Sube la tensión

Neumáticos: fábricas alertan sobre desabastecimiento por el conflicto gremial

La Cámara de la Industria del Neumático (CIN), compuesta por Bridgestone, Pirelli y Fate, salió al cruce del Sutna por la puja, que ya tuvo su tercer paro. Asegura que el sector aumentó siempre por encima de inflación y paga sueldos que triplican el promedio industrial pero su productividad cayó 25%

La Cámara de la Industria del Neumático (CIN), integrada por Bridgestone, Pirelli y Fate, salió al cruce del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna), que este viernes realiza su tercer paro de 24 horas, en reclamo de una recomposición salarial. Las empresas alertan que, de continuar, el plan de lucha del gremio provocará desabastecimiento de cubiertas, lo que afectará directamente a la industria automotriz.

Según las fábricas de neumáticos, el costo laboral se volvió crítico en los últimos tiempos. Afirman que sus operarios recibieron aumentos rales del 10,6% por encima de la inflación acumulada entre junio de 2016 e igual mes de 2020 y, posteriormente, los incrementos fueron superiores al costo de vida "y a la mayoría de las actividades industriales". 

En sentido opuesto, aseguran, la productividad del sector muestra un "empeoramiento constante": está 25% por debajo de los demás países de la región, entre ellos, Brasil, su mayor competidor, "lo cual hace insostenible esta industria en un mercado globalizado".

Denuncian que aceptar una de las condiciones innegociables del gremio, un aumento del 200% en las horas trabajadas en fin de semana, significaría reconocer el pago del triple del valor normal, algo que "no existe en la industria argentina en ningún caso similar". Remarcan  que los sueldos del sector ya triplican el salario promedio de otras industrias.

Es la primera expresión pública de la cámara en más de tres semanas de conflicto, desde que venció la conciliación obligatoria que había impuesto el Ministerio de Trabajo y el Sutna convocó a tres paros de 24 horas, de los cuales el tercero se desarrolla este viernes, en un marco de creciente tensión.

Por qué es el paro

La puja es en torno a la reapertura de la paritaria actual, que corre de julio del año pasado a este mes. El Sutna rechaza la última oferta que hicieron las empresas: un aumento del 66% -16 puntos por encima de lo pactado originalmente- y el pago de un bono, con topes horarios y sujeto a presentismo -entre otras condiciones- para quienes trabajen en fines de semana. Para el gremio, el porcentaje de incremento es insuficiente para recomponer lo perdido frente a la inflación y, además, se mantiene intransigente en exigir un aumento del 200% por el trabajo en turnos de sábado y domingo. Esto es, precisamente, a lo que las empresas más se resisten: aseguran que elevaría 15% sus costos laborales permanentes.

Alejandro Crespo, secretario general del Sutna, durante la manifestación que hicieron los empleados de Pirelli, en Merlo, como parte del paro

En las últimas semanas, hubo sucesivas audiencias, todas con el mismo final: falta de acuerdo, con ambas partes firmes en sus posiciones. La última fue el jueves. Trabajo convocó a una nueva audiencia el lunes 6, a las 14 horas.

El conflicto tiene en vilo a la industria automotriz: Bridgestone, Pirelli y Fate proveen al 90% de los modelos que se producen en el país, en un contexto en el que, por el cierre de importaciones, también hay fuertes faltantes de neumáticos en el mercado de reposición. Desde que comenzó el conflicto, las terminales se manejan con sus stocks en planta, que no superaba los 10 días en el mejor de los casos. Entre paros a jornada completa y parciales, las fábricas de cubiertas ya sumaron cerca de cuatro días sin producción.

 En el comunicado difundido este viernes, la CIN dice querer transmitir su visión "buscando siempre una resolución a través del diálogo entre las partes involucradas".

Aseguran que, para ellas, "es crucial mejorar y asegurar la competitividad del sector", ya que la exportación es un componente importante del negocio de las tres. "¿Qué significa esto? Tener costos comparativamente adecuados, teniendo en cuenta tanto el mercado internacional como el local frente a las importaciones originarias de países con bajo costo y subsidios, para brindar productos de calidad en cantidad y a precios competitivos", explican.

"Más allá de los muchos factores locales que pueden influir sobre la competitividad, hay una cuestion diferencial que se ha tornado crítica en el último tiempo: el costo laboral", dispara la CIN. 

