra Iraola. El mismo ocupa más de 10.000 hectáreas por lo que recorre Berazategui, Florencio Varela y Villa Elisa. Según relató el usuario, se trata de un arco que fue regalado por el rey de España a la familia Pinto en el siglo XVI y luego terminó en manos de la familia Pereyra Iraola. Recibió más de 23.000 votos.

El Tanque de Troya

Los tanques de agua suelen despertar una creatividad inédita. En este caso, su forma se asemeja al famoso caballo usado como ardid por los griegos para ingresar en la ciudad. No hay datos específicos sobre su origen o locación exacta, pero sí se sabe que está ubicado en algún lugar del barrio San Jorge, en Florencio Varela. Tuvo 21.000 clics.

El castillo olvidado

Supo ser una residencia familiar, luego pasó a manos de la textil italiana SNIAFA que abandonó el terreno tras su quiebra. Actualmente, detalla, se encuentra dentro de un complejo deportivo manejado por la municipalidad de Berazategui. Recibió más de 22.000 votos.

La libertad bailable

Otro caso de una discoteca que buscaba destacarse. Y lo consiguió con su look estilo Nueva York. Bautizado como Daytona supo ser un spot clásico en la noche de Quilmes en los 90. Fue otra de las maravillas más votadas, detrás de la Feria Persa, con 27.000 likes.

La pava de Goliat

El ingenio al servicio de la decoración. Esta vez se trata de un tanque de agua con forma de pava que, por supuesto, no pasa desapercibido. Se encuentra ubicado en la zona Oeste del GBA en Villa Raffo, en el partido de Tres de Febrero. Recibió más de 23.000 votos.

El tanque absoluto

La estructura es "referencia para todos los encuentros románticos, de trampa y tranzas que bordean lo ilegal", según The Walking Conurban. Para los vecinos de Monte Grande solía ser simplemente un tanque de agua de Aysa hasta que el artista plástico Leandro García Pimentel lo intervino y lo convirtió en una obra de arte. Tuvo más de 25.000 clics.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios