Industria

El mercado de autos crece, pero las restricciones de la economía le ponen el freno de mano

Se estima que los patentamientos crezcan cerca del 8% este año. Sin embargo todavía hay demanda insatisfecha. Para el sector 2024 todavía es una incógnita

En esta noticia

Contra viento y marea, la industria automotriz tiene buenas perspectivas para lo que resta de 2023 y el año próximo. En un escenario en el que el acceso a dólares para importar insumos necesarios para la producción es cada vez más complicado y con una inflación anual que superará por primera vez en más de 30 años los tres dígitos, el sector se prepara para finalizar diciembre con cerca de 440.000 unidades vendidas y una producción de llegue a los 624.000 vehículos.

Son buenas noticias en medio de una situación por demás incierta. Sin embargo, lo cierto es que el mercado local podría haber sido mayor. Si no alcanzó los 500.000 patentamientos fue, en gran medida, porque hay segmentos enteros que no pudieron cubrir la demanda a raíz de las restricciones a las importaciones.

"Este año la economía va a caer 3%, pero las ventas suben un 8%. El argentino sigue viendo la compra de un auto como una alternativa de reserva de valor. Tiene una lógica propia de por qué puede crecer el mercado. Sin embargo, hay dificultades para importar y no todos pueden hacerlo de igual manera. Así, en el esquema actual de comercio exterior, el que exporta mucho puede traer más autos de afuera, gana market share en el mercado interno y desplaza competencia. Los grandes perdedores son los importadores netos", explica Andrés Civetta, consultor en Economía y Negocios de Abeceb.

En las últimas semanas, los problemas de acceso a las importaciones obligaron a General Motors a parar la producción en su planta de Alvear. La compañía, que fabrica los modelos Tracker y Cruze, tuvo problemas en la provisión de piezas claves.

Mayor participación local

Civetti destaca que hoy el mercado tiene un 65% de participación de vehículos de producción nacional. Hace apenas 10 años -año que se llegó al récord histórico de 955.023 patentamientos- los autos importados representaban el 60% de la torta.

Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de Toyota destaca que el sector todavía sigue por debajo de su potencial. En ese sentido, agrega que para el próximo año se espera continuar en la senda de la recuperación. Sin embargo, aún falta despejar algunas variables para tener un panorama más claro respecto de 2024.

"Lo importante es que la Argentina debe alcanzar la estabilidad económica que necesita para que el mercado automotor siga creciendo. Y, sobre todo, para que incorpore nuevas tecnologías para avanzar hacia el futuro de la movilidad. Por otra parte, nuestra industria es clave para el desarrollo de nuestro país, por su nivel de integración, su aporte a la generación de divisas y porque emplea a más de 175.000 personas de manera directa, entre terminales, autopartistas y concesionarios. Sumando talleres y otros servicios, hablamos de medio millón de empleos", señala.

El año que viene Toyota empezará a fabricar el utilitario Hiace en la planta de Zárate

La compañía japonesa tuvo récord de producción en 2022 y este año, tras haber incorporado un tercer turno en su planta de Zárate, espera volver a superar la marca y llegar a 182.000 unidades. Para 2024, en tanto, el objetivo es mantener los niveles y sumar la fabricación de un nuevo modelo, la van Hiace.

"Para esto, realizamos una inversión de alrededor de u$s 50 millones. El volumen de producción durante su primera etapa rondará las 4000 unidades, con un potencial de 10.000 unidades anuales a mediano plazo", indica Prado.

¿Se termina la espera?

En los últimos años, la industria tuvo que enfrentar desafíos locales y globales. Por un lado, la falta de semiconductores que comenzó al inicio de la pandemia se extendió hasta mediados de este año y dificultó la producción mundial de autos. A eso se le suman los problemas logísticos y el aumento en el costo de los fletes y las complicaciones propias que ofrece la macroeconomía local.

Eso generó innumerables demoras en la entrega de unidades cero kilómetro. Hoy las listas de espera de meses parecen haber quedado en el pasado para los modelos nacionales, que atienden los segmentos de mayor crecimiento del mercado local.

Taos es uno de los dos modelos que VW produce en Pacheco

"Hasta el año pasado vimos muchos faltantes de piezas y de semiconductores. Eso tuvo impacto en la disponibilidad. Cuando se empezó a regularizar la situación los tiempos de entrega se acortaron. Hay expectativa de una tendencia positiva en ese sentido", dice Martín Massimino, director Comercial de VW Argentina.

Civetta, de Abeceb, agrega que la acumulación de deuda comercial es uno de los problemas que se está gestando a futuro para el sector. En la actualidad, la consultora calcula que sobre un total de u$s 45.000 millones, la industria automotriz tiene u$s 6100 millones correspondientes a importaciones que no se pudieron pagar.

Problemas para resolver

"Va a ser uno de los problemas que se tienen que resolver en la próxima administración. Porque si no se encuentra una solución, se puede llegar a cortar el chorro para importar componentes y eso afectaría a toda la cadena", agrega.

La salida dependerá, en gran medida, de quién resulte ganador en el balotaje del 19 de noviembre. En caso de que el actual ministro de Economía, Sergio Massa, acceda al sillón Rivadavia no se esperan grandes cambios en la política de regulación y control del comercio exterior. La contrapartida será que se espera una cosecha mayor y con ella, mayor ingreso de dólares, lo que podría relajar un poco la restricción externa.

Nissan quiere llegar al 40% de integración nacional para su pickup Frontier

En medio de este contexto, las compañías buscan la manera de evitar que la falta de dólares en la economía les dificulte la operación. Ese es el caso de Nissan, que espera que llegar al 40% de integración nacional de si pickup Frontier en 2024.

"Gracias al trabajo que llevamos adelante junto con nuestra base de proveedores, la producción y las importaciones mantienen un ritmo estable, acorde con lo presentado en nuestra planificación anual, más allá de ciertas situaciones puntuales en las que actuamos rápidamente para que la operación no se vea afectada", cierra Ricardo Flammini, presidente de Nissan Argentina.


Temas relacionados
Más noticias de RPM
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.