Suiza endurece su política monetaria: ¿deja de ser un paraíso para las finanzas?

Desde 2007, es la primera vez que este país europeo sube las tasas de interés. La decisión resultó inesperada en el mercado y ya tiene consecuencias. Lo hizo horas después de que la Fed aplicara la mayor suba de tasas desde 1994.

El Banco Nacional de Suiza decidió endurecer la posición de su política monetaria con una subida de la tasa de referencia y del interés de los depósitos a la vista de 50 puntos básicos, el primer alza desde septiembre de 2007, que pasará a situarse en el -0,25% para contrarrestar el aumento de la presión inflacionaria.

La decisión del banco central helvético se produjo horas después de que la Reserva Federal de Estados Unidos haya subido los tipos en 75 puntos básicos y se anticipa a la subida de 25 puntos básicos anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) para el mes de julio.

La Fed aplicó la mayor suba de tasas desde 1994 y plantea un escenario adverso para la Argentina

Por qué una política monetaria demasiado dura no sirve para frenar la inflación 

EUROPAPRESS

"La política monetaria más estricta tiene como objetivo evitar que la inflación se propague más ampliamente a los bienes y servicios en Suiza", explicó el banco, y advirtió que "no se puede descartar que sean necesarios nuevos aumentos en el futuro para estabilizar la inflación en un rango consistente con la estabilidad de precios en el mediano plazo".

Además del endurecimiento de su política monetaria, el Banco Nacional de Suiza afirmó que, para garantizar unas condiciones monetarias apropiadas, también está dispuesto a intervenir en el mercado de divisas según sea necesario.

La era del 'dinero fácil' llega a su fin en Europa: el BCE quiere subir la tasa de interés en julio

Wall Street vuelve a caer: inversores ven más riesgos de recesión tras la suba de tasas de la Fed

La tasa de inflación de Suiza alcanzó en mayo el 2,9% y es probable que se mantenga en un nivel elevado por más tiempo, indicó el banco central. Anticipó una subida de precios del 2,8% para 2022, del 1,9% para 2023 y del 1,6% para 2024, señalando que "sin el aumento de tipos de hoy, el pronóstico de inflación sería significativamente más alto".

La entidad bancaria destacó que el crecimiento económico mundial se desaceleró notablemente como consecuencia, por un lado, del alto nivel de inflación, que está minando el poder adquisitivo y por ende reduciendo la demanda, así como por la incertidumbre derivada de la guerra en Ucrania, mientras que los confinamientos por el covid en China están frenando el mercado mundial.

De este modo, para 2022, el Banco Nacional de Suiza anticipa un crecimiento del PBI de alrededor del 2,5% bajo el supuesto de que la economía mundial siga creciendo y de que no aumente la intensidad de la guerra en Ucrania.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios