Definiciones

Vicentin no da por terminada la batalla judicial: el plan para salvar su concurso preventivo

Vicentin espera que la Corte de Santa Fe decida si finalmente tomará o no el caso, luego de que el máximo tribunal provincial le sacó la causa al juez de primera instancia. Los pasos que siguen son definitorios para el futuro de la cerealera: por qué

Vicentin espera el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, que tiene que decidir si finalmente tomará o no el caso. Su millonario concurso de acreedores, por una deuda que supera los u$s 1500 millones, continúa suspendido desde que el presidente del máximo tribunal de la provincia, Rafael Gutiérrez, ordenó dejarlo en stand-by a mediados de junio.

Dos meses más tarde, y aún sin definiciones sobre cómo seguirá el proceso, la cerealera no da por terminada la batalla judicial y confía en que la causa volverá al juez de primera instancia, Fabian Lorenzini, quien sigue el caso desde que se abrió el concurso en febrero de 2020 y a quien la empresa pidió que se le remita el expediente.

Una empresa de biofertilizantes entrerriana se instala en Uruguay con producción propia

Renovables: YPF Luz le venderá a empresas japonesas energía de su primer parque solar

"Esperábamos que ya estuviese resuelto. Pero tenemos confianza en que la Corte resolverá a derecho y la causa volverá a primera instancia", afirmó en diálogo con El Cronista Estanislao Bougain, director de la agroexportadora.

la pulseada por convencer a la corte

Hace dos semanas, la Corte santafesina rechazó un primer planteo que Vicentin presentó para que regrese a manos de Lorenzini. Pero no es un dictamen final: ahora, el tribunal debe decidir si se avocará o no a la causa, es decir, si se trasladará o no el expediente.

Desde que se inició el concurso, Vicentin enfrenta la resistencia de los acreedores más reacios a las propuestas que elaboró como plan para salir de su crisis. Uno de ellos es el grupo Grassi, quien fue el principal impulsor de la solicitud para que la Corte provincial intervenga en el concurso

Con su corredora de granos Commodities S.A., es el segundo acreedor comercial más importante de Vicentin, luego de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), una de las empresas interesadas en entrar al capital accionario de la agroexportadora y sumarse como socio estratégico, junto con Molinos Agro, la firma alimenticia que forma parte del grupo Perez Companc, y la filial local de Bunge, gigante de comercio agrícola.

La Corte de Santa Fe debe decidir si toma o no el concurso de Vicentin.

Convencer a la Justicia de que el expediente tiene que volver al juzgado de primera instancia significa para Vicentin jugar otra pulseada más. Para tomar una decisión final, la Corte les solicitó tanto a Vicentin como a Commodities que presenten sus argumentos. A ellos, se sumará la consideración del Procurador. En ese sentido, se prevé que en los próximos días habrá una definición al respecto.

"Ya presentamos nuestra postura y lo mismo hizo Commodities. Falta la opinión del Procurador, para que la Corte decida si se avoca o no. Esperamos confiados la decisión", señaló Bougain.

Los pasos que siguen para Vicentin

En esta interrupción del concurso, sujeta a la decisión de la Justicia, para el director de Vicentin "los principales damnificados son los acreedores". "Nuestra intención es pagar cuanto antes, una vez homologado el concurso, para terminar con esto a la brevedad", expresó. 

Pese a las demoras en la resolución, la cerealera avanza en las negociaciones para lograr la adhesión de los acreedores que aún no dieron el sí a su oferta de pago. A fines de junio, alcanzó las mayorías legales necesarias para reestructurar su pasivo.

Pese a las demoras en la resolución, la cerealera avanza en las negociaciones para lograr la adhesión de los acreedores que aún no dieron el sí a su oferta de pago. 

Buena parte de los acreedores comerciales ya habían dado el visto bueno dos meses antes. Faltaba la aprobación de los bancos extranjeros, cuyas casas matrices terminaron de dar luz verde a la última oferta que formuló la agroexportadora hace unas semanas, con un "categórico respaldo", según informaron en ese entonces las partes.

"La propuesta fue entendida como la mejor alternativa para garantizar la continuidad de las operaciones productivas y las fuentes laborales, en un contexto del país sumamente complejo", comunicó el management de Vicentin, que calificó a este hito como "un enorme logro".

La agroexportadora necesitaba obtener 860 votos afirmativos para alcanzar la conformidades necesarias, teniendo en cuenta que requería el aval del 50,1% de las cápitas. A la fecha, asegura que ya recibió la aprobación de más de 1000 acreedores. A su vez, precisaba la adhesión de quienes representan, al menos, el 66,6% de la deuda, porcentaje que también alcanzó.

Vicentin asegura que ya superó holgadamente el requerimiento de las mayorías establecido por la ley concursal.

"Con la firma de las instituciones financieras internacionales, se superó holgadamente el requerimiento establecido por la ley concursal de contar con al menos dos tercios de la aprobación del capital verificado", explicó la dirección de Vicentin.

En este clima de tensión, más de 50 acreedores -entre ellos, Grassi-que forman parte del grupo más reticente y que en noviembre esbozaron una propuesta de salvataje, bajo el esquema de cramdown, acusaron a Vicentin de "cinismo extremo" por mostrarse como "una víctima de la Justicia y de los acreedores", a raíz de la decisión de la Corte de suspender el proceso concursal.

"En la Justicia penal, hay 13 imputados. Todos los bienes y sus directores están cautelados y la Corte de Santa Fe intervino, ya que hay inconsistencias entre lo que ocurre en Reconquista, en el juzgado del concurso, y lo que se está investigando en la Fiscalía de delitos económicos de Rosario", sostiene el comunicado difundido por los integrantes del fideicomiso Acreedores Granarios.

Para Vicentin, el cramdown "queda imposibilitado" por el apoyo mayoritario que dieron los acreedores a la oferta de pago propuesta.

Todo este tiempo, Vicentin rechazó la alternativa de un cramdown, propuesta que recibió el apoyo del Banco Nación, acreedor privilegiado en el concurso, con quien la cerealera acumula su mayor deuda individual (u$s 300 millones). Sin Claudio Lozano en la entidad, el principal promotor de la expropiación, no solo perdió fuerza la idea de hacer de la compañía una "empresa testigo en el mercado de granos", como sugirió Alberto Fernández en declaraciones televisivas, sino que el diseño de un fideicomiso también quedó opacado.

Para la cúpula de Vicentin, este plan de salvataje es "una aventura sin conducción ni capacidad financiera que queda imposibilitada" por el apoyo mayoritario que dieron los acreedores a la oferta de pago propuesta. "Todos los días hablamos con ellos, notamos una buena predisposición al diálogo. Seguimos buscando consensos para mitigar y resolver las angustias financieras que esta situación provocó a cientos de pequeños productores que recuperarán la mayoría del capital que se les adeuda", concluyó Bougain.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día