Alta tarifa y baja productividad

En tal sentido, la entidad distingue la "tarifa" (cuánto se paga) y la "productividad" (lo que se genera o produce a cambio de lo que se paga). "Para hablar con números concretos, si tenemos en cuenta el período de junio 2016 hasta junio 2020, los trabajadores afiliados al Sutna han percibido un aumento del salario real de un 10,6% por encima de la inflación registrada en ese período", afirma.

La CIN destaca que, en los últimos tres años, Bridgestone, Pirelli y Fate hicieron inversiones para modernizar y expandir sus producciones, a la vez que permitieron generar nuevos puestos de trabajo. "Asimismo, a través de las sucesivas negociaciones paritarias y en respuesta a demandas cada vez más exigentes del sindicato, se han otorgado significativos incrementos salariales por encima de la inflación y muy por encima de las actividades industriales", agrega.

"Sin embargo, pese a todo esto y depurando el análisis de los efectos de la pandemia, la productividad laboral del sector presenta un empeoramiento constante. Actualmente, estamos un 25% por debajo de la productividad de países de la región, como por ejemplo Brasil, lo cual hace insostenible esta industria en un mercado globalizado", enfatiza.

Los empleados de Bridgestone manifestaron en la puerta de la empresa, en Llavallol; la japonesa provee a la mayoría de las pick-ups de producción local

El comunicado precisa que, en la revisión salarial de la paritaria 2021-2022, el Sutna exigió un incremento que supere la inflación "y pasar a cobrar el triple de tarifa por las horas trabajadas en fin de semana".

"Para explicarlo mejor: las tres empresas utilizan, como la mayoría de las grandes plantas industriales del país, el modelo laboral formalmente reconocido de equipos de trabajo. Si bien cada planta opera con sistemas de turnos y rotaciones diferentes, conceptualmente, implica una secuencia de días consecutivos de trabajo y de días de descanso", señala.

"Según este modelo, los trabajadores deberían percibir una remuneración constante o uniforme para todos los días, sean de semana o de fin de semana. Sin embargo, la industria del neumático, velando por el bienestar de los colaboradores, ha realizado un acuerdo con el sindicato más beneficioso. Contempla que, cuando les corresponda trabajar los fines de semana, perciben una tarifa que es el doble de la de los días de semana", continúa.

"La nueva exigencia del sindicato por fuera de lo ya acordado implicaría que las horas normales del fin de semana pasen a pagarse al triple del valor normal; no existe en la industria argentina ningún caso similar", subraya.

"Esto representaría un incremento permanente del costo laboral de las empresas del orden del 15%. Y pasaría a formar parte de la estructura de costos de manera definitiva, más allá de los ajustes anuales que correspondan realizar por las negociaciones salariales", explica.

La CIN enumera que, en distintas instancias y reuniones, hizo más de cinco propuestas que el Sutna rechazó sistemáticamente.

"La última propuesta ofrece un 66% de aumento para el período julio 2021- junio 2022 (por encima de la inflación proyectada) y un bono anual para aquellos colaboradores que trabajen los domingos", menciona.

"Es importante destacar que el salario promedio de la actividad está muy por encima del salario promedio que se paga en la Argentina (llegando a triplicarlo). Y, en el caso de que esta propuesta sea aceptada, el aumento del salario real de los trabajadores del Sutmna, durante el período junio 2016 a junio 2022, alcanzaría un 17,1% con relación a la inflación proyectada para el mismo período. Todo lo cual desmiente las acusaciones recibidas sobre 'el atraso salarial' en la actividad del neumático. A pesar de esto, el Sutna volvió a rechazar la propuesta", añade.

"Acceder a la demanda planteada por el Sutna generaría graves consecuencias para la industria nacional. Representa un costo extra inamovible que significaría que nuestras plantas sigan perdiendo competitividad a nivel global y local, comprometiendo seriamente las posibilidades de exportación y, con eso, gran parte de los puestos de trabajo incorporados recientemente", advierte.

"Además, impacta directamente en la posibilidad de inversiones y generación de empleo genuino", apunta.

"Estamos muy preocupados por esta situación que, de continuar, puede generar un desabastecimiento en la industria automotriz, afectando directamente al desarrollo del país y la vida de miles de personas. Desde el sector seguiremos impulsando las instancias de diálogo entre los actores involucrados para alcanzar un acuerdo en conjunto que beneficie a todas las partes", finaliza el comunicado de la cámara.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios