Incendio en Avellaneda: de quién es y qué hace la empresa donde se inició el fuego

Laboratorios König tiene sus orígenes en la década del '40. Nacida en Avellaneda, tiene fábricas en Chivilcoy, Brasil y Uruguay y presencia en América latina y España. Qué productos elabora y a qué había destinado el predio donde se produjo el accidente

El voraz incendio que se produjo desde la mañana del lunes en Avellaneda, consumió una manzana entera y afectó a tres empresas, se inició en el centro logístico que pertenece a una de las compañías afectadas, el laboratorio de capitales nacionales König.

König es una firma especializada en productos veterinarios, cuya historia se remonta a la década del '40. Procedente de Viena, Austria, Otto Andreas König se instaló en Avellaneda, en ese momento, uno de los polos petroquímicos más grandes de América latina, según se narra en la página web de la empresa. Allí, König instaló una pequeña fábrica de productos químicos farmacéuticos, que le vendía directamente a los comercios de la zona.

Utilizando los conocimientos uqe traía de Europa, creó fórmulas y procesos para la fabricación de diferentes productos. En los años '50, tomó la decisión de incursionar en el negocio de la salud animal. La Argentina de esos tiempos ya era uno de los mayores productores de carne y principal exportador mundial pero la industria veterinaria local recién comenzaba, reseña el sitio.

König fundó su nueva empresa, Laboratorios König S.A., y en 1973 consiguió su primer registro con el líquido pulguicida y garrapaticida Tea 327. Luego, siguieron productos como Basken (primer antiparasitario interno de amplio espectro registrado en la Argentina), Bactrovet Plata AM (primer curabichera plata del mundo) y Glypodin (primer suplemento de cobre).

A finales de esa década, la dirección de la compañía pasó a manos de Humberto Elbio Taroni, yerno de König. Con una visión más global del negocio, fundó las filiales de Brasil y el Uruguay, con lo cual la organización tomó un perfil internacional

En las décadas siguientes, Taroni logró instalar la empresa en toda América latina. Hoy, König está presente en casi todos los países de la región. Tiene sede central en la Argentina, desde donde planifica, organiza y ejecuta operaciones técnico-comerciales para Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, México y Venezuela. También está presente en España.

Actualmente, en su planta de Avellaneda, de 2000 metros cuadrados (m2), elabora inyectables, comprimidos, hormonales, antiparasitarios, anestésicos, antibióticos y suplementos minerales. En tanto, en su fábrica de Chivilcoy, de 1850 m2, produce aerosoles. Precisamente, los artículos que provocaron la explosión y el posterior incendio en su Centro Logístico Avellaneda, de 6000 m2, donde almacena productos terminados y stock de materias primas.

En su centro logístico de Avellaneda, König almacenaba materia prima y producto terminado, como los aerosoles que elabora en Chivilcoy

Laboratorios König, además, tiene una planta de 2700 m2 en San Pablo, Brasil, donde hace núcleos vitamínicos, antibióticos, coccidicidas, mejoradores de la nutrición y concentrados minerales.

A inicios de 2020, la empresa inauguró en Uruguay un nuevo centro logístico y comercial, al que sumó su primera planta de producción en ese país, con el objetivo de elaborar grandes volúmenes de antiparasitarios inyectables y orales para bovinos, ovinos y porcinos, destinados a ese mercado y la exportación. La inversión superó los u$s 6 millones, en un precio de 9 hectáreas cerca del Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios