Guerra en Ucrania: Estados Unidos dice que quiere ver a Rusia "debilitada"

Los secretarios Antony Blinken (Departamento de Estado) y Lloyd Austin (Defensa), viajaron a Kiev en la visita estadounidense de más alto perfil desde que comenzó la invasión. Rusia le exigió a Washington que deje de enviar armas a Ucrania.

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, dijo que Washington quiere ver a Rusia "debilitada hasta el punto en que no pueda hacer el tipo de cosas que ha hecho al invadir Ucrania".

Rusia "ya ha perdido mucha capacidad militar y muchas de sus tropas", dijo Austin y agregó: "queremos que no sean capaces de reproducir muy rápidamente esa capacidad". Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, evaluó que: "Cuando se trata de los objetivos bélicos, Rusia está fracasando, Ucrania está teniendo éxito".

Con la guerra ya entrada en el tercer mes, la Casa Blanca envió a Austin y Blinken, a Kiev en señal de apoyo. Se trata de la visita estadounidense de más alto perfil desde que comenzó la invasión ya que, a pesar de las especulaciones, la Casa Blanca ha descartado sistemáticamente una visita del presidente Joe Biden a Ucrania. Lo más cerca que estuvo Biden de Ucrania fue en marzo pasado cuando visitó a las tropas estadounidenses en Rzeszow (Polonia) a unos 100 km de la frontera.

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 61: reportan explosiones en Moldavia, sería el primer ataque en un tercer país

Guerra Rusia-Ucrania: Biden envía u$s 1300 millones en ayuda a Ucrania, mientras Putin dice que tomó Mariúpol

Blinken y Austin prometieron u$s 713 millones en financiamiento militar para Ucrania (que recibiría unos u$s 322 millones) y otros 15 países aliados.

Ucrania ha presionado a los Estados Unidos y sus aliados para que envíen armas pesadas para frenar el avance de las tropas rusas sobre el este, en la zona del Donbás, donde reorientaron su ofensiva tras los intentos fallidos en el norte y el centro del país.

El presidente Biden prometió la semana pasada u$s 1300 millones adicionales en armamento y ayuda económica, que se sumó a un paquete anterior por u$s 800 millones que incluyó por primera vez artillería pesada, así como helicópteros adicionales. Los últimos envíos de ayuda incluyen docenas de Howitzers (un sistema de artillería) y drones de ataque. En total, Estados Unidos ha destinado alrededor de u$s 3700 millones a Ucrania desde el comienzo de la invasión.

El embajador de Rusia en Washington, Anatoly Antonov, dijo que Moscú mandó una nota diplomática exigiendo el cese de los envíos de armas estadounidenses a Ucrania. "Lo que hacen los estadounidenses es echar nafta a las llamas", dijo Antonov al canal de televisión Rossiya 24 y agregó: "Sólo veo un intento de aumentar las apuestas, de agravar la situación, de ver más pérdidas".

Estados Unidos y sus socios de la OTAN han descartado enviar tropas a Ucrania -cuyas aspiraciones de integrar la alianza militar se extinguieron con la invasión-, pero sí están suministrando armas (drones, artillería Howitzer, misiles antiaéreos Stinger y antitanques Javelin), cada vez más pesadas.

Por otra parte, los rusos buscan interrumpir el suministro a Ucrania bombardeando su infraestructura ferroviaria. El Ministerio de Defensa ruso dijo que el ejército había destruido seis instalaciones donde se cargaba equipo militar para enviar a la zona del Donbás vía tren.

¿Vladímir Putin está enfermo? Crecen los rumores sobre su Parkinson, así se lo vio en la misa de Pascuas ortodoxa 

En Lviv (al oeste de Ucrania, cerca de la frontera con Polonia) se produjo un incendio en la estación de tren de Krasne tras un ataque con misiles rusos, según informó el gobernador regional, Maksym Kozytskyi, en Telegram. En Vinnytsia, al sudoeste de Kiev, las ciudades de Zhmérinka y Koziatin (ambos centros ferroviarios) también fueron blanco de los misiles rusos, dijo el gobernador regional, Serhiy Borzov y e informó que se registraron muertos y heridos.

El ejército ruso también destruyó un depósito de armas cerca de Sláviansk, en Donetsk, según dijo el Ministerio de Defensa del Kremlin.

Por otra parte, Washington también está reforzando su presencia diplomática en Kiev: Biden nombró a la diplomática Bridget Brink (hasta ahora embajadora en Eslovaquia) como la nueva embajadora en Ucrania, un puesto crucial que estuvo vacante durante casi tres años.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.