Precios del crudo siguen trepando por miedo a crisis energética

El Brent roza un máximo de tres años, en medio del repunte mundial de la demanda, en parte impulsada por la cercanía del invierno boreal. Además, el alto costo de la energía ya está repercutiendo sobre el precio de los metales.

El petróleo subía hoy hacia los u$s 84 el barril, cerca de un máximo de tres años, respaldado por un repunte de la demanda mundial que está contribuyendo a la escasez de energía en grandes economías como China y que se intensifica en tanto se acerca el invierno boreal.

China redobla sus esfuerzos para contener la crisis energética

A las 10:00 GMT, el Brent ganaba 17 centavos, o un 0,2%, a u$s 83,82 el barril luego de que el lunes trepó a u$s 84,60, máximo desde octubre de 2018. El West Texas Intermediate (WTI) subía 8 centavos, o un 0,1%, a u$s 80,60 tras llegar ayer a u$s 82,18, su nivel más alto desde fines de 2014. 

La última presión sobre el suministro de energía proviene de los precios récord del carbón térmico en China, porque regiones mineras claves se están viendo afectadas por inundaciones.

Y además, el alto costo de la energía ya está repercutiendo sobre los precios de los metales: el aluminio subió a su nivel más alto desde julio de 2008.

El aluminio toca su máximo en 13 años, por escasez de energía y menor producción de China

Con la demanda creciendo a medida que las economías se recuperan de los mínimos pandémicos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores aliados, conocidos colectivamente como OPEP+, mantienen sus planes de restaurar la producción gradualmente en vez de elevar la oferta rápidamente.

En lo que va del año, el precio del Brent aumentó más del 60%. Además de la moderación de la oferta de OPEP+, el repunte es impulsado por los precios récord del gas en Europa, que alentaron un cambio al petróleo para la generación de energía.

En las últimas semanas, los precios de la energía se dispararon a máximos históricos, impulsados por la escasez generalizada de energía en Asia, Europa y Estados Unidos. Se espera que la crisis energética que afecta a China dure hasta fin de 2021.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios