Opinión

La industria minera y su aporte a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Qué contribución puede hacer el sector minero al desarrollo sostenible. La mirada de la directora regional de Sustentabilidad en Moody Brook Consultores

Las actividades económicas y productivas tienen efectos en la sociedad y en el medio ambiente. Por ello, en la actualidad, muchas compañías las gestionan con una perspectiva orientada a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). Entienden que el impacto que generen debe garantizar el bienestar de las personas y del entorno en el que estas se desarrollan.

En este contexto, la minería tiene un gran potencial de contribución a partir de fomentar el crecimiento económico facilitando las oportunidades de empleo digno, el desarrollo empresarial, el incremento de los ingresos fiscales y el establecimiento de infraestructuras y nuevas tecnologías para mejorar la producción y la calidad de vida de las personas, con especial foco en las cadenas de valor y las comunidades aledañas a los proyectos. También mediante la inversión social y programas en beneficio de los derechos humanos, la inclusión y las buenas prácticas.

El campo del futuro: cuando la tecnología genera oportunidades de producción sustentable

Además, es uno de los pocos sectores que tiene mapeado su contribución a los ODS. El Centro de Inversión Sostenible de la Universidad de Columbia (CCSI), la Red de Soluciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (SDSN), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Foro Económico Mundial (WEF) actualizaron en 2020 la "Cartografía de la minería en relación con los ODS: un Atlas", un documento con ejemplos de buenas prácticas y recursos para el desarrollo sostenible. Allí se observa que más del 50 % de las empresas del rubro orientan sus políticas a los ODS y todo indica que el porcentaje va en aumento.

Es que la industria puede incrementar el involucramiento e influencia de grupos vulnerables, entre ellos mujeres y pueblos indígenas, para reducir las desigualdades mediante las oportunidades que ofrece una operación minera. También puede ayudar a consolidar el estado de derecho con la prevención y la solución de conflictos, la transparencia en informes sobre flujos de ingresos y el respaldo a la adopción de decisiones representativas de los ciudadanos en el ámbito de su desarrollo. Estos aportes están vinculados con los objetivos de Erradicación de la pobreza (ODS 1), Igualdad de Género (ODS 5), Reducción de las Desigualdades (ODS 10) y Paz, Justicia e Instituciones Sólidas (ODS 16).

En la provincia de San Juan, por ejemplo, hay proyectos de empresas que se involucran en la dinámica social con programas comunitarios con eje en la educación en todos los niveles y alianzas con la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) para fortalecer carreras terciarias. También promueven la cultura; educación ambiental, iniciación al deporte y mejoras en bibliotecas populares. Incluso organizan talleres de emprendedorismo para fomentar el empleo de las mujeres.

Asimismo, la minería potencia el crecimiento de pymes y proveedores de servicios e impulsa la diversificación y el desarrollo a través de beneficios económicos y la construcción de caminos, tendido de energía eléctrica, mineraloductos, acondicionamiento de líneas ferroviarias y otras obras destacadas. Esta actividad también tiene un papel importante en el cuidado medioambiental ya que, entre otras cosas, permite satisfacer la demanda de minerales para la transición energética y que las empresas colaboren en la cadena de suministro para reducir al mínimo los desechos y fomentar la reutilización y el reciclado. Todo eso contribuye a los objetivos de Trabajo Decente y Crecimiento Económico (ODS 8); Industria, Innovación e Infraestructura (ODS 9) y Producción y Consumo Responsables (ODS 12).

Así, hoy las compañías mineras mantienen un diálogo abierto y participativo con la sostenibilidad en el corazón del negocio. Sus proyectos son capaces de reducir y mitigar cualquier impacto negativo y de potenciar el crecimiento y el bienestar de las personas y del medio ambiente. Lo hacen mediante la inversión social privada, la capacidad instalada como legado a la comunidad, las políticas de cuidado de la biodiversidad y la protocolización de los cierres de mina.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios