U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Ventas en alza y altos precios en Londres a pesar de la autodestrucción de una obra

Los remates de arte contemporáneo en la capital inglesa crecieron un 15 % y lograron altos precios, como los u$s 12,4 millones del autorretrato de Saville

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista.
0

Las ventas de arte contemporáneo en Londres marcaron un crecimiento del 15 % y además un porcentaje de ventas que llegó al 87 % de lo ofrecido. Quedaron sin vender dos de las obras más cotizadas que eran el "Huevo", de Jeff Koons y la "Calavera", de Richter, que significaban u$s 30 millones más a los u$S 350 millones recaudados por Chiristies (u$s 191), Sothebys (u$s 110) y Phillips (u$s 50).

Christies realizó cuatro subastas y el mayor precio fue un Francis Bacon que alcanzó los u$s 26 millones. No fue muy buena la venta del "Fine di Dio", una tela con agujeros de nuestro Lucio Fontana que realizó en la década del 60 (perteneciente a una serie de 38 de estas obras con forma de huevo), y se vendió en u$s 21 millones, mismo precio que pagó el vendedor hace 5 años. Como ocurre últimamente, grandes precios para la obra de Jean Dubuffet que llegó a u$s 6 millones y también para Keith Haring cuya obra alcanzó los u$s 5 millones. También lograron grandes precios unas pequeñas obras realizadas por Francis Bacon en 1929 que estaban en préstamo en la Tate Gallery.

Son muy raras porque el artista destruyó la mayoría de lo realizado en sus primeros años de trayectoria: eran 6 y recaudaron también u$s 5 millones.

Sothebys logró el mayor precio para la obra de una pintora contemporánea al triplicar la base con un autorretrato de Jenny Saville (48), artista británica que trabaja en Londres y en Palermo (Italia). Sus obras son, generalmente, desnudos autorretratos, aunque quizás parecen con más carnes que la artista. Sin duda su obra tiene referencias a Rubens y Lucien Freud.

Fue descubierta por el publicista y marchand Charles Saatchi quien le compró durante los primeros dos años su producción y luego la promocionó. Hoy, su representante es el número uno: Gagosian. Sus obras son de gran tamaño y monumentales en todos los ordenes. Un autorretrato titulado "Propped", que tenía leyendas a modo de graffiti, se vendió en u$s 12, 4 millones y, sin duda, es la gran noticia que fue opacada por una dudosa maniobra marketinera de Banksy, el artista británico que se supone tiene 44 años y cuya identidad no se conoce y es famoso por los graffitis que ha realizado en varias ciudades y que siempre generan noticias promocionales. Sólo en Londres hay 15 de sus obras que realiza en forma anónima y rápidamente para no ser descubierto.

No sabemos quien envió a la venta a Sotheby´s una pequeña pintura titulada "La niña del globo". Yo creo que fue él mismo quien lo hizo y también fue el "comprador", ya que esta imagen que es considerada la favorita en Gran Bretaña (luego de realizarse una encuesta donde superó a Turner y Constable, entre otros), se vendió en u$s 1,4 millones y segundos después de bajado el martillo, se autodestruyó porque tenía incorporado en el marco, una maquina trituradora.

Creo que esto es escandaloso y habla muy mal del mercado, esperemos que Sothebys informe la historia de esto que ensucia la transparencia que deben tener las ventas de arte. En la misma subasta se vendieron dos obras acuareladas de Peter Doig, obras que realizó en base a un concierto de los Rolling Stones y que se vendieron en u$s 15,6 millones. También de la estrella rumana Adrian Ghenie se lograron u$s 6,3 millones por una de sus obras. Por un Fontana con diez tajos sobre fondo blanco y de 60x80 cm se lograron u$s 3,8 millones de dólares. Como resumen han vendido muy bien y a altos precios, pero todo está sujeto a esta rara operación de la obra de Banksy, que el mercado necesita que se aclare por su propia salud.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés