Las automotrices aumentan su producción, pero ya ven amenazas a su crecimiento: cuáles son

Pese a un contexto adverso, la industria automotriz muestra un repunte. El aumento de la producción y de las exportaciones en los primeros meses del año inyectan optimismo a un sector que se puso el desafío de crecer.

A pesar del complejo escenario internacional y las dificultades económicas locales, como la falta de dólares para las importaciones, la industria automotriz argentina está mostrando un importante crecimiento, incluso superando los niveles prepandemia. Atravesar esta áspera coyuntura requiere de grandes desafíos para el sector. Algunos tienen que ver con superar los problemas logísticos, la falta de contenedores o de semiconductores para los microchips que llevan los vehículos. Es que la pandemia dejó a buena parte del comercio internacional patas para arriba y la guerra en Europa alteró precios, oferta y demanda. Pero superar este presente también requiere una mirada más allá, ese mediano y largo plazo que el sector automotor identifica en un objetivo común, que es incrementar la inversión para producir y exportar un volumen mayor. La industria tiene muy en claro cuál es su faro para el futuro: sostener el crecimiento.

En los últimos meses el sector tuvo un crecimiento significativo, sobre todo en los niveles de producción y exportación. En mayo, la producción de vehículos fue de 46.422 unidades, un incremento de 5,9 por ciento respecto de abril y un 32,8 por ciento más que el mismo mes del año pasado, según el informe mensual de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa). Pero el dato es más contundente cuando se mira el acumulado de enero a mayo de 2022: en ese período se produjeron 195.306 unidades y marcó una mejora de 27,2 por ciento en comparación con las 153.545 unidades producidas en los primeros cinco meses de 2021.

Además, en mayo la industria exportó 26.781 vehículos y marcó un aumento de 34,4 por ciento respecto a mayo de 2021. En tanto, entre enero y mayo la industria exportó 108.157 vehículos, un 27 por ciento más que en el mismo período del año (85.140 unidades). En ventas mayoristas del mes de mayo, el sector comercializó a la red de concesionarios 33.730 unidades, que significa una suba de 9,3 por ciento respecto a abril de 2022 y un incremento de 20,4 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior.

De todos modos, las proyecciones que hacían desde el sector a principios de año indicaban un crecimiento anual en la producción de alrededor de un 30 por ciento y de 35 por ciento para las exportaciones. Pero estas proyecciones se están revisando en estos días. Las principales amenazas a estos cálculos tienen que ver con los problemas logísticos, la falta de neumáticos y semiconductores y, principalmente, la falta de dólares para importar repuestos. Sin dólares la industria automotriz se frena. Según estiman en el sector, las perspectivas cambiaron en junio y las proyecciones de crecimiento anual se ubicarían no ya en 35 por ciento, sino en torno al 27 por ciento. Las terminales automotrices y toda la cadena de valor debajo de este gran sector industrial es muy sensible a lo que ocurre a nivel local y regional, ya que la Argentina exporta alrededor del 60 por ciento de la producción de vehículos y buena parte de esas unidades van a países como Brasil, México, Colombia, Chile y Perú, entre otros.

La pickup Alaskan es uno de los seis modelos que Renault produce en la planta de Santa Isabel

En tanto, otro indicador relevante del sector son los patentamientos. En este caso, durante junio fueron patentados 34.906 unidades, lo que representa una baja de 1,3 por ciento respecto de mayo (35.370 unidades). Si se hace una comparación interanual de junio, la caída es de 8,7 por ciento, ya que se patentaron 38.235 unidades, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Cabe destacar que junio de 2021 tuvo una sobrecarga con patentamientos de mayo de ese año debido al cierre de los registros durante ocho días producto de las políticas sanitarias referentes al Covid-19, lo que explica esta anormal baja.

Pero si se toman las unidades patentadas en el bimestre mayo-junio de 2022, en total fueron 75.000, es decir, un 20 por ciento más que en el mismo bimestre de 2021, que tuvo 61.166. Comparando los primeros seis meses acumulados del año se puede observar que la cantidad de patentamientos es prácticamente la misma, ya que en el primer semestre de 2022 se registraron 209.440 unidades, solo un 0,6 por ciento menos que en el mismo período de 2021, donde se patentaron 210.732 vehículos. Sobre esto se expresó el presidente de Acara, Ricardo Salomé: "No podemos dejar de valorar las casi 35.000 unidades patentadas en junio, seguramente tendremos meses por delante en estos mismos niveles ya que las restricciones de importaciones no van a ayudar a incrementar la oferta de unidades en el segundo semestre. Además, cuando hay cambios bruscos en la cotización del dólar el consumidor espera que se estabilice el valor para concretar la compra, por eso las cifras de junio son más que aceptables".

