En 90 días

Ni las mascotas se salvan del cepo: ya hay subas de precios en la comida para perros y gatos

Los precios del alimento balanceado para perros y gatos aumentaron en el último mes y medio por la falta de insumos debido a las trabas a las importaciones y a la escalada del dólar. Cuánto se incrementaron. ¿Seguirán los aumentos? ¿Por qué?

Ni las mascotas se salvan del cepo. Los precios del alimento balanceado para perros y gatos aumentaron hasta un 25% en solo un mes y medio por la falta de insumos que generan las trabas a las importaciones, dado que los ingredientes que se usan en la elaboración no se fabrican en la Argentina. En el sector, alertan que vendrán más incrementos si la problemática persiste.

Los comerciantes aseguran que en las últimas semanas los precios al consumidor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires se ajustaron entre un 10% y un 25%. La situación se replica en otras plazas del país, como Rosario y Córdoba, que también sufren las consecuencias de las restricciones.

Cepo al helado: qué sabores ya no se consiguen y cuáles faltarán por falta de insumos

Mientras falta salmón para sushi, esta empresa argentina suma más pesca nacional para sustituir importaciones

subas de alimento balanceado en pet-shops, veterinarias y góndolas

"Ya actualizaron las listas prácticamente todas las marcas que vendemos. No aplicamos aumentos adicionales. Solo reflejamos las subas que éstas informan oficialmente, porque se encarece el costo de reposición. Contamos con un software para fijar y monitorear la evolución de los precios", explica Gonzalo Sisack Novillo, CEO de MisPichos, start-up que permite comprar alimentos y accesorios para mascotas de forma online con entrega sin cargo en el día.

"Hubo aumentos más fuertes en algunas líneas, como las premium, que subieron por encima del 20%, mientras que otras lo hicieron por debajo de ese porcentaje. Estamos haciendo lo posible para no trasladarles el incremento a los clientes, a costa de perder rentabilidad", comentan desde el pet-shop Mascotas de la Abadía, de Cañitas.

Según Damián Arcángelo, veterinario de Rosario, "de un lunes para el otro hubo incrementos entre el 11% y el 15%, lo cual fue sorpresivo". De acuerdo a Zona Pet Tienda de Mascotas, de Córdoba, los aumentos rozan el 25%. "Una bolsa de 15 kilos de alimento para perros de primera línea está $ 11.000. En una categoría intermedia, se consigue entre $ 6000 y $ 7000. Y bajando aún más la calidad, se encuentra por cerca de $ 5000", relatan.

En las últimas semanas, los precios al consumidor se ajustaron entre un 10% y un 25%.

En las góndolas de supermercados, también hubo incrementos. Desde una cadena, indican que subieron en el orden del 12% en todas las sucursales que tienen en el país. En otra, hablan de un 15 por ciento.

Preocupación entre fabricantes de comida para mascotas y ganado

Desde la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (Caena), advierten que, si no se regulariza la situación, en las próximas semanas podría haber aumentos no solo en alimentos para animales domésticos, sino también para ganado vacuno. Es que la problemática abarca, además, a cerdos, pollos y gallinas, entre otras especies.

A comienzos de julio, la entidad alertó que podría haber desabastecimiento, debido a las limitaciones en el giro de divisas al exterior a proveedores, que suministran mercadería con envíos entre 60 y 90 días. Caena le envió una carta al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; al Banco Central; y a la cartera de Economía.

Si bien fueron recibidos por las autoridades, hasta el momento no recibieron respuesta del pedido que realizaron a los organismos.

El reclamo fue acompañado por otras asociaciones que sumaron su firma a la carta, como la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), la Cámara Argentina de Feedlot, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP). Pero, si bien fueron recibidos por las autoridades, hasta el momento no recibieron respuesta del pedido que realizaron a los organismos, solicitando su intermediación para destrabar el conflicto.

En promedio, una empresa grande contrata 30 proveedores del exterior. En 2021, el sector importó 112.000 toneladas de microingredientes por u$s 255 millones. A la cámara le preocupa que la industria de nutrición animal se vea prontamente paralizada, dado que faltan u$s 25 millones por mes de importación o u$s 120.000 de acá a fin de año, según sus estimaciones.

"Si bien hay excepciones para algunos insumos como ciertos minerales y vitaminas, no hubo una respuesta sobre el planteo realizado. Seguimos con serias dificultades", afirma Juan Pablo Ravazzano, presidente de la entidad, que nuclea a 30 empresas productoras de alimentos de los 150 socios que tiene. 

"Si bien hay excepciones para algunos insumos como ciertos minerales y vitaminas, no hubo una respuesta sobre el planteo realizado. Seguimos con serias dificultades"

En ese sentido, por el lado de los fabricantes, hay incertidumbre. La falta de definiciones sobre una posible solución en lo inmediato preocupa a las principales productoras de alimentos para mascotas, que ya empezaron a quedarse sin stock. "Estamos muy ajustados con los márgenes. Previendo que la situación permanecerá igual, empezamos a sondear a posibles nuevos proveedores, para ver si logramos que acepten los plazos de financiamiento establecidos", reconocen desde una de las compañías más importantes del mercado.

En otra, explican que todavía tienen abastecimiento de materia prima, pero admiten que se vieron obligados a trasladar los aumentos de los costos al consumidor. "Tuvimos que hacerlo porque no nos quedó otra. Los insumos que compramos en el exterior se encarecieron más de lo esperado", destacan.

Los precios internacionales de las materias primas subieron un 30% en dólares con respecto al año anterior.

Los precios internacionales de las materias primas subieron un 30% en dólares con respecto al año anterior, debido a los efectos de la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, según Caena. Por caso, la casa matriz de Nestlé destacó en su informe contable trimestral que el incremento en los costos golpea a los alimentos y subrayó que Purina es su marca que más se vio presionada: sus productos aumentaron un 7,7% en los primeros tres meses del año versus un 5,2% que lo hicieron las demás etiquetas de la multinacional.

La realidad amenaza no solo con frenar la producción, sino también con afectar el empleo del rubro. La industria de la nutrición animal emplea a 12.000 personas, que trabajan en distintas áreas, que van desde la fabricación hasta ventas.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día