Ciencia

Paradoja de Olbers: el fenómeno que explica por qué el cielo no brilla con las estrellas

La premisa es clara: en un universo infinito repleto de estrellas, cualquier línea de visión debería eventualmente encontrarse con la luz.

En esta noticia

La paradoja de Olbers es una pregunta que ha desconcertado a los astrónomos durante siglos. Fue formulada por primera vez por Heinrich Wilhelm Olbers en 1823

Esta contradicción plantea por qué el cielo nocturno parece oscuro en lugar de estar completamente iluminado por la luz de las estrellas, dado que el universo se consideraba infinito y estático en el siglo XIX.

La noción central es que, si el universo fuera infinito y contuviera estrellas en todas direcciones, cualquier línea de visión desde cualquier punto del cielo eventualmente encontraría una luz

Sin embargo, en la realidad, el cielo nocturno no está tan iluminado como esta lógica indicaría.

La contradicción que ha intrigado a los astrónomos por 200 años. Fuente: FreePik. 

Llegó la tercera ola de calor en México: los estados que superarán los 40 grados

Atención jubilados y pensionados | ¿Se adelanta la pensión de junio? Esto es lo que confirmó el Gobierno

¿Qué establece la paradoja de Olbers? 

La paradoja de Olbers, planteada por el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers en 1823, presenta una contradicción aparente: si el universo fuera infinito, estático y homogéneo, el cielo nocturno debería estar intensamente iluminado por la luz de infinitas estrellas.

En otras palabras, cuando miramos cualquier dirección del espacio, deberíamos ver una estrella, ya que un universo infinito contendría un número ilimitado de ellas. La luz de estas estrellas, combinada, debería iluminar el cielo nocturno de manera uniforme. 

Sin embargo, observamos lo contrario: el cielo nocturno es mayormente oscuro, con solo unas pocas estrellas visibles. 

Soluciones a la paradoja de Olbers:

Durante los últimos 200 años, los astrónomos han buscado respuestas a esta paradoja. Una de las primeras propuestas fue formulada por Michael Faraday en 1826, quien sugirió que el polvo interestelar absorbe gran parte de la luz estelar.

Otra explicación plantea que el universo no es infinitamente antiguo, lo que implica que la luz de las estrellas distantes no ha tenido tiempo suficiente para alcanzarnos.

 La paradoja de Olbers: un enigma cósmico con soluciones intrigantes. Fuente: Shutterstock. 

El Big Bang podría tener una respuesta

Una respuesta más clara surgió con el modelo del Big Bang. Según esta teoría, el universo se originó hace 13,800 millones de años en una gran explosión y ha estado en expansión desde entonces.

Durante su expansión, la densidad de la materia disminuye. Esto significa que, cuando observamos profundamente en el espacio, también estamos mirando hacia atrás en el tiempo, a una época en la que el universo contenía menos estrellas brillantes.

Otra parte importante del rompecabezas se descubrió en la década de 1990, cuando se determinó que el universo no solo se está expandiendo, sino se está acelerando. La energía oscura parece ser la responsable, acelerando la separación de las galaxias distantes.

A medida que el universo se expande de manera acelerada, cada vez llega menos luz de las galaxias distantes a la Tierra. Esto hace que el cielo nocturno sea más oscuro de lo que se anticiparía. 

Temas relacionados
Más noticias de ciencia