Ley de promoción de inversiones

A principios de este mes el Congreso debatía el proyecto de Ley de Promoción de Inversiones para la Industria Automotriz, que declara sector estratégico a la producción autopartista y le otorga beneficios fiscales para promover el crecimiento de la producción.

El proyecto, que al cierre de esta edición cuenta con media sanción en el Congreso, tiene la intención de generar un impacto en el proceso industrial y beneficiar a toda la cadena de valor productiva "aguas abajo", en un sector que cuenta con 13 terminales automotrices, más de 600 productoras de autopartes, alrededor de 800 concesionarias y más de 520.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Esta ley de promoción es de "vital importancia", según expresaron las compañías del sector cuando comenzó a debatirse en el Congreso. Otorga beneficios fiscales para las nuevas inversiones del sector en términos de mayor producción, exportaciones, empleo e integración de componentes locales. Entre otras cosas, la ley prevé la devolución anticipada del IVA, cero por ciento de derechos de exportación hasta 2031 y amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias.

El análisis de las compañías

En este escenario complejo entre crecimiento de los principales indicadores de la industria, pero que se desarrolla en un turbulento contexto internacional y local, APERTURA dialogó con ejecutivos de las principales compañías que analizaron la actualidad del sector automotor y profundizaron cuáles son sus principales problemáticas y perspectivas.

Thomas Owsianski, hasta este mes CEO y presidente de Volkswagen Group Argentina, subraya: "Estos primeros meses del año vivimos un contexto desafiante para la industria a nivel global, en el que hubo que realizar un monitoreo constante de la evolución de la disponibilidad de los semiconductores y los temas de logística global que se vieron impactados por el conflicto de Ucrania". A partir del 1 de agosto el ejecutivo pasará a ser Vicepresidente de Ventas, Marketing y Posventa para Sudamérica de la firma.

Hernán Bardi, director de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Renault Argentina, señala: "Hoy los principales desafíos a los que nos enfrentamos son logísticos. Por un lado, continúa la crisis de semiconductores, la crisis de disponibilidad de navieras y la escasez de contenedores. Por otro lado, la situación bélica en Rusia y Ucrania también complica el contexto".

El SUV Taos es la apuesta local de VW para el segmento más competitivo del mercado

En tanto que José Brizzi, gerente de Planeamiento de Ventas, Precio y Producto de Toyota Argentina, destaca: "Desde el punto de vista automotriz nuestro país tiene un gran potencial. Sin embargo, toda la industria a nivel global atraviesa dificultades producto del faltante de componentes críticos como los semiconductores y otras disrupciones en la cadena de suministro fruto de la pandemia".

A su vez, el ejecutivo explica que a nivel local las restricciones a la importación también dificultan la capacidad para atender a la demanda, que es muy fuerte, tanto en la Argentina como en América latina: "Confiamos en que pronto se pueda normalizar la situación y estamos trabajando fuertemente para eso".

Verónica Niemann, gerente de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Responsabilidad Social Empresarial de Mercedes-Benz Argentina, afirmó que el sector automotor está presentando este año incrementos en cuanto a los volúmenes de producción y de patentamientos. "Esperamos que la industria alcance una mejor performance en 2022 con relación a 2021. Desde Mercedes-Benz Argentina estamos en estrecho contacto y diálogo constante con los ministerios de Desarrollo Productivo y de Transporte y el Banco Central para elaborar y trabajar juntos medidas que le den mayor previsibilidad al sector".

Por su parte, Owsianski insiste con que la falta de semiconductores es uno de los problemas que afecta a la industria local: "Volkswagen se encuentra inmersa en esta situación en forma global desde hace más de un año. Sin embargo, la producción de la filial local no había estado afectada hasta hace algunas semanas. Se sabe que la falta de semiconductores estará impactando a la producción durante lo que resta del año y estamos haciendo un gran esfuerzo para que la situación mejore para 2023".

Asimismo, el CEO de Volkswagen Argentina indicó que se debe continuar trabajando como industria en temáticas como el acceso a financiamiento, el esquema impositivo, la disponibilidad de partes y la logística a nivel mundial, entre otros, para poder ser cada día más competitivos y continuar creciendo como industria. En ese sentido, señaló que es fundamental definir políticas claras y reglas que permitan tener mayor previsibilidad, así como abrir nuevos mercados de exportación, crecer en escala y ganar competitividad en la industria y en toda la cadena.

Además, Brizzi, de Toyota, también sostuvo que la pandemia siguió presentando desafíos en todo el mundo, donde se generaron disrupciones en la cadena de suministro y en la logística internacional. Un ejemplo es la crisis de oferta de semiconductores. "Hoy un solo vehículo tiene hasta 1000 chips de distinto tipo en sistemas de frenos, audio o navegación. Y a medida que incorporemos más tecnología, esos componentes serán cada vez más importantes. Las dificultades para abastecer a la demanda local y las demoras para la entrega continúan siendo un desafío global y regional, junto con las restricciones a la importación, que dificultan la operación local", destaca.

