La economía de Estados Unidos se contrajo 3,5% en 2020

En el último trimestre, la economía creció un 4%, aunque muy por debajo del récord de 33,4% del período julio-septiembre. La próxima semana, el Senado tratará el mega paquete de asistencia de u$s 1,9 billón.

La pandemia dejó su huella en la economía estadounidense que, a pesar de crecer a una tasa récord de 33,4% en el tercer trimestre y de 4% en el cuarto, cerró el 2020 con una caída de 3,5% respecto a 2019 (2,2%). Se trata de la peor contracción desde la Segunda Guerra Mundial, superando incluso la de la crisis financiera de 2009.

Si bien el cuarto trimestre tuvo un aumento moderado frente al anterior debido al aumento de las restricciones por el recrudecimiento de los contagios de Covid-19, los economistas son optimistas que en 2021 los Estados Unidos seguirá con esta racha alcista, sobre todo si logra contener el avance del virus. El FMI proyectó un crecimiento de 5,1% para este año.

La suba del PBI en los últimos tres meses de 2020 derivó del aumento de las exportaciones (especialmente de materiales y bienes industriales) y la inversión fija residencial y no residencial.

Estados Unidos: el Senado confirmó a Janet Yellen como la nueva secretaria del Tesoro

El consumo -que representa alrededor de dos tercios de la economía estadounidense-, creció 2,5% y estuvo más concentrado en los servicios (principalmente los relacionados al sector de salud) que a los bienes. Con el aumento de los contagios y las órdenes de quedarse en casa emitidas por varios estados, los estadounidenses se volcaron en menor medida a los shoppings y locales gastronómicos. Pese al moderado crecimiento, se trata de una fuerte caída frente al 41% del tercer trimestre.

Por otra parte, el gasto público (el gobierno de los EE.UU. invirtió cerca de u$s 4 billones en programas de asistencia para personas y empresas) se redujo en los últimos meses, mientras el país resolvía la transición. El ingreso personal disponible cayó 9,5% como resultado de la reducción de algunos beneficios sociales, especialmente las ayudas por desempleo.

Precisamente, el restablecimiento de las restricciones por la pandemia generó un aumento en las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo, que suelen tomarse como parámetro para medir la desocupación. Hace dos semanas los nuevos pedidos rozaron el millón (la cifra más alta desde agosto), pero esta semana se estabilizaron en 847.000. Actualmente, unas 18 millones de personas dependen de los programas de asistencia por desempleo que reparten el gobierno federal y los estados.

La pelea en el Senado

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, dijo que la cámara comenzará a tratar la próxima semana el mega paquete de u$s 1,9 billón que anunció el presidente Joe Biden. Se trata de la primera prueba legislativa para Biden y el mandatario espera que el proyecto sea aprobado con apoyo bipartidista.

EE.UU.: Biden ordenó cuarentena para las personas que lleguen al país y el uso de tapabocas en los vuelos

Sin embargo, los senadores republicanos (reacios al gasto público) e incluso un grupo de demócratas están preocupados por el enorme costo del paquete. Aunque los demócratas tienen la mayoría en la cámara -la conformación es 50-50 tras las elecciones de Georgia, y la vicepresidenta Kamala Harris debe desempatar las votaciones- los republicanos todavía puede complicar los proyectos del presidente.

Salvo algunas excepciones como las leyes vinculadas al presupuesto o al nombramiento de jueces, casi todas las leyes requieren una mayoría de 60 senadores para terminar el debate y pasar a la votación. Si Biden no logra convencer a los senadores díscolos, la negociación podría extenderse varias semanas. Si bien hay formar de esquivar ese obstáculo, para Biden sería importante que su primer gran medida económica tuviera el apoyo de ambos partidos, especialmente después del asalto al Capitolio.

Biden inicia su presidencia con 15 medidas para revertir las políticas de Trump

Se especula que el gobierno podría presentar una propuesta dividida, con un primer paquete más pequeño que los republicanos estén dispuestos a tratar. Sin embargo, la Casa Blanca rechazó la idea.

La semana pasada, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, instó a los senadores a "actuar en grande" y seguir inyectando dinero para evitar una recesión más larga de lo necesario, con secuelas a largo plazo para la economía.

El FMI pide más estímulo fiscal

Siguiendo esta línea, hoy el FMI instó a los gobiernos a que mantengan el apoyo fiscal hasta que la recuperación económica esté firme.

Según la última actualización del Monitor Fiscal, el año pasado los gobiernos invirtieron alrededor de u$s 14 billones en estímulo fiscal: u$s 7,8 billones entre gasto directo e ingresos no percibidos; y u$s 6 billones en garantías, préstamos e inyección de capital. El año pasado, la deuda mundial significó el 98% de toda la producción económica y se espera que este 2021 ascienda a 99,5%.

"La cooperación global para producir y distribuir ampliamente tratamientos y vacunas a todos los países a bajo costo es crucial", dijeron funcionarios en el blog del FMI. "La vacunación es un bien público mundial que salva vidas y eventualmente ahorrará el dinero de los contribuyentes en todos los países. Cuanto antes termine la pandemia mundial, las economías pueden volver a la normalidad más rápido y la gente necesitará menos apoyo gubernamental", agregó el comunicado.

En este sentido, la titular del organismo Kristalina Georgieva, dijo hoy: "Tenemos una señal muy fuerte de nuestro mayor accionista, Estados Unidos, de que vamos a trabajar más juntos, desde el tema del clima hasta ayudar a los países en desarrollo en esta crisis".

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios