Historias de marcas

La historia detrás del Tetra, el envase que revolucionó el negocio lácteo y se popularizó con el vino

El sueco Ruben Rausing fundó Tetra Pak en los 50 tras analizar el negocio retail y el futuro de los productos envasados. Hoy la empresa tiene presencia en 160 mercados y vende casi 200.000 millones de packs al año.

En esta noticia

¿Puede un envase darle nombre a una categoría de alimentos? En el mundo del vino sucedió. Si bien su uso se extendió tanto que pasó a ser considerado un genérico, los envases tetra son una marca en sí misma. Tetra Pak se inició en Suecia como una subsidiaria de otra compañía y hoy es un gigante del negocio del packaging con 10.800 millones de euros en ventas y más de 50 fábricas alrededor del mundo.

La persona detrás de la idea fue Ruben Rausing, que nació en 1895 en la ciudad sueca de Helsingborg. En su juventud estudió en la Escuela de Ciencias Económicas de Estocolmo y luego viajó a los Estados Unidos para obtener su maestría en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Ahí Rausing se interesó por la evolución de la urbanización y como esto afectaba el mundo del retail y el empaquetado de productos.

Rausing estudió el mercado en profundidad. Notó que esta tendencia podía llegar pronto a Europa y, en consecuencia, se incrementaría la demanda de alimentos preenvasados. En 1929 fundó Åkerlund & Rausing, una de las primeras empresas escandinavas dedicadas a la fabricación de packaging. Rausing se encargó de las ideas y el management, mientras que su socio, Erik Åkerlund, inyectó el capital.

Ruben Rausing, el fundador de Tetra Pak, junto a sus hijos, Hans y Gad.

Pero la empresa luchaba para mantenerse a flote en el negocio. Unos años más tarde Åkerlund vendió su participación y Rausing se convirtió en el único dueño en 1933. Su objetivo era reemplazar la venta a granel de algunos bienes, como harina, azúcar y sal. Sin embargo, su gran proyecto fue lograr una alternativa para las botellas de vidrio de la leche.

La creación del Tetra

Para esto necesitaba un envase que pudiera contener líquido, que protegiera al contenido de la luz del sol y que su material no le diera ningún olor ni sabor al producto. Además, esto tenía que ser factible a gran escala. En 1944 Rausing le pidió a su equipo que trabaje en una propuesta concreta para lograrlo y pronto llegaron con una idea: una caja con cuatro caras triangulares que formen un tetraedro. Esa figura geométrica le dio nombre a la firma, AB Tetra Pak.

Los primeros envases de Tetra Pak apuntaban a la industria láctea

La primera máquina de envasado estuvo lista en 1946, no obstante la empresa tardó casi una década en encontrar el material indicado para los packs. Se trataba de un multilaminado compuesto por papel, polietileno y aluminio apilado en varias capas. Recién enviaron la unidad a una empresa láctea sueca en 1952 y antes de fin de año ya estaban en el mercado los tetraedros con 100 milímetros de crema de leche.

El invento ganó popularidad, pero había un problema: su forma lo hacía difícil de transportar. A partir de 1954 Hans y Gad Rausing, los hijos del fundador, tomaron un rol más preponderante en el día a día de la compañía. Y en 1959 presentaron una solución. Se trataba de un envase rectangular con las mismas cualidades que el anterior. Este producto podía apilarse y facilitaba su distribución en todo el mundo. Lo bautizaron Tetra Brik.

Expansión en familia

La empresa se expandió con la apertura de fábricas en todo el mundo, desde Italia y Alemania hasta Líbano, Japón y México. A su vez, en los 90 empezó a comprar firmas dentro del rubro hasta anunciar la constitución del grupo Tetra Laval. El holding está compuesto de tres unidades: Sidel, dedicado a envases PET, latas y packs de vidrio; DeLaval, especializado en fabricar maquinaria para producción láctea; y Tetra Pak, que protagoniza un 80% de los ingresos del grupo.

La compañía cuenta con una fábrica en La Rioja en la que prevé invertir u$s 31,5 millones

Hans y Gad llevaron las riendas de la empresa familiar hasta 1995 cuando el primero le vendió su parte al otro. Tras la muerte de Gad Rausing en 2000, sus hijos, Kirsten, Finn y Jorn, heredaron la propiedad del holding.

Tetra Pak en Argentina

Según el sitio web de Tetra Pak, la empresa facturó 10.800 millones de euros en 2022 y tiene presencia en más de 160 países. El año pasado vendió 192.000 millones de envases y alrededor de 78.000 millones de litros de alimentos y bebidas se comercializaron en sus envases.

En Argentina cuenta con una planta propia en La Rioja en la que, aseguró, invertirá u$s 31,5 millones durante los próximos tres años. Más de un tercio de su producción ahí se exporta. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.