Producción nacional

Bardi, de Renault, dice que estiman que este año el 90 por ciento de sus ventas serán de fabricación nacional, el doble de participación en tan solo un año. "Afortunadamente, somos la terminal con la mayor diversidad de productos nacionales, fabricamos seis modelos (Sandero, Stepway, Logan. Kangoo VU, Kangoo VP y Alaskan), lo cual nos permite estar mejor preparados para una oferta nacional. Este mes abrimos un nuevo segundo turno de producción, incorporando más de 300 nuevos colaboradores en nuestra fábrica de Santa Isabel", agrega.

El año pasado Toyota marcó su récord histórico de producción con 142.525 unidades. "En 2022 nuestro plan de producción apunta a superar las 171.000. Vemos una enorme oportunidad para consolidar a la Argentina como centro de producción de pickups y otros modelos", afirma Brizzi.

Niemann menciona, además, el desarrollo de los modelos eléctricos: "Mercedes-Benz está trabajando fuertemente en esto, con lo cual la coyuntura también está impregnada de un gran cambio tecnológico. Se espera que para 2030 el 50 por ciento de las ventas de la compañía correspondan a vehículos eléctricos o híbridos. A partir de 2025, las nuevas plataformas que se desarrollen serán de eléctricos. Nuestro objetivo global: ofrecer una flota completa de vehículos con CO2 neutro en un plazo menor a 20 años".

La ejecutiva señala, asimismo, que el camino de la electrificación debe ser transitado en conjunto con las políticas públicas de cada país, para obtener las legislaciones y la infraestructura necesarias. En la Argentina la marca de la estrella ya tiene acciones concretas consideradas en la Visión 2030, el documento desarrollado por toda la cadena del valor del sector automotor nacional y en el proyecto de Ley de Movilidad Sustentable.

Owsianski, de Volkswagen, sostiene: "Vemos un crecimiento de la industria local con mayores niveles de exportaciones y con una amplia demanda en el mercado local, lo que da muestra de que todavía hay margen para continuar creciendo". Además, contó que "Volkswagen Group Argentina produce en el Centro Industrial Pacheco dos modelos que pertenecen a los segmentos con mayor crecimiento en ventas y en el mercado de exportación: el SUV Taos y la pickup Amarok. Ambos modelos cuentan con una excelente aceptación tanto en el mercado local como en la región, lo que permite que el 70 por ciento de las unidades producidas sean destinadas a mercado de exportación como Brasil, Chile, Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay, entre otros países de la región Centroamérica, y países como Sudáfrica y Australia".

Optimismo

Los cuatro ejecutivos coinciden en que ven un mercado en crecimiento, más allá del duro contexto internacional y local.

Superar los problemas coyunturales implicará, indefectiblemente, concretar el crecimiento del sector. Las expectativas son positivas, todo un dato llamativo en este contexto.

En este sentido, Bardi, de Renault, afirma que se mantienen optimistas respecto al futuro inmediato: "Este año continuará siendo desafiante. Nuestro foco sigue puesto en seguir aumentando la producción nacional en la fábrica Santa Isabel, y continuar gestionando las complejidades que nos impone el contexto. También continuamos enfocados en concretar nuevos proyectos de exportación. A nivel lanzamientos, en el segundo semestre tendremos novedades en nuestra oferta de vehículos utilitarios y animación de gama para los vehículos de fabricación nacional. Y, por supuesto, continuaremos dando impulso a nuestra nueva Renault Alaskan, nuestra primera pickup de 1 tonelada que ya está demostrando excelentes niveles de ventas. Continuamos generando acciones para impulsar su inserción en este segmento".

En la misma línea, Brizzi, de Toyota, destaca que este año la planta de Zárate cumple 25 años produciendo: "Por sexto año consecutivo, somos la terminal argentina que más produce y exporta, y este año marcamos el récord histórico de producción con 142.525 unidades de Hilux junto a SW4, el 80 por ciento de las cuales se exportan a 23 países de la región. También lideramos el mercado de vehículos electrificados con casi el 90 por ciento de participación, gracias al éxito de híbridos que producimos regionalmente, como Corolla y Corolla Cross Hybrid".

El ejecutivo agrega que la perspectiva para 2023 es continuar aumentando la producción y seguir consolidando el perfil exportador de la marca. Además, la firma japonesa se encuentra en plena transformación para convertirse en una compañía de movilidad.

Por último, Owsianski señaló: "El fortalecimiento del mercado interno y los productos nacionales combinado con las proyecciones positivas de la región nos muestra una perspectiva positiva que creemos continuará en 2023". 

El texto original de esta nota fue publicado en el número 343 de la revista Apertura